El Emergente

El Emergente

Los Medias Blancas tomaron a Ozney Guillén

El joven sopesa ir a la universidad. Su padre aseguró estar «decepcionado» con la ronda en que escogieron al outfielder y la prensa da por descontado que optará por ir a la universidad

La carrera en el beisbol profesional puede estar por empezar para un tercer Guillén. ¿O no?

Los Medias Blancas tomaron el martes en el draft universitario y colegial al outfielder Ozney Guillén, el hijo menor del manager Oswaldo Guillén, con la intención de hacerle jugar en las sucursales de la organización a partir de este año.

Ozney se une a su hermano Oney y a Ken Williams Jr., el mayor de los vástagos del gerente general Kenny Williams, como familiares del alto mando patiblanco que han sido seleccionados en el draft a partir de 2007.

Es una tradición de la divisa dar una oportunidad en el campo rentado a los descendientes de sus empleados más renombrados, dijo el diario Chicago Tribune.

Algunos medios adelantaron que el novel jardinero está decidido a declinar la oferta y asistir, en cambio, a la universidad.

Ozney tiene un preacuerdo con la Universidad del Sur de Florida, que le ofreció una beca, y puede unirse a esa casa de estudios durante el verano boreal, reportó el Tribune.

El Chicago Sun-Times definió como “una bofetada en la cara” que el patrullero fuera tomado tan lejos en el draft, que consta de 50 rondas.

“Este no es un día fácil para la familia”, aseguró el estratega, durante la conversación que sostuvo antes del encuentro contra los Tigres, en el US Cellular Field.

Guillén padre indicó que prefería pagarle él mismo un bono de 50.000 dólares a su hijo, para que no firme con los Medias Blancas y, en cambio, se vaya a la universidad “o a (la híper tienda de artículos deportivos) Nike Town”.

Las declaraciones del manager de los Medias Blancas fueron tan duras, colofón de varios desencuentros con Williams, que el Sun-Times plantea en su edición de este martes que uno de los dos debe dejar el club y que la decisión corresponde al propietario Jerry Reinsdorf.

Sólo los jugadores universitarios y colegiales que son seleccionados en las primeras rondas reciben bonificaciones de seis y hasta siete cifras en dólares.

El piloto pidió la semana pasada que no le dieran un trato especial a su hijo, sólo por su apellido: “Si creen que es un número 30, tómenlo en la ronda 30. Si creen que es un número 2, tómenlo en la ronda 2”, declaró al Tribune.

La cifra:
27

venezolanos, cuando menos, han sido seleccionados en la historia del draft colegial y universitario. Los primeros fueron Hernán Adames (1986), Rouglas Odor (1988) y Rolando Caridad (1989). Uno de ellos fue Oney Guillén, hermano de Ozney, tomado en 2007 y ya retirado del beisbol profesional

Después de Stephen Strasburg y Mike Stanton
AHORA SÓLO FALTA JESÚS MONTERO

Jesús Montero es el prospecto número uno de los Yanquis y posiblemente el joven que más promete en la expedición venezolana en las ligas menores.

Montero también es uno de los cinco principales talentos en la lista anual que elabora Baseball America, la publicación que cubre con mayor profundidad el sistema de granjas de la gran carpa.

Cuatro de esos cinco elegidos están ya en las grandes ligas, contando la graduación, anoche, de los fenómenos Stephen Strasburg, pitcher de los Nacionales, y Mike Stanton, outfielder de los Marlins.

Los Bravos cuentan desde el juego inaugural con el jardinero Jayson Heyward y los Orioles incluyeron a Brian Matusz en su rotación desde el vamos.

La principal virtud de Montero, la ofensiva, ha impedido que sea subido por los neoyorquinos. El carabobeño batea para .214 en triple A.

Publicado en El Nacional, el martes 9 de junio de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante