Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

El Emergente. Algunos ausentes del Juego de Estrellas

La discusión sobre los méritos de Yasiel Puig para ir al clásico de julio permite evaluar si no habrá también algunos venezolanos con merecimientos de estar allí, a pesar de no estar seleccionados

Yasiel Puig
está en todas partes.

En los
labios de quienes consideran que merece ir al Juego de Estrellas, porque su
primer mes en las grandes ligas ha sido clamoroso.
Está en la
negativa de muchos, incluyendo peloteros que prefieren discretamente no verle
en el Citi Field, el martes, al menos según ha ido trascendiendo poco a poco.
Pero el
cubano, por sobre todas las cosas, está en las noticias, en las pizarras de
cada estadio que reflejan los jonrones en cada parque; está en los titulares
que reseñan los encuentros de los Dodgers y está en cada uno de los boxscores
que han recogido su insólita demostración.
Esta
diatriba tiene un planteamiento que corre en paralelo: si el novato no entra,
será porque otros tienen el merecimiento para estar en el clásico de julio.
Pero al quedar fuera, también será una injusticia para quienes creen que el
recluta ya cuenta con los méritos para estar en Nueva York.
Pasa todos
los años.
Independientemente
del valor que se le otorgue al duelo entre los astros de las ligas Nacional y
Americana, todo aficionado a la pelota encuentra el modo de discrepar con la
convocatoria definitiva al Juego de Estrellas, porque siempre hay una figura
notable, una al menos, que se pierde la cita.
¿Qué
venezolano no estará en el Citi Field, a pesar de merecerlo?

Pablo
Sandoval estuvo muy cerca de ser el Jugador Más Valioso del encuentro, hace un
año, y ahora estuvo muy cerca de ser seleccionado como tercera base.
Dos semanas
antes de cerrar la votación, era el antesalista más popular en la Nacional,
pero los aficionados finalmente premiaron a David Wright, que ha puesto mejores
números que el Panda, y éste terminó por quedar fuera, a pesar de su
relumbrante 2012 y debido a que su desempeño ha declinado.
Al final,
parece ser justo que Sandoval quedara por fuera. Más discutibles son los casos
de Omar Infante, Edward Mujica y Gerardo Parra.
Infante no
asistirá, aunque tiene .309 de average y .787 de OPS. En términos de OPS, esta
es la mejor temporada en la carrera del anzoatiguense, superior incluso a la de
2010, cuando asistió al Juego de Estrellas y peleó por el título de bateo en su
circuito.
Mujica es
una alternativa de última hora y todavía es posible que sea parte de la cita.
Es uno de los mejores cerradores del momento, con 23 salvados en 24 intentos,
un WHIP de 0.75 y 2.41 de efectividad. Apenas ha dado dos boletos en 37.1
innings, la mejor relación de todo el beisbol.
Su chance
está en que sea convocado como parte del grupo de pitchers que entrarán en
sustitución de aquellos que, por lesión o porque lanzarán el fin de semana, no
estarán en posibilidad de trabajar en el duelo estelar.
Parra es un
caso interesante, porque es jardinero, como Puig.
El cubano
tiene derecho de ser elegido en la votación final, gracias a su gran primer mes
en las mayores, pero el zuliano ha exhibido una defensa comparable a las
mejores, es el líder en tubeyes de la Nacional y ha defendido las praderas
exteriores de los Diamantes desde el primer día, rondando siempre .300 de
average y .800 de OPS.
Al
finalizar la campaña, es muy probable que Parra tenga otro Guante de Oro en su
casa.
¿Dónde
estará Puig? Quizás remate en grande o quizás baje el ritmo. Esto último es lo
humano: que suelte un cable a tierra y sus promedios se normalicen.
Por lo
pronto, sigue en liza para ir al Citi Field, una petición de muchos y que en las
grandes ligas han decidido dejar en manos de los propios aficionados, con el
piquete adicional de ponerlo a competir con un compañero de equipo, Adrián
González, lo que dividirá la votación de sus parciales.
Es una
buena estrategia. Si gana, habrá hablado la voz de Dios.
Publicado en El Nacional, el miércoles 10 de julio de 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.