El Emergente

El Emergente

El Emergente. Peligro, viene el draft internacional

Venezuela se verá afectada especialmente si, como se espera,
el sorteo de jóvenes talentos se expande al mundo entero en 2014

Miguel Cabrera en 1999

El draft internacional es inminente. El comisionado Bud
Selig está determinado a que se lleve a cabo el año próximo. Es una pésima
noticia para Venezuela, en particular, y para todos los peloteros que hoy son
libres de negociar su primer contrato en el beisbol profesional.

Todavía no hay reglamento y ni siquiera es seguro que se
lleve a cabo en 2014. Pero de acuerdo con Sports
Business Journal
, las partes están negociando las condiciones que regirán
el sorteo y, de acuerdo con ESPN.com,
Selig está dispuesto a hacer “significativas concesiones a la unión, con tal de
que el mecanismo se ponga en práctica lo antes posible”.
¿Por qué? ¿Qué buscan los equipos de la gran carpa? ¿Y de
qué modo puede impactar esto la pelota del Caribe?
La última década ha mostrado un crecimiento exponencial en el
dinero invertido para firmar jugadores en el mercado internacional, que
básicamente abarca todo el planeta, excepto Estados Unidos, Canadá, Puerto
Rico, México y Japón.
La globalización, la competencia y los altos bonos que se
pagan en el draft colegial del norte hicieron que muchas organizaciones
buscaran en otras partes del mundo aquellos peloteros que pudieran dotarles de
talento a bajo costo.
Eso creó un nuevo mercado y un nuevo sistema. Surgieron las
academias que forman peloteros desde la preadolescencia y los agentes que
detectan esos talentos y negocian sus bonos.
La firma de Miguel Cabrera por 1,8 millones de dólares en
1999 fue una rareza en la región. En el último lustro, sin embargo, alrededor
de una decena de muchachos cada año recibieron entre 1 y 2 millones de dólares
por saltar al profesional, con el dominicano Michael Ynoa al frente, con un
pacto por 4,25 millones (Adonis Cardona, otro monticulista, recibió 2,8
millones y es el venezolano con la mayor bonificación).
Selig se propuso detener esta cadena ascendente. Puso en
práctica primero una escala de gratificaciones para el draft colegial,
estableciendo topes por cada ronda, para contener el impulso del libre mercado.
Pudo hacerlo, porque la MLB está excluida de la Ley Antimonopolio en Estados
Unidos. Y con ese frente dominado, volteó al sur, dispuesto a crear el draft
internacional que contenga el incremento de los bonos donde el draft colegial
no tiene competencia.
Michael Weiner, director ejecutivo de la Asociación de
Peloteros, nos dijo en diciembre de 2011 que “no hay condiciones para un draft
internacional” y aseguró que la unión no permitiría que aquí ocurriera lo que
ha sucedido en Puerto Rico, donde se redujo el número de firmas y,
eventualmente, el interés del público, al reducirse también el número de súper
estrellas boricuas.
“Tenemos muy presente lo que ha ocurrido con Puerto Rico”,
indicó Weiner. “Estamos preocupados, tanto por la cantidad de nuevos prospectos
que puedan firmar como por los bonos que les serán repartidos”.
Baseball Prospectus acaba
de publicar que la MLB
ya decidió cuánto dinero podrá invertir cada escuadra en el draft de 2014. Los
Astros encabezan la lista, por haber terminado últimos en 2012. Cierran los
Nacionales, por haber tenido el mejor récord.
El techo, Houston, dispondrá de 4,9 millones de dólares a
repartir y el piso, Washington, 1,8 millones. No hablamos de la cifra para su
mejor firma, no; es la cantidad que podrán entregar entre todos los peloteros
que firmen en todo el planeta.
El impacto será inmediato. La mayoría de los nuevos
contratados recibirá entre 7.000 y 10.000 dólares. Y los riesgos a futuro son
grandes, porque quien no se someta al draft no podrá firmar.
La unión tiene poder de veto, para evitarlo. ¿Cumplirá
Weiner su palabra?
Publicado en El Nacional, el viernes 26 de abril de 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante