El Emergente

El Emergente

Oswaldo Guillén espera noticias este mes

El manager patiblanco se cuestiona y quiere saber su futuro ya. El mirandino viaja a España a comienzos de octubre y dice que no desea hablar de su contrato entonces

Oswaldo Guillén volvió a hablar ayer sobre su estatus con los Medias Blancas y trazó una raya en la arena, esperando que las noticias sobre su permanencia en el equipo no lleguen después de septiembre.

Guillén, de acuerdo con el Chicago Tribune, viajará a España alrededor del 1° de octubre. Por ello, reunido con los reporteros que siguen sus pasos, advirtió que desconectará el celular cuando se suba al avión, dispuesto a no tocar el tema mientras esté en Europa.

“Espero saber (pronto) qué pasará, porque si no, apagaré el switch por completo”, declaró el estratega, quien está en su octava campaña con los patiblancos. “No quiero pasar las vacaciones con mi esposa hablando de beisbol y pensando en mi futuro”.

Las posibilidades de permanecer al frente del club donde saltó a las mayores en 1985, según reportes, cada vez menores. FOX Sports publicó que acaso monten a 10 por ciento y un columnista de Sports Illustrated ha planteado públicamente que Guillén debe ser despedido.

Los Medias Blancas pelean con los Indios por el segundo lugar. Peor aún, están cinco juegos por debajo de .500, una marca negativa que el venezolano sólo ha visitado en 2007 y 2009.

Será la tercera vez en las últimas cinco campañas que Chicago termine con más derrotas que victorias, de concluir así esta temporada.

El gerente general Ken Williams, que ya intentó salir de Guillén en 2010, dijo al Chicago Sun-Times que la decisión final es del dueño del club, Jerry Reinsdorf.

“Si él quiere que (el piloto) siga aquí, puedo hacer que suceda”, señaló Williams. “En este punto, es decisión de Jerry”.

Guillén apuntó algo similar ayer, con otras palabras.

“¿Qué dice el futuro?”, se preguntó el ex shortstop, de acuerdo con el Tribune. “Sólo dos dioses lo saben: el dios Jerry y el Dios verdadero”.

Ya Guillén había asumido la responsabilidad por la eliminación de su divisa y en esta oportunidad agregó cuestionamientos a su labor y la de sus coaches.

“Esto que nos pasó te hace preguntarte si eres en verdad tan bueno, si estás dirigiendo bien, si los coaches están haciendo su trabajo, si fue bueno tener una rotación de seis hombres, si fue lo correcto mantener a (Adam) Dunn y a (Alex) Ríos en el lineup”, razonó. “Pero no tengo excusas. Me dieron un buen equipo y no jugamos como debíamos. Asumo la culpa”.

Varios medios insisten en que los Marlins están a la espera de que Guillén salga de Chicago, para ofrecerle contrato. Pero el nativo de los Valles del Tuy está atado a su actual novena hasta 2012.

A menos que sea despedido.

El dato:

Los Medias Blancas tienen marca de 402-400 en las últimas cinco temporadas, antes del juego de anoche

Publicado en El Nacional, el miércoles 21 de septiembre de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.