El Emergente

El Emergente

Brayan Villarreal es el único que parece cerca de regresar

Ocho venezolanos han sido bajados en lo que va de campeonato y ha sido el derecho de los Tigres de Detroit quien ha dado mayores muestras de progreso, enviado a triple A para trabajar en sus pitcheos secundarios

Brayan Villarreal abrirá este lunes el juego de los Mud Hens de Toledo, con el objetivo de seguir haciendo méritos para formar parte del bullpen de los Tigres en las grandes ligas.

El nativo de La Guaira fue visto como iniciador por los bengalíes al menos entre 2008 y 2010, pero esta incursión tiene el paradójico objetivo de ayudarle a ser mejor bombero.

El manager Jim Leyland envió a Villarreal a las menores con el objeto de darle tiempo para pulir sus herramientas y regresar fortalecido. Y de los ocho venezolanos que han sido bajados hasta ahora, es quien parece más cerca de retornar.

Los lanzadores. Félix Doubront, Armando Galarraga y Villarreal son los tres pitchers criollos que, después de lanzar esta temporada en las mayores, fueron devueltos a las granjas.

Los tres están abriendo juegos, aunque Doubront empezó como especialista zurdo de los Medias Rojas y Villarreal sigue siendo visto como relevista corto por los felinos.

Galarraga es quien marcha peor. El viernes, un día después de cumplirse un año de su juego casi perfecto, hizo su segunda presentación desde que fue bajado por los Cascabeles y explotó.

Tacoma apaleó al sucrense con dos jonrones y 10 carreras en sólo cuatro entradas, lo que infló a 11.00 la efectividad del cumanés.

Lo más delicado con Galarraga ha sido el descontrol. Ha entregado nueve bases por bolas, una por cada inning que ha lanzado.

Doubront también ha tenido inconvenientes de control, con siete pasaportes en 17 actos, pero en cinco choques tiene 1.59 de efectividad, 23 ponches y los contrarios apenas le batean para .172 de average.

El problema con el zurdo está en los planes de Boston. Le quieren como abridor, pero por haber empezado como relevista en las mayores y debido a una lesión que le envió a la lista de incapacitados, aún no lanza más de 4.1 tramos por salida. De hecho, promedia 3.1 innings por presentación.

Villarreal, en cambio, parece tener el paquete completo. Detroit le puso a iniciar encuentros para que tenga más tiempo de trabajar sus pitcheos secundarios y, luego de tres incursiones, el balance es positivo.

El diestro varguense tiene 2.53 de efectividad, sólo ha entregado una transferencia, suma nueve ponches en 10.2 pasajes, los derechos le batean para .182 y los zurdos, mejor aún, sólo tienen .176 de average en su contra.

Los receptores. Gustavo Molina, Jean Carlos Boscán y Jesús Flores son los tres catchers criollos que han sido bajados, tras una pasantía este año arriba.

Molina y Boscán no tienen grandes esperanzas de regresar, salvo porque ocurra algo inesperado con los catchers de los Yanquis y los Bravos. Su presencia en esas organizaciones se debe a lo que a menudo se define como “profundidad en las menores” y, de hecho, sus ascensos en 2011 fueron una sorpresa.

Flores es un caso distinto. Fue prospecto de los Nacionales y titular, hasta que las lesiones le sacaron del juego. Aunque batea para .256/.271/.376 en triple A, es visto por Washington como el suplente de Wilson Ramos, una vez puedan cambiar a Iván Rodríguez. La cosa es que, en efecto, puedan salir del “Pudge”.

El infielder. Luis Valbuena estuvo un día con los Indios, antes de ser devuelto a las menores. No le ha ido mal en triple A, pues batea para .295/.350/.446, pero no recuperará su estatus de candidato a titular mientras no deje atrás el swing grande y empiece a sumar boletos y sencillos.

Tiene casi un pasaporte por cada 10 turnos; quizás esté aprendiendo la lección.

El patrullero. Ezequiel Carrera tuvo un paso fugaz, pero aplaudido por Cleveland, gracias a que hasta decidió un juego con un toque de bola. De regreso a triple A, tiene .277/.357/.359 y sigue dependiendo de que vuelva a lastimarse alguno de los outfielders de la tribu.

La cifra:
12

Hay 12 venezolanos en las listas de incapacitados de las grandes ligas, desde el astro Johan Santana (que espera estar de vuelta en julio) hasta la dupla compuesta por Reegie Corona y Mauricio Robles, técnicamente en las mayores, aunque en sus vidas han disputado un partido en la gran carpa

José López al estrado

Este domingo es un día crucial para José López, si no ocurrió nada después de escribir estas líneas y antes de ser leída esta nota. Este domingo es el último día en que los Rockies pueden intentar cambiar al anzoatiguense.

En caso de no conseguir un compañero de transacción, Colorado deberá mañana pasar por waivers al infielder y, si no es tomado por otra divisa, enviarle a las menores o dejarle en libertad.

Es difícil que otra escuadra se interese, por el salario de 3,6 millones que gana López, a menos que quede libre y pueda ser contratado por el sueldo mínimo de las mayores, alrededor de 412.000.

Publicado en El Nacional, el domingo 5 de junio de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante