El Emergente

El Emergente

Eduardo Sánchez persigue marca de Kelvim Escobar y el Kid

El espaldarazo que le dio San Luis le ha puesto en camino a un registro nacional. El relevista aragüeño busca convertirse en el tercer venezolano que rescata al menos 14 juegos a los 22 años de edad

Eduardo Sánchez tiene este año la oportunidad de alcanzar y superar un registro para cerrojos venezolanos, impuesto por Kelvim Escobar en 1997 e igualado por Francisco Rodríguez, seis torneos después.

El anuncio que Dave Duncan, coach de lanzadores de los Cardenales, hizo esta semana, ratificando a Sánchez con la primera opción en el comité de cerradores que emplea San Luis, le permitirá al aragüeño aspirar a conseguir al menos 14 salvados, que es la marca para un pitcher venezolano en las grandes ligas con 22 años de edad, como él.

El nativo de Maracay llegó al fin de semana con 4 rescates en 5 intentos. Aún no ha sido nombrado por el manager Tony LaRussa como el dueño absoluto del noveno inning, pero mientras esté entre quienes relevarán en esa entrada, mantendrá la opción de escribir su nombre en el libro de records de Venezuela en las mayores.

Escobar preservó 14 triunfos de los Azulejos en su temporada de novato. Aquella es la marca para serpentineros criollos a tan joven edad, incluso también para los 21, que era la cantidad de abriles que entonces contaba el varguense.

El nativo de La Sabana ya no fue usado como cerrador por Toronto en 1998.

Rodríguez tuvo algunas ocasiones de cerrar con los Ángeles entre 2003 y 2004, mientras fungía como setup de Troy Percival. Consiguió 2 salvamentos en el primero de esos años y 12 en el segundo, cuando su documento de identidad señalaba 22 eneros.

Manuel Sarmiento era el propietario de la vieja marca. Entre 1976 y 1978, con los Rojos, consiguió 6 rescates antes de cumplir los 23 años de edad.

Wilson Álvarez y Richard Garcés lograron un salvado (Álvarez, en 1992) y dos (Garcés, entre 1990 y 1993) antes de cumplir los 22 años de edad.

También Aurelio Monteagudo aparece entre quienes han preservado triunfos en las grandes ligas tan temprano en sus vidas, aunque lo hizo en 1966, cuando todavía jugaba con pasaporte cubano.
Monteagudo se nacionalizó venezolano antes de su segunda y última pasantía en las mayores, que discurrió de 1970 a 1973.

Publicado en El Nacional, el sábado 14 de mayo de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante