El Emergente

El Emergente

¿Empezó a ganar La Guaira?

Los escualos vencieron ayer por segundo día corrido, algo que no hacían desde el 14 de octubre

Fue casi un sueño hecho realidad para el manager Carlos Subero: anoche su pitcher abridor llegó hasta el séptimo inning, con sólo dos carreras en contra; su bullpen contuvo hasta el noveno tramo al lineup que más bateó en las primeras cuatro semanas del campeonato y los Tiburones consiguieron ganar en días consecutivos por primera vez desde el 14 de octubre, 7 por 6 frente a los Tigres, para empatar el quinto lugar de la tabla en el estadio Universitario.

Chris Mason se repuso a un jonrón de dos carreras de Wilson Ramos en el primer episodio, el zurdo Jesús Yépez debutó exitosamente con los salados y Fernando Rodríguez aisló un imparable en casi tres innings de auxilio, para hacer sonar la samba de La Guaira, así fuera con un susto al recoger los bates.

Los escualos no hilvanaban una cadena de dos o más triunfos desde que vencieron tres veces en fila, del 11 al 14 de octubre.

“Tenemos que empezar a llenar esa casilla de victorias”, señaló Subero, con una enorme sonrisa. “Mientras sigamos anotando seis o siete por juego, tendremos récord positivo”.

Los salados comenzaron con 6.38 de efectividad colectiva. El martes, el piloto se quejó porque el staff y la mala defensa estaban permitiendo 10 rayitas por noche. De no ser por los cuadrangulares de Justin Huber y Chris Carter, que le dieron a Aragua cuatro marcas en el noveno, el sueño de la recuperación habría sido completo.

“Tenemos que ganar como sea”, terció Subero. Y su campocorto Miguel Rojas, que sofocó rebeliones con jugadas de cabeza, incluyendo una en el hueco para iniciar un dobleplay, añadió: “No importa cómo ganemos. Trabajando en conjunto, como hoy, conseguiremos resultados”.

El vuelacercas de Ramos bordo fue todo el daño que permitió Mason, primer abridor litoralense que llega tan lejos en un encuentro.

“Me quito el sombrero ante él”, declaró el derecho. “Le hice un buen pitcheo, un slider en 0-2, y me la sacó por el right. Tiene fuerza”.

Ramos quedó como líder solitario entre los jonroneros, única buena noticia para los visitantes. Los de casa tuvieron más motivos para celebrar.

“Es increíble que después de 21 juegos sin victorias para tus abridores, consigan triunfos en días consecutivos”, festejó Subero.

Los Tiburones aprovecharon siete boletos, tres lanzamientos descontrolados y dos pelotazos para hacer dos carreras en el segundo, el cuarto y el sexto actos, además de una en el octavo. Con todo, dejaron a 16 en circulación, incluyendo tres veces las bases llenas, y entre Pedro Guerra y Jon Link casi estropean la fiesta en el noveno.

“No estoy preocupado”, exclamó Subero. “Perdimos varios juegos increíbles. Es justo que venzamos unas cuantas veces como hoy”. Y es justo, entonces, que inicien una cadena de ganados.

La frase

“Que vengan las victorias. Como sean. Tenemos que empezar a llenar esa casilla en la tabla de clasificación”
Carlos Subero

Publicado en El Nacional, el jueves 5 de noviembre de 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante