El Emergente

El Emergente

Elvis Andrus corre detrás de Luis Aparicio

El torpedero de los Rangers igualó el récord de robos consecutivos del zuliano, al llegar este jueves en la noche a 26 estafas al hilo, la marca de la expedición nacional en las grandes ligas

¿Qué habrá pasado por la cabeza de Luis Aparicio al ser puesto out robando, el 2 de junio de 1958?

Aquel día ocurrió algo extraordinario: el pitcher de los Yanquis, Whitey Ford, y su catcher, Yoghi Berra, fueron más rápidos que el zuliano cuando éste salió al robo.

Aparicio no había sido retirado en un intento de estafa durante los primeros dos meses de aquella temporada. Sumaba 11 sacos, al momento de ser detenido. Pero hay más: contando desde el 28 de julio de 1957, el nativo de Maracaibo había acumulado 26 bases robadas consecutivamente.

Con tan pocos grandeligas criollos en las mayores por ese entonces —apenas el Patón Carrasquel, Chucho Ramos, Chico Carrasquel, Pompeyo Davalillo, Ramón Monzant y el propio Aparicio habían jugado en la gran carpa— es probable que el inmortal marabino no prestara atención al hecho de que dejaba una marca para la historia.

Casi todos los registros de aquellos precursores eran records, después de todo.

Pero esas 26 almohadillas seguidas que escamoteó Aparicio sin ser retirado permanecieron durante décadas como un hito inamovible para la expedición nacional. Hasta la aparición de Elvis Andrus.

El caraqueño de los Rangers llegó anoche a 18 robos al hilo en esta campaña y 26 desde el campeonato pasado. No sólo es el bigleaguer con más estafas sin ser puesto out en 2011, como subrayó el reporte de prensa de los texanos; también igualó el tope que impuso el único venezolano que posee una placa en Cooperstown y amenaza ahora con dejarlo atrás.

Andrus, que en la jornada también aventajó a Jacoby Ellsbury en el liderato de los ladrones de la Liga Americana, empezó su propia seguidilla el 7 de octubre, en plenos playoffs. El día anterior había sido retirado por el zurdo David Price y su receptor Kelly Shoppach. Después de ese fracaso, empalmó ocho estafas corridas, hasta la Serie Mundial.

Que la primera parte de la actual cadena ocurriera en postemporada tal vez deje al shortstop de los vigilantes con un premio moral, únicamente. Algunos quizás le pidan que llegue a 26 en pleno campeonato regular, para proclamarle verdadero copropietario de la marca.

El esfuerzo de Andrus, sin embargo, bien vale el aplauso. Después de todo, la hazaña de Aparicio fue tan difícil, que sólo terminó cuando se unieron en su contra dos miembros del Salón de la Fama.

El dato:

Elvis Andrus se robó el home el 20 de mayo y el miércoles estafó dos bases con dos pitcheos consecutivos

Siguen Ichiro y luego Coleman

Ichiro Suzuki es el corredor que ha robado más bases de manera consecutiva en la Liga Americana, contando una misma temporada.

El japonés consiguió 39 en 2006, aunque mantuvo el impulso a comienzos de 2007 y dejó el récord absoluto del circuito en 45, siempre con los Marineros de Seattle.

Vince Coleman tiene las marcas de la Liga Nacional y de las grandes ligas en general.

El mercurial ex jardinero de los Cardenales de San Luis estafó 44 cojines seguidos en 1989, para implantar el tope en un año, y sumó eso a lo conseguido a finales de 1988, para totalizar 50, que es la máxima cantidad registrada en el libro de records del Elias Sports Bureau.

La cifra:
10

Oscar Azócar es el venezolano que acumula más robos en las grandes ligas sin haber sido puesto out jamás, de acuerdo con Baseball Reference. El fallecido toletero zurdo acumuló 10 en 10 intentos, entre 1990 y 1992. Alex Romero le secunda y tiene el tope entre los activos, con 6. Gustavo Gil logró 5 en 5 chances, desde su debut en 1967 hasta su despedida en 1971

Publicado en El Nacional, el viernes 3 de junio de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante