El Emergente

El Emergente

El Emergente. El dilema de firmar o no a Josh Kroeger

Los Leones siguen dudando respecto a repetir a quien ha sido su principal importado en los últimos años, mientras el resto de la liga espera

Vamos a
llamarlo “importado x”.

Supongamos
que los Leones anuncian a un jardinero de la Liga del Atlántico, que viene de batear .254 esta
temporada, sin jonrones, sin mayor velocidad y con un OPS de .585 puntos. ¿Cuál
sería la reacción de los aficionados?
Posiblemente
lloverían críticas. Las ha habido antes, cuando el refuerzo viene de disputar
unos pocos encuentros en grandes ligas, por lo que no sería sorprendente que
las hubiera ahora, si el involucrado jugó sólo un rato en una liga de poca
monta.
Ahora
devolvámosle su nombre al “importado x”: Josh Kroeger.
¿Está bien
la demora del Caracas para asegurar su retorno o es lógico el temor acerca de
su progresiva extinción como fuerza ofensiva?
Kroeger es
un caso excepcional. Tanto, que ya cumplió los requisitos para algún día estar
en la papeleta de votación para el Salón de la Fama del Beisbol Venezolano.
Fue el
Jugador Más Valioso hace tres campañas y ayudó decisivamente en la única corona
de los Caribes, tomado en el draft de sustituciones de la tribu. Es un favorito
de la fanaticada, uno de los pocos forasteros que no ha escuchado pitas en el
Universitario y disfruta del país, de nuestra cultura y del modo en que aquí se
vive el deporte de los diamantes.
¿Por qué
duda la gerencia?

Una
conclusión plausible conduce a apuntar al precio que vale el toletero zurdo.
Por su trayectoria, no debe aceptar un recorte salarial. Eso implica una
inversión importante, sin la garantía de que bateará como indica su línea
ofensiva de .306/.406/.490.
Un bateador
con esos números de por vida vale oro, pero Kroeger perdió buena parte de 2011
por una delicada lesión en la rodilla, faltó a la 2011-2012 al ser operado y,
aunque en su retorno a las menores, el año siguiente, mantuvo sus promedios
habituales en el norte, acá sólo agregó dos jonrones más y su slugging fue de
apenas .361.
“No podemos
sacrificar un cupo para incluir a un jugador cuyas condiciones desconocemos”,
advirtió el viernes Luis Ávila, presidente de los melenudos. “Primero tenemos
que constatar su estado, si él acepta venir a prueba”.
Es
plausible creer que el estadounidense preferirá su carta de libertad, para
negociar un contrato que le garantice un lugar entre los ocho importados de
alguna otra divisa en la LVBP.
Hay muchos
casos de estrellas extranjeras que cambiaron de uniforme aquí y volvieron a
brillar. Uno de los más célebres fue Luis Tiant, el cubano emblema de los
Leones entre 1966 y 1971. Caracas no lo quiso traer en la temporada siguiente y
Tiant respondió con dos sólidas cosechas para los Tiburones, incluyendo un
no-hitter ante su ex equipo.
La Guaira intentó lo mismo con Cito Gaston,
miembro del Poder Negro del Magallanes, pero no funcionó.
Otro
cubano, Diego Seguí, formó parte estable de la rotación de los Tigres durante
tres campeonatos, luego de 11 años como reserva caraquista, pero Pete Koegel no
pudo rendir con los Cardenales, luego de imponer un récord de empujadas en la
justa anterior con los melenudos.
Podríamos citar
otros muchos casos. Tom Grieve, por ejemplo, a quien rescató Aragua, con buenos
resultados, después de que los metropolitanos desistieran de volverlo a traer. O
Bob Darwin, de quien tanto esperaba el Zulia, pero el slugger no logró repetir
en Maracaibo lo que hizo con los Navegantes ni su marca de vuelacercas.
Hace un
año, los bengalíes prefirieron no repetir a Sergio Pérez, pasaron toda la
campaña buscando abridores y vieron a Pérez ayudar a los turcos conquistar la
corona.
¿Qué hacer
con Kroeger? Una pieza adicional en el rompecabezas complica todo, aún más:
cuando fue el Más Valioso, venía de batear .204/.285/.364 en triple A.


Publicado en El Nacional, el domingo 15 de septiembre de 2013.

8 thoughts on “El Emergente. El dilema de firmar o no a Josh Kroeger

  1. No entiendo la formula de la tropa melenuda, tienen sus reservas con Kroeger, pero se le brinda la oportunidad a Bob Abreu que al igual que Kroeger no jugo en la MLB y de Ugueth Urbina ni se diga. Yo desde mi perspectiva le diera la oportunidad condicionada, razones para darsela hay de sobra, y sino rinde bueno como siempre hace el equipo prescindir de sus servicios.

    1. el articulo lo dice claro. kroeger es un importado que ocupa un puesto limitado para importados y cobra en dolares. abreu juega como criollo y cobra seguramente a estas alturas de su carrera por un sueldo simbólico y en bolivares.

    2. Bueno y cuantos importados han traído que ni han servido, ejemplo cercano Hideo Nomo lo recuerdan?? Un pitcher que no tenia nada. Ademas un importado se puede despedir fácilmente. Total se han corrido riesgos mas grande que han fracasado, porque no hacerlo por un jugador como el que vale la pena arriesgar y quien mas que el se merece la oportunidad… Es la humilde opinión de un fanatico…

  2. Kroeger es el mejor importado en mucho tiempo que ha estado con el Caracas, se ha ganado el derecho de estar en el equipo, si despues se ve que lamentablemente ya no es el mismo bueno, pero merece la oportunidad, el Caracas ha traido jugadores muy mediocres en las ultimas temporadas, salvando a Barnes y Wrigley de la temporada pasada

  3. Kroeger es Kroeger es cierto, se le abre la puerta a Bob y Ugueth y vamos a cerrársela al mejor importado del Caracas en los {ultimos 5 o 6 años. POR FAVOR uds me dirán que tan poca memoria tienen algunos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante