Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

El Emergente: ¿Terminó la Era de los Esteroides?

Ryan Braun, Francisco Cervelli y Jesús Montero son mencionados en el caso Biogenesis. A diferencia de A-Rod y otros involucrados en el escándalo, no hay pruebas de su dopaje todavía, pero el escándalo permite preguntar si el dóping continúa teniendo presencia importante en las grandes ligas



¿Cuándo
terminó la Era de los Esteroides?



Quizás sea más atinado preguntar: ¿realmente terminó?
El más reciente escándalo de dopaje, a partir de la investigación que el
gobierno de los Estados Unidos realiza a la clínica floridana Biogenesis,
amenaza con convertirse en un nuevo caso Balco, que estremeció el olimpismo, el
fútbol americano y las grandes ligas hace casi dos lustros, manchando para
siempre la reputación de súper estrellas como Barry Bonds y Jason Giambi.



Ya
Alex Rodríguez, Bartolo Colón, Melky Cabrera y Yasmani Grandal fueron señalados
de estar vinculados a la distribución ilegal de hormona de crecimiento humano
(HGH, por sus siglas en inglés) y otras sustancias prohibidas por la legislación
estadounidense.



El reporte inicial fue dado a conocer por el diario New Times de Miami, y este miércoles YahooSports.com y el New York Daily News revelaron un nuevo
capítulo, que involucra, aunque sin vincularles con el consumo de HGH, esteroides u otras sustancias, a los venezolanos Francisco Cervelli y Jesús Montero, además de
Ryan Braun, el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2011, ya condenado
por dopaje hace un año, aunque absuelto por un árbitro imparcial que, aunque no
puso reparo en el resultado de la muestra, adujo que esta no se manejó de
acuerdo con lo acordado entre la Unión de Jugadores y Major League Baseball.

La brutal
confesión que el ciclista Lance Armstrong hiciera semanas atrás, en el programa
de Oprah, tiene que servir de ejemplo a todos los que creen que son suficientes
los controles.

Armstrong fue defendido gratuitamente por muchos que creían a
ciegas en la legitimidad de sus logros, hasta que el propio rey depuesto del
Tour de Francia admitió que durante años pudo engañar al sistema y que se dopó sistemáticamente,
a pesar de los muchos exámenes y despistajes.



El relato del ídolo caído tiene
que ser una lección para aquellos que prefieren otorgar el beneficio de la duda
y condenar las investigaciones y denuncias, en vez de condenar el consumo.

Todavía hay
mucho que hacer para terminar con esta lamentable desinformación. Recordemos,
el dopaje es condenable porque, más allá de la violación de reglas y leyes,
existen serios señalamientos de que la salud de los atletas puede quedar comprometida
por al consumo de sustancias como los esteroides, HGH o anfetaminas, por citar
las tres más usadas en el beisbol profesional.



Los deportistas no son gladiadores,
repitámoslo otra vez. No es moral ni ético que arriesguen su salud para
divertimento de nosotros, los aficionados.



Este miércoles escuchamos a varios colegas
respetables, con muchos años en los medios de comunicación, hablar ligeramente
sobre esto.



Decir, por ejemplo, que Braun fue absuelto hace un año porque se
comprobó que no se dopaba, lo cual es falso; c
ondenar a los propios medios de
comunicación por publicar estas informaciones, que ponen en duda la reputación
de presuntos inocentes, cuando ha sido, precisamente, la revelación de cada
escándalo lo que ha llevado a la creación de un régimen antidóping en el
beisbol; un buen amigo, incluso, señaló al aire, sin ambages, que los
esteroides no estaban prohibidos en el tiempo de Biogenesis.

Una vez más hay que
recordar que la libre distribución y consumo de esteroides están prohibidos por
la ley de Estados Unidos desde hace más de 20 años. Pero, además, este último
escándalo y la supuesta violación de A-Rod y compañía vienen a ocurrir cuando
ya existe una reglamentación expresa de la MLB en este punto.

Nuevamente queda
la duda, reforzada por la confesión de Armstrong: ¿hay un modo de saber si los
que violan las reglas son minoría?

¿Realmente terminó la Era de los Esteroides?


Publicado en El Nacional, el jueves 7 de febrero de 2013.

5 thoughts on “El Emergente: ¿Terminó la Era de los Esteroides?

  1. Excelente artículo. Creo q muchos periodistas venezolanos son esquivos con el tema x la idea d loa medios d defender al pelotero venezolano. Hasta en este tema c refleja

  2. Otra cosa que habría que plantear es la tolerancia de la LVBP en el caso de Eliecer Alfonzo, quien estando suspendido en EE UU por uso de sustancias jugó tan tranquilo en Venezuela

  3. Estoy totalmente de acuerdo con Erving. En nuestro pais muchos periodistas y narradores tratan por todos los medios de ser "amigos" de los peloteros y jalarles mecate. Son muchos peloteros venezolanos, es irrisorio pensar que todos son ciudadanos ejemplares. Molesta particularmente como muchos se van en elogios para Ugeth Urbina pero casi ninguno condena los hechos por los cuales estuvo preso.

  4. Por otra parte… Los yankees como organizacion tienen muchas cosas admirables pero muchas otras deplorables. La gran mayoria de los implicados en casos de esteroides estan o han estado en los yankees. No es casualidad que aparezca ahora cervelli y Montero. Melky Cabrera estuvo en ese lineup y debe haber visto cosas que le hicieron pensar que a un año de ser agente libre "era su turno" de cobrar en grande.

    Lo mas hipocrita es que ahora los yankees buscan vericuetos legales para deshacerse de A-Rod. Si fuera un jugador productivo se harían la vista gorda como se han hecho todos estos años con él, como se hicieron los locos con Roger Clemens, con Pettite, Giambi y las decenas de casos previos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.