Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Los umpires también son premiados con el Juego de Estrellas

El venezolano Robert Moreno irá al choque estelar de la Sally League. El árbitro venezolano está feliz. En su segundo año en el
beisbol organizado, suma ya dos ascensos y ahora un clásico de mitad de temporada

Robert Moreno, uno de los seis umpires venezolanos que trabajan
en el beisbol organizado, está obsesionado con una meta para la que trabaja
todos los días, revisando casi a diario el libro de reglas y sus apuntes de
inglés.

“Quiero ser uno de los cinco mejores de la liga, para ser
ascendido este año o el próximo”, comentó el árbitro, al otro lado del
teléfono.

Está cumpliendo. Porque Moreno recibió el lunes la noticia
de que será uno de los cuatro umpires del Juego de Estrellas de la South
Atlantic League, el circuito de clase A media donde trabaja.

Es su primera asignación estelar en el norte.

“Me llegó un correo del presidente de la liga (Eric Krupa),
felicitándome por mi trabajo”, explicó el juez, con orgullo. “Me decía que
había consultado con algunos managers, que consideraban mi trabajo entre los
mejores y si aceptaría ir al Juego de Estrellas. Por supuesto que sí. Le
respondí contentísimo y de inmediato llamé a mi mamá, para darle la noticia”.

La nueva es un bálsamo, dado el ritmo de vida a que se
someten los hombres de azul en las categorías inferiores.

Moreno y su colega Javerro January forman equipo y se
alternan, un día en el home y otro en primera. Con cada batazo, rotan para
cubrir las bases y cada raya.

Ambos viajan en un vehículo de la liga por ocho o diez
horas, confiesa el venezolano, hasta llegar a su destino.

“Es duro, pero hay que acostumbrarse”, agregó Moreno. “A
veces uno llega agotado al hotel, a dormir”.

No se trata, además, de hoteles cercanos a los sitios de
entretenimiento de las poblaciones donde laboran.

“No está expresamente prohibido, pero es mal visto que nos
veamos con peloteros o managers, así sean venezolanos como yo”, explicó. “Por
eso nos alojan en hoteles que quedan lejos del centro; para que haya el menor
chance posible de encontrarnos”.

El espartano régimen ha valido la pena. En menos de dos
años, suma dos ascensos y ahora un Juego de Estrellas. Comenzó 2011 en
categoría de novatos y a la tercera semana fue promovido a la New York-Penn
League, clase A media. En 2012 fue asignado a la Sally League.

Moreno se ha encontrado con técnicos como Lipso Nava, el
Beto Méndez y Carlos Mendoza. También con peloteros a quienes conoce de la
LVBP. Con todos comparte la misma conversación.

“Hay que echarle pichón, eso nos decimos”, relató. “Tenemos
que hacer un buen trabajo, para ser ascendidos”.

Porque los umpires, como los jugadores, también sueñan con
las grandes ligas.

Y también los eligen para el Juego de Estrellas.

El dato:

Robert Moreno no será el único venezolano en el Juego de
Estrellas de la Sally League. Carlos Mendoza será uno de los managers y dirigirá
al catcher Francisco Arcia y los pitchers Pedro Guerra y Carlos Quevedo

¿Y los otros?
Ha sido una buena temporada para los umpires venezolanos.
Manuel
González ha hecho 38 juegos en grandes ligas, como suplente de varios colegas.
Este martes estuvo en Detroit.
Carlos Torres se encuentra en doble A, en la Southern
League. Jorge Terán fue subido tres semanas a esa categoría, pero a la Eastern League, desde el spring
training extendido, y se reportará a la New York-Penn League, clase A corta, al
terminar la asignación.
Robert Moreno está en la Sally League, clase A media, y
va al Juego de Estrellas.
Darío Rivero Jr. continúa en México. Y David Arrieta
viaja el 13, para unirse a la Gulf Coast League.
Publicado en El Nacional, el miércoles 6 de junio de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.