Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Aníbal Sánchez se convirtió en un ponchador

El aragüeño ahora guillotina a dos bateadores más por cada nueve innings que lanza. Ningún abridor venezolano tiene mejor promedio de abanicados que él y ya es uno de los líderes de la Nacional en ese departamento

Aníbal Sánchez nunca fue un ponchador en las grandes ligas, aunque en su carrera muestre una media de 7,26 guillotinados por cada 9 innings lanzados.

El aragüeño, de hecho, figura en el puesto 39 entre los 108 venezolanos que, según Baseball Reference, han hecho al menos un pitcheo hacia el home en las grandes ligas.

Pero Sánchez ha mostrado una nueva cualidad en 2011. Sea por su nuevo régimen alimenticio o por el plan de preparación física que siguió en el receso invernal, se ha convertido en el nuevo verdugo de la expedición nacional, ya con 101 fusilados y más de uno por episodio lanzado.

El as de los Marlins ha mejorado en casi dos puntos su relación de abanicados por cada nueve entradas, llevando su promedio a 9,15, en niveles de excelencia.

Únicamente cuatro relevistas, ningún abridor, presentan mejores ratas que Sánchez entre el grupo criollo: Juan Carlos Gutiérrez (11,29), Henry Rodríguez (11,07), Eduardo Sánchez (10,36) y Francisco Rodríguez (10,32).

Gutiérrez es el único entre todos los serpentineros del patio que ha incrementado más que el derecho de Florida su media por cada 9 tramos, de acuerdo con Baseball Reference; el setup de Arizona pasó este año de 8,18 a 11,29, la mejor frecuencia ponchadora para un tirador del patio en el presente.

Los apagafuegos tienden a salir de más bateadores por la vía de los tres strikes, al no tener la necesidad de administrarse. El caraqueño ha recorrido prácticamente un inning por salida en 2011, contra 6.2 que ha trabajado el maracayero en cada presentación.

Kelvim Escobar es el mejor ejemplo en este aspecto, por haber cumplido ambos roles con desenvoltura. Sus topes personales, incluyendo 10,5 en 2007, ocurrieron cuando actuó principalmente como bombero, con una media de por vida de 9,8. Su total como abridor, en cambio, es 7,4.

Sánchez amaneció ayer en la quinta plaza entre los principales verdugos de la Liga Nacional, con 101 guillotinados, igualado con Tim Lincecum y a sólo dos de Cole Hamels. Los que le superan son la élite pura: Cliff Lee (111), Roy Halladay (114) y Clayton Kershaw (117).

El de Maracay, súbitamente, se ha convertido en uno de los mejores ponchadores del beisbol.

El dato:

Félix Hernández es el venezolano con más ponches este año. Tiene 108 y le disputa el liderato a Justin Verlander, quien acumula 110. Pero aunque ha mejorado la media de su carrera hasta un tope personal de 8,6 por cada 9 innings, está por debajo de Aníbal Sánchez en ese aspecto

Territorio de relevistas

Una búsqueda en Baseball Reference permite acumular a todos los lanzadores venezolanos que han pasado por las grandes ligas y contrastarlos por departamentos.

Sin tomar en consideración un mínimo de episodios lanzados, los 10 con mejores promedios de ponches por cada 9 innings son relevistas, comenzando por Francisco Rodríguez (11,28) y siguiendo con Melchor Pacheco (11,12), Harvey García (10,95), Henry Rodríguez (10,73) y Ugueth Urbina (10,51).

El mejor abridor en esa estadística es el hoy lastimado Johan Santana (8,85), quien encabezó la Liga Americana en abanicados tres veces, entre 2004 y 2006, con un techo de 265 que se mantiene como el récord criollo.

Aníbal Sánchez proyecta este año 224 y Félix Hernández 243.

Publicado en El Nacional, el miércoles 22 de junio de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.