El Emergente

El Emergente

Frank Díaz lideró la venganza de los Bravos

El equipo con menos ofensiva hasta ahora en el campeonato se destapó a batear anoche, en el estadio Universitario, para vencer 11 por 5 a los Leones

Heath Totten estuvo a punto de igualar el récord de aperturas seguidas sin dar boletos

Anoche explotó el equipo con la más baja ofensiva en la temporada 2009-2010, y sus miembros quieren verlo como una señal de las cosas por venir.

Frank Díaz encabezó el ataque de los Bravos con un jonrón y dos sencillos, en un encuentro recortado a cinco innings debido a la lluvia, llevando a Margarita a una victoria sobre el Caracas, 11 carreras por 5 en el estadio Universitario.

Fue una revancha por las tres caídas en fila que los orientales tenían frente a los Leones, especialmente por la ocurrida la noche precedente, en el mismo escenario.

Aunque para el manager encargado de los insulares, Osmín Meléndez, fue algo más que eso.

“Era cuestión de tiempo”, soltó el estratega. “Estábamos dando 8, 10, 12 hits por juego y no anotábamos más que 2 carreras. Pero los hits van a juntarse y vamos a anotar más. Este no es un equipo para batear .230 de average”.

Los neoespartanos llegaron al duelo con .233 de promedio colectivo, el más bajo del circuito, y apenas 85 rayitas en total, único elenco por debajo del centenar en ese departamento.

“Pero era cuestión de darle tiempo al tiempo”, ratificó Díaz, el capitán de los visitantes.

Los Bravos atacaron temprano al abridor de los Leones, Brian Baker, quien hacía su primer inicio de la campaña. Le hicieron una, con un pelotazo y dos sencillos en el segundo acto, y agregaron tres más en el tercero, enviándole a las duchas.

La toletería insular sólo tenía .309 de promedio de embasado y .327 de slugging antes del choque, también las peores cifras del campeonato, y sin embargo también trituraron el bullpen rival.

“Creo que ya empezó a verse el trabajo de (el recién llegado coach de bateo Hensley) Meulens”, advirtió Meléndez. “No deben olvidar que él los conoce a todos aquí desde el año pasado”.

El castigo llegó al extremo de la humillación. Los margariteños enviaron a 9 hombres al home en el tercer acto y a 10 más en el quinto. La afición capitalina perdió la paciencia y abucheó a Josh Wilkie, el último lanzador de la casa, pidiendo su salida del encuentro. Los ex caraquistas Marco Yépez, René Reyes y Henry Blanco —de nuevo aplaudido, como en cada presentación en el Universitario— se embasaron en 7 de 10 apariciones y Javier Brito coronó con un doblete barrebases la reacción de 6 rayitas que los forasteros consiguieron cuando estaba a punto de completarse el juego legal.

“Es importante ganar, después de una derrota como la del miércoles”, admitió Meléndez, cuyo equipo quedó solo en el tercer puesto, a un juego de los Navegantes y a dos de las Águilas en el tope. “Aquí no estamos pensando en Caracas o Magallanes. Lo importante es seguir unidos y jugar como equipo”.

Totten rozó la historia

Heath Totten llegó al encuentro con siete aperturas seguidas y 28 innings consecutivos sin entregar bases por bolas, hasta que pasó a Jackson Melián en el tercero, dejando la cadena en 30 episodios y 2 tercios. De haber resistido hasta la llegada de la lluvia, habría igualado la marca de la liga, de ocho inicios en fila sin transferencias. “Me molesté, porque no soy pitcher de dar boletos”, indicó. “Perdí un poco la concentración y me costó caro, porque después (Josh Kroeger) me dio un jonrón de tres carreras. Sabía que no tenía bases por bolas, pero no lo del récord. Al menos quedo contento, porque ganamos”.

Extra bases

Jackson Melián se embasó las tres veces que fue a batear, horas después de haber sido ratificado como primer bate por el manager Dave HudgensBrian Baker hará alrededor de 60 pitcheos en su segunda apertura, la semana entrante… Raúl Padrón volvió a ser el catcher de los Leones, ante los problemas físicos de José Lobatón y Carlos Maldonado. Es la tercera apertura para él detrás del plato en su carrera, todas en esta temporada… Jeff Farnsworth es el dueño del récord de 8 aperturas seguidas sin dar boletos, que Heath Totten casi iguala… El padre de José Oliveros, jugador de los Bravos en la liga paralela, fue asesinado en un intento de robo… El coach de bateo Hensley Meulens, quien cumple el mismo rol con los Gigantes de San Francisco, lleva dos días trabajando con los toleteros insulares, para tratar de elevar el promedio colectivo que, antes del encuentro de anoche, era de .233 puntos… 10.234 personas pagaron entradas en el Universitario.

Publicado en El Nacional, el viernes 19 de noviembre de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante