El Emergente

El Emergente

El emergente: Josh Hamilton en Anaheim

¿Son los Ángeles el gran favorito de su división en las grandes ligas?


Salvaje
oeste. El lugar común apareció de inmediato al contemplar los movimientos de
los Ángeles de Los Ángeles.



En un tris, la tropa de Anaheim adquirió a un
abridor que todavía promete (Tommy Hanson), uno que ya es veterano (Joe
Blanton), un potencial cerrador (Ryan Madson), un especialista zurdo de alto
vuelo (Sean Burnett) y, la jugada maestra, el bate más codiciado en el mercado (Josh
Hamilton).



En principio, el equipo que este año quedó a la zaga de los Rangers
de Texas y los Atléticos de Oakland surgió como unánime favorito en las
primeras evaluaciones. A pesar de tener la más pequeña cantidad de venezolanos en
la última década, apenas el antesalista Alberto Callaspo, pareciera resultar
más atractivo que nunca seguir los pasos de los querubines, que ya en 2011 dieron
un golpe publicitario al firmar a quien era el toletero más apreciado en la
anterior clase de agentes libres, Albert Pujols.



¿Está sentenciada la división?
¿No queda más que buscar?

Es muy
arriesgado asegurar, 48 horas después del terremoto, que el oeste tiene dueño
en 2012.



La adquisición de Hamilton es, sin duda, un golpe noble contra todos
los adversarios, especialmente para quien lo pierde, Texas, y para quien anhelaba
firmarlo, los Marineros de Seattle. El lineup de los californianos será
formidable la próxima campaña, no hay duda de ello: con Mike Trout, Pujols,
Hamilton, Mark Trumbo y Kendrys Morales. No perdamos de vista que este fue el
equipo con el mejor récord del beisbol, incluyendo ambas ligas, a partir de mayo,
con el ascenso de Trout a la gran carpa.


Pero la suerte no está echada. No
olvidemos tampoco que esa carrera que casi mete en los playoffs a los Ángeles
ocurrió con una rotación muy distinta. Sí, llegaron Blanton y Hanson, pero
¿alguien realmente cree que ellos son siquiera comparables a Zack Greinke, Dan
Haren y Ervin Santana, quienes dejaron el quinteto de abridores como agentes
libres? Difícilmente.



Hanson fue un proyecto de as, hasta hace muy poco.
Sorprende algo que los Bravos de Atlanta se hayan decidido a cambiarlo por
Jordan Walden, un relevista con gran potencial, pero relevista al fin; es mucho
más difícil conseguir un apagafuegos con largo historial de éxito que un
abridor consistente en el tiempo.



Tal vez sean ciertos los temores causados por
la caída de la velocidad de Hanson, y en consecuencia, la caída de sus números.
Este año promedió menos de 90 millas por hora con la recta, según Fangraphs.com. Si la tendencia continúa,
pronto habrá aplausos para los Bravos, sin contar con que el derecho es cliente
de Scott Boras y puede encarecerse peligrosamente.
El pitcheo
de los Atléticos de Oakland y la profundidad en las granjas y en la cuenta
bancaria de los Rangers hace pensar que esta batalla no está decidida.



Es
cierto, los vigilantes perdieron a Hamilton, al receptor Mike Napoli y al
lanzador Ryan Dempster, pero sólo el primero parece ser una pérdida irreparable,
un término que no debiera usarse en el beisbol, donde pareciera que cualquier cesión
puede repararse, si hay inteligencia y dinero, recursos que abundan en
Arlington.



Sí es de esperar una lucha mucho más entretenida, en la que los
Marineros volverán a quedar al margen, a pesar de Félix Hernández, y donde los
recién llegados Astros de Houston pagaran las consecuencias.



Todo esto también
nos pone a pensar en cuánto tiempo puede quedarle a Callaspo en Anaheim. Un
antesalista con una línea de producción.252/.331/.361, que no da muchos jonrones
ni roba bases, con esa ambiciosa gerencia, parece tener el tiempo contado en el
equipo que una vez estuvo pleno de venezolanos y donde hoy él es el último
embajador.


Publicado en El Nacional, el sábado 15 de diciembre de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante