El Emergente

El Emergente

El Emergente. El caso de los Tigres sigue abierto

Todavía hay preguntas pendientes de respuestas en Maracay, aunque eso no signifique que exista un conflicto abierto entre el equipo y la Gobernación de Aragua, para fortuna de la afición

El caso de
los Tigres de Aragua sigue abierto, aunque lo más importante ya ocurrió, al
reunirse ambas partes y descartar ante la opinión pública que hay un conflicto
en marcha. Muy bien.

Como podía
preverse, más allá del ruido que se generó, aquí no había una confrontación de
ideologías, sino un tema que involucra a dos partes que son socias del mismo
proyecto y que se necesitan una a otra.
Por más
temor que sintieran algunos aficionados, ya el exgrandeliga Carlos Guillén y el
propio gobernador Tareck El Aissami habían adelantado que no estaba en duda la
permanencia de los bengalíes en el estadio José Pérez Colmenares.
Era
necesario un apretón de manos y un gesto de buena voluntad.
Lo primero
ocurrió en el encuentro entre la delegación de la LVBP y los funcionarios del
gobierno regional. Lo segundo sucedió poco después, al expresar la Gobernación, en un
comunicado, que el equipo y la fanaticada pueden contar con la colaboración y
apoyo de ese despacho.
¿Qué queda
pendiente, entonces?

Lo primero
es saber si se ratificará el acuerdo por el cual los Tigres administran y
mantienen el Pérez Colmenares, un pacto que, en principio, debía expirar en
2022. ¿Pueden mantener allí sus oficinas?
¿Pueden
contratar publicidad? Esto último es particularmente importante, por ser una
vía de ingresos fundamental para la divisa y porque ya una vez, hace algunos
años, las Águilas pasaron por un apuro, cuando la Alcaldía de Maracaibo
trató de limitar la libertad de la escuadra para negociar con algunos
patrocinadores en específico.
¿Será
utilizado el estadio para la disputa de otros torneos, más allá de la LVBP y la Liga Bolivariana?
¿Cómo
abordarán las partes el tema de los concesionarios dentro del parque, que al
parecer es uno de los puntos que interesa tratar al Instituto Regional del
Deporte?
¿De qué
modo se atenderá el deseo del gobernador El Aissami de que todos los encuentros
del conjunto central sean transmitidos por la TV regional, sin afectar esto los derechos de
transmisión ya cedidos por la liga a las televisoras nacionales?
¿Cuál será
el papel de Víctor Zambrano como miembro del Consejo Directivo Superior? ¿Y
cómo será la relación entre las partes en el ámbito deportivo?
¿La actual
directiva tendrá autonomía, o Zambrano, Guillén u otro representante de la Gobernación pasará a
tener un papel en la toma diaria de decisiones?
Nada de
esto tiene por qué terminar en un conflicto. No puede olvidarse que,
estatutariamente hablando, el gobierno regional tiene deberes y derechos sobre
los Tigres. Las partes no sólo se necesitan. Están obligadas a empujar en una
misma dirección, para bien de la novena y de su legión de simpatizantes.
Oscar
Prieto Párraga, presidente de la
LVBP
, ha puesto en claro que la liga no va a declarar sobre
los temas arriba expuestos. Ha dejado la vocería en los Tigres y la Gobernación, como
corresponde.
Guillén y
Rafael Rodríguez Rendón, principal directivo de los rayados, han preferido
manejar un bajo perfil al respecto, pero se espera que vengan nuevas reuniones,
en las que se abordarán muchos de aquellos puntos sin definición.
También es
necesario que los otros siete equipos den el visto bueno al ingreso de Zambrano
como parte del alto mando.
El
mirandino lanzó en la campaña 2012-2013, así que primero debe anunciar
formalmente su retiro, como hace un año hiciera Magglio Ordóñez. Sólo así un
jugador puede convertirse en ejecutivo, según los estatutos de la LVBP.
También
queda pendiente un punto que nadie ha hecho público, pero que se hizo notar en todos
estos días: ¿cómo llenarán los felinos el vacío dejado por Manuel Rodríguez?
El
periodista, que renunció hace poco más de un mes, hacía un aporte en la
contratación y manejo de los peloteros, pero sobre todo, tuvo durante años un
papel crucial en el control de daños y manejo de imagen de los Tigres.
Es otra
tarea pendiente en Maracay.
Publicado en El Nacional, el viernes 7 de junio de 2013.

One thought on “El Emergente. El caso de los Tigres sigue abierto

  1. Hola, Ignacio ¡Buenas noches!

    Disculpe la molestia, mi nombre es Diana Sanjinés, soy estudiante de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello.

    Estoy investigando, para una asignación de Periodismo, sobre la reciente noticia del alquiler del estadio José Pérez Colmenares por parte de los Tigres de Aragua. Le agradecería enormemente si pudiera responderme las siguientes preguntas:

    1) En caso de que no se respete el contrato de alquiler, establecido hasta el 2022, del estadio José Pérez Colmenares, ¿Existen establecimientos disponibles (con las condiciones necesarias para su uso) que puedan ser utilizados por los Tigres de Aragua?
    De no ser así, es responsabilidad del Estado/Gobernación la construcción de nuevos estadios?

    2) ¿De qué manera pueden influir los acuerdos publicitarios en el desempeño del equipo?

    3) ¿Considera que existe alguna razón oculta por la cual no se han dado detalles sobre la reunión entre el gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami; el presidente de la LVBP, Oscar Prieto Párraga; y el presidente de la junta administradora de los Tigres, Rafael Rodríguez Rendón?

    Cualquier otro dato adicional que considere importante mencionar sería de gran ayuda.

    De antemano le agradezco y le expreso mi gran admiración por el trabajo que realiza diariamente.

    ¡Saludos!

    Diana Sanjinés
    [email protected] / [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.