El Emergente

El Emergente

¿Y si cambian a Oswaldo Guillén?

Los Marlins aún desean al estratega, dice FOXSports. Los Medias Blancas aceptaron discutir la idea hace un año, pero el informe sugiere que esta vez será más difícil

Oswaldo Guillén ha protagonizado capítulos inesperados y episodios improbables en las grandes ligas, desde que hace casi 30 años llegó a los Medias Blancas, en un cambio por el as LaMarr Hoyt, y Roland Hemold, el gerente general del equipo de entonces, quedara mudo y arrepentido, con sólo ver en el vestuario lo esmirriado que era el campocorto que acababa de adquirir.

Guillén fue Novato del Año, voz líder de los patiblancos, coach campeón mundial con los Marlins y, finalmente, piloto en la zona sur de Chicago, donde los episodios insólitos se han duplicado, por su personalidad efervescente.

Lo único que no sorprende del mirandino es su capacidad para causar sorpresa.

Pero ¿ser el primer estratega de este siglo en ser enviado a otro equipo a cambio de un pelotero?

Falta poco más de un mes para que expire el plazo para realizar transacciones en las grandes ligas sin usar waivers. Los rumores de posibles pactos empiezan a aflorar y el técnico nacido en los Valles del Tuy aparece en una de las primeras versiones de cambalaches.

Nada parece ser un exceso cuando se trata de Guillén.

Ken Rosenthal, columnista de FOXSports, reiteró esta semana que los Marlins siguen interesados en adquirir al dirigente venezolano.

Rosenthal recordó que una conversación así ya ocurrió entre Florida y Chicago, en 2010, en plena crisis entre el ex torpedero y su actual patrón, el gerente general Ken Williams.

Los peces inquirieron hace un año por quien fuera coach de tercera base de los marlines. Jerry Reinsdorf, el propietario del equipo, autorizó salir de su timonel, siempre y cuando fuera para adquirir una pieza de valor.

Los Medias Blancas jugaron duro y pidieron al prospecto Logan Morrison, actual patrullero izquierdo de los floridanos. No hubo negocio y Edwin Rodríguez, un hombre de la casa, terminó siendo el sustituto del despedido Fredi González.

Guillén tiene residencia en Miami y pasa el tiempo entre esa ciudad y Venezuela de noviembre a febrero.

Está por verse cómo sería la relación entre Guillén y Jeffrey Loria, el polémico dueño de Florida, que por un choque de personalidades ya defenestró a González y a Joe Girardi, sin importar que este último acabara de ser nombrado Manager del Año, y no se detiene para pedirle a sus peloteros que se abstengan de declaraciones polémicas (casualmente fue Morrison el último en sufrir censura).

El 31 de julio es el último día para realizar transacciones en la gran carpa, sin exponer a los involucrados en la línea de waivers. Pero Guillén, como piloto, no ocupa lugar en el roster y podría ser cambiado en cualquier fecha. Rosenthal cree que no sucederá este año, pero ya son dos temporadas en que Florida intenta llevar su cántaro al agua.

El dato:

Carlos Zambrano es visto como una pieza de cambio por los Cachorros y como un serpentinero excesivamente caro por el resto de las divisas, al menos hasta ahora

Scutaro, Montero y el Kid

En las próximas semanas trascenderán propuestas y rumores de cambios que involucrarán a peloteros venezolanos.

Ya empezaron, en realidad. El gerente general de los Mets, Sandy Alderson, ha admitido que le preocupa la cláusula por 17,5 millones de dólares que tiene el contrato de Francisco Rodríguez para 2012 y señaló al New York Post que afrontarán ese asunto más adelante. El Kid declaró que está dispuesto a no vetar un cambio, siempre que le ofrezcan una extensión multianual.

Marco Scutaro perdió su lugar como paracorto de los Medias Rojas y se convirtió en lógica carnada para los interesados en un infielder del medio, como los Gigantes.

Jesús Montero ya fue ofrecido por los Yanquis a los Marineros en 2010, para adquirir al as Cliff Lee. Seattle, al final, prefirió la oferta de los Rangers, pero no es secreto que Montero se mantiene como parte importante del futuro de los del Bronx, bien porque se queda y triunfa o porque es enviado a otra parte para conseguir una figura que les ayude a meterse en los playoffs.

Manager y carnada

Chuck Tanner es el último manager que ha sido cambiado por un pelotero. Llegó a los Piratas por el veterano receptor Manny Sanguillén y fue campeón mundial en 1979.

Antes de Tanner, tal cosa sólo había sucedido una vez, aunque fue mucho más rara, pues ocurrió en 1960 y se trató de un pacto de piloto por piloto: Jimmy Dykes pasó a los Indios, que enviaron a Joe Gordon a Detroit.

En este siglo, los Marineros dejaron libre a Lou Piniella, para que firmara con los Rays, a condición de que Tampa aceptara entregar a Randy Winn por el entonces prospecto Antonio Pérez

Publicado en El Nacional, el domingo 19 de junio de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante