El Emergente

El Emergente

Merengue en Caracas

Dominicana cobró venganza por sus dos caídas previas ante
Venezuela

La lluvia que pintó de gris el mediodía caraqueño parecía
una amenaza contra el Juego de Estrellas entre las ligas de República
Dominicana y Venezuela. Terminó siendo, en cambio, el triste aviso de que no
habría fiesta para los aficionados que llenaron dos terceras partes del estadio
Universitario.
La fiesta, con estruendo de merengue, ocurrió en el avión de
regreso a Quisqueya.
El tercer clásico binacional entre ambos países terminó con
un resultado muy diferente a las primeras dos ediciones, que fueron ganadas por
los suramericanos con pizarras de 4 carreras por 3, en 2008, y 4 por 0, en 2011.
Un ataque de 14 hits y la labor combinada de 10 relevistas,
que aislaron dos hits en ocho innings en blanco, restituyó el honor de los
antillanos, maltrecho por las dos experiencias anteriores.
“No hay mayor orgullo que ganar este encuentro, después de
haber perdido los dos pasados”, exclamó Alberto Castillo, que dirigió el primer
duelo de su carrera, obligado por una enfermedad repentina que sufrió el
manager Félix Fermín, piloto de las Águilas Cibaeñas.
Se vendieron 12.163 boletos en el parque capitalino y
sobraron los aplausos para Omar Vizquel y Bobby Abreu. El primero fue
homenajeado a propósito de su retiro del beisbol activo y el segundo aprovechó
para hablar de su inminente reestreno en la pelota invernal, una cita que
concretará este jueves.
“Espero que mi primer juego sea como rightfielder, que es la
posición que más he defendido en mi carrera”, señaló Abreu antes de recibirle a
Vizquel el pitcheo ceremonial. “Todavía no he hablado con el manager (Frank
Kremblas, dirigente de los Leones del Caracas), pero así espero que sea. Luego
vendrá la posibilidad de alternarme entre los jardines y el designado”.
Abreu fue sólo una de las grandes figuras que, a pesar de
haberse reportado a sus equipos en el circuito caribeño, no estuvieron en la
cueva venezolana.
Pablo Sandoval, Elvis Andrus, Francisco Rodríguez, Brayan
Villarreal, Carlos Zambrano, Gerardo Parra, Alcides Escobar, Salvador Pérez,
Héctor Sánchez, Grégor Blanco y Ramón Hernández, además de Abreu y otros más,
aparecen en los rosters de esta semana en la LVBP, pero no participaron en la
votación popular para elegir al equipo de Venezuela, que se llevó a cabo el mes
pasado.
A Buddy Bailey, que llevó las riendas de los anfitriones, no
le molestó eso. Su disgusto al finalizar el partido tuvo más relación con la
ausencia de jugadores convocados, como el pitcher abridor designado por él, Wilfredo
Boscán, y el torpedero Freddy Galvis, así como con la marcha temprana de aquellos
peloteros que fue sustituyendo durante la cita.
“Tuve que usar jugadores fuera de posición”, se quejó
Bailey, timonel de los Tigres de Aragua. “Tengo 11 años en esta liga y fue
embarazoso para mí y mis coaches, mirar al dugout y ver que no teníamos
jugadores allí. Deberían mostrar más orgullo en estos partidos”.
Todo era sonrisas horas antes, cuando las nubes se hacían a
un lado y Vizquel, como centro de atención, enumeraba los planes que tiene para
llenar el tiempo libre: hacer bicicleta montañera, torear un novillo, saltar el
paracaídas, asistir a las tres carreras de la Triple Corona del hipismo
estadounidense y manejar un automóvil de Fórmula 1.
“Muchas de esas son cosas no había podido hacer, por los
peligros de una lesión”, apuntó el 11 veces ganador del Guante de Oro.
Castillo, que escuchó la retahíla de Bailey en la sala de
prensa del Universitario, aseguró que sus dirigidos tomaron muy en serio el desafío,
a pesar de que apenas entraron al terreno comenzaron a jugar en un corrillo,
arrojándose unos a otros una pelota con la mano enguantada.
El buen humor de los dominicanos se mantendría hasta el
último out, con sobradas razones.
“Como dirigente, te toca preparar a los muchachos y lo
hicimos”, declaró Castillo. “Hablamos de jugar duro. Quedarse en el dugout,
para que hicieran el apoyo. Y se quedaron. El año pasado perdimos un tremendo
partido”.
Frank Peña descargó un vuelacercas con uno a bordo en el
segundo acto, contra Víctor Moreno, y le dio a los suyos una ventaja de 3 por 2
que ya no perderían. El receptor, que terminó defendiendo la inicial, fue
elegido Jugador Más Valioso de la contienda.
“Es la primera vez que soy MVP”, sonrió Peña, luego de
celebrar con sus compañeros en el centro del cuadro, entre banderas dominicanas.
“Es un gran orgullo, porque lo hice representando a mi país”.
Movimiento de
carreras
Primer inning, Dominicana: Elián Herrera la draga por el
short y Ricardo Nanita lo mueve a la antesala con un sencillo. Hanley Ramírez
empuja la primera carrera del juego con elevado de sacrificio.
RD 1 VEN 0

Primer inning, Venezuela: Ezequiel Carrera y José Altuve
golpean dobles consecutivos, aunque Altuve ayudado por las luces del
Universitario, que encandilaron a Nanita y le impidieron tomar el elevado. Moisés
Sierra dejó caer un fly de Ernesto Mejía, para poner hombres en segunda y
tercera. Un rondado de Carlos Rivero empujó la segunda y última de Venezuela.
VEN 2 RD 1

Segundo inning, Dominicana: Luis Avilán da boleto a Erick
Almonte y Frank Peña recibe a Víctor Moreno con un cuadrangular.
RD 3 VEN 2

Tercer inning, Dominicana: Hanley Ramírez toma boleto, avanza
por incogible de Héctor Luna y wildpitch de Yoel Hernández. Junio Lake impulsa
a Ramírez con infieldhit por el short.
RD 4 VEN 2

Séptimo inning, Dominicana: José Ramírez recibe cuatro
malas. Ricardo Nanita se embasa por error del camarero César Suárez. Luis Jiménez
suelta inatrapable al centro y empuja la quinta de los quisqueyanos. Willis Otáñez
le saca base por bolas a Alex Herrera, para llenar el pasaje. Juan Carlos Pérez
y Jean Segura disparan indiscutibles productores de dos más. Alex Valdés la
rueda por el short, para impulsar la última de los visitantes.
RD 8 VEN 2

Publicado en ESPNdeportes.com, el miércoles 12 de diciembre de 2012. Aquí el link original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante