El Emergente

El Emergente

Los Tiburones prometen cambios

Pedí permiso a Williams Brito para compartir con ustedes esta entrevista que le hizo a la directiva de La Guaira sobre la fracasada temporada 2010-2011

Por Williams Brito
Twitter: @willibrito
Visita su blog: http://quiebrerapido.blogspot.com

La directiva de los Tiburones adelantó que hará modificaciones en el sistema de trabajo para la próxima campaña, después de una temporada adversa

La noche del viernes, Antonio José Herrera, vicepresidente de los Tiburones, preparaba los planes para la campaña 2011-2012 con los gerentes deportivos.
«Quedar eliminados sólo da una ventaja: comenzar el trabajo antes», dijo el directivo que lamenta la temprana eliminación de La Guaira, luego de tres participaciones consecutivas en el round robin.

El ejecutivo más efervescente de la organización, que alentó el slogan «Todo o nada» al principio de la temporada, ahora está más sereno, y luego de las evaluaciones reconoce las fallas y promete, junto con el buró escualo, hacer los ajustes para el venidero torneo.

Jorge Velandia, que fue ratificado en la gerencia deportiva, donde comparte trabajo con Francisco Cartaya, Alejandro Herrera y José Luis Mora, ha conversado con Marco Davalillo para acordar su firma como manager para el próximo torneo. Mientras, Antonio Herrera adelanta que el equipo hará un mini campamento el 15 de septiembre, tratará de contratar a todos sus jugadores que están en el beisbol organizado y modificará la estructura del club para darle paso a los peloteros emergentes.

Señalados como favoritos para ganar el título después de 25 años, desencuentros con el piloto Carlos Subero y los pésimos resultados bajo el mando de Phil Regan dejaron al equipo fuera de competencia con marca de 26-35. No obstante, la llegada de Davalillo eleva la esperanza de la organización.

-¿Cómo pueden responder a los fanáticos que creyeron que este era el año del título?

-Siempre digo que los fanáticos compran una entrada para ver ganar a su equipo, no para verlo mejorar. Tienen todo el derecho a estar molestos. Mientras no ganemos no podemos estar en desacuerdo con sus reacciones. La directiva es la que carga con las culpas cuando las cosas no salen bien. Ningún gerente gana el Más Valioso, pero no eludimos nuestra responsabilidad. Sufrimos un desgarramiento con la eliminación. Pero no me amilana y estamos con una energía renovada porque mientras más rápido tengamos éxito resolveremos el error.

-¿Cuál fue el principal error que se cometió?
-Obviamente no tuvimos una buena temporada a pesar de que terminamos bien con Marco Davalillo. El único hecho positivo fue el repunte de la última parte, que permitió que el equipo se reencontrara con la tendencia exitosa de las tres temporadas recientes. Hay errores que no debemos cometer, como crear una expectativa demasiado alta y fatalista como el «Todo o nada». Eso hizo que el colectivo se viera comprometido por una presión innecesaria.

-Después de la salida de Carlos Subero no hubo buenos resultados con Phil Regan. ¿Por qué no nombraron a Davalillo antes?
-En el pasado habíamos conversado con Davalillo para evaluar la posibilidad de que tomara el equipo. Nos dijo que nunca sustituiría a Carlos Subero. Si no nombramos a Marco inmediatamente después de la salida de Carlos fue porque no lo habría aceptado. La ruta que seguimos era la única posible. Siempre tuvimos un diálogo con Subero acerca de quien sería su sustituto, pero Regan era el único disponible, era la única salida para la crisis que sufrimos en ese momento. Después Davalillo tomó el cargo cuando la situación lo ameritó.

-¿Se ha definido al cuerpo técnico del equipo para la próxima campaña?
-Davalillo es el principal candidato para manager y nos hemos reunido. Preferiríamos que fuera por una temporada con opción a una segunda. Si él es el manager, nos pidió que mantuviéramos un número importante de los técnicos actuales. Queremos decidir lo más pronto posible, pero no tenemos apuro. Quien tome ese cargo debe tener la convicción de ganar y sentirse a gusto.

-¿El equipo hará cambios?
-No gustaría que los receptores jóvenes tuvieran mayor actividad, así como los jugadores jóvenes de infield. El cambio de peloteros es una posibilidad que está abierta, a pesar de que contamos con buenos jugadores que lamentablemente no tuvieron un buen año. La única fórmula para tener un equipo campeón es formar nuevos peloteros, eso no se logra de la noche a la mañana. Vamos a recoger los frutos que sembramos hace seis años. Pero también contamos con experimentados de calidad como Luis Rodríguez, Maicer Izturis y Jorge Julio Tapia, entre otros.

-La Guaira tuvo muchos peloteros en la liga instruccional. ¿Qué harán con ellos?
-El club tiene ventajas con respecto a las campañas anteriores. Por primera vez tenemos 25 lanzadores, 13 de ellos abridores. Algunos en clase A fuerte y doble A. Necesitamos que por lo menos dos puedan integrar la rotación porque eso nos ayudaría a pensar a traer tres jugadores de posición en la próxima campaña. Pero la gerencia ha concluido que es importante determinar si podemos resolver lo más rápido posible la designación del manager.

-Luego de estar dos veces cerca de la final, ¿piensa que el resultado de este año es un revés?
-Es un revés si interrumpe la cadena ascendente en el mediano plazo. Pero nosotros resolvimos los problemas de la temporada sobre la marcha y terminamos bien. Debemos hacer los ajustes pero no reconstruir todo. Por eso echamos el resto en la recta final al traer a Jay Gibbons para jugar tres partidos, además de asegurar a Gaby Hernández y a Ryan Vogelsong en caso de que tuviéramos que jugar la doble cartelera contra Bravos. Hay variables que no se pueden controlar como el caso de Alex Cabrera, que no logró resolver rápido el contrato en Japón o la recuperación de Francisco Rodríguez, cosas que impidieron que se unieran al equipo rápido y eso nos afectó.

Publicado en El Nacional, el domingo 9 de enero de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante