El Emergente

El Emergente

Joe Bisenius ya quiere estar en un Caracas-Magallanes

Caleb Gindl también llegó con expectativas. Los nuevos forasteros melenudos practicaron este sábado y se declararon listos para debutar en la primera semana del campeonato

Joe Bisenius

Joe Bisenius guarda en la memoria las multitudes que llenan el estadio en cada juego entre Caracas y Magallanes.

Lo vivió en 2006, cuando formó parte del bullpen de los Navegantes, y es una de las razones por las que la noche del viernes regresó cargado de expectativas al país.

“Ahora soy abridor, soy más viejo, sé más cosas”, indicó el pitcher derecho, comparándose con el relevista que hace un lustro defendió a los turcos. “Lo que más recuerdo de entonces es el ambiente, el entusiasmo de la gente y la necesidad de ganar cada uno de los encuentros”.

Bisenius y el jardinero Caleb Gindl se sumaron este sábado a los entrenamientos de los Leones y esperan estar listos para ser parte de la acción en la primera semana de competencia.

“Sam Narron (ex pitcher caraquista) me habló mucho de la liga”, comentó Gindl, cuyo swing despertó entusiasmo en el manager Tim Teufel. “No sé cuánto pueda correr la pelota en este estadio, pero no prestaré atención a eso. Puede convertirse en una distracción. Saldré a chocar con fuerza la pelota y hacer lo que acostumbro hacer”.

Bisenius, cuyo apellido tiene origen luxemburgués, no trae una asignación especial del norte.

“Voy a ser agente libre”, advirtió el derecho, que tiene dos cortas pasantías por las mayores, la última en 2010 con Washington. “Vine a ayudar al equipo a ganar juegos. Vine a competir”.

Bisenius se marchará en una fecha aún no determinada. Gindl estará hasta el 22 de noviembre.

“Quiero ver más pitcheos y mejorar mi capacidad para robar bases”, anunció Gindl, un bateador zurdo.

El debutante tiene la misma expectativa sobre el entusiasmo en las tribunas y la rivalidad del Caracas y el Magallanes.

“Jugar con el estadio lleno te da mucha motivación, no es agradable hacerlo cada día delante de 2.000 personas”, señaló Gindl. “Y me han dicho que los choques (contra los Navegantes) son una locura, que hay mucho ruido todo el tiempo y que es algo sólo comparable con los duelos entre los Medias Rojas y los Yanquis”.

La cifra
55

Ese fue el porcentaje de acierto de Caleb Gindl al salir a robar en 2011, en la sucursal triple A de Milwaukee. De por vida tiene 69 por ciento de éxito

Publicado en El Nacional, el domingo 9 de octubre de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante