El Emergente

El Emergente

Caracas es puro poder

La tropa de Dave Hudgens aumentó su cosecha jonronera, esta
vez con un héroe inesperado, Rico Noel. Los Leones han dado jonrones en seis de sus siete juegos

Rico Noel
Hasta Rico Noel se ha contagiado con el swing de gradas de
los Leones.
De la tropa de Dave Hudgens podrá decirse, con cierta
justicia hasta ahora, que su pitcheo está en deuda y que ha deslucido su
bullpen. Pero el delgado Noel, que desde el 29 de mayo de 2011 no sabía lo que
era trotar por las bases con un jonrón en ninguno de los circuitos donde ha
jugado, le recordó a los Tiburones y a la afición que el fuerte de los
melenudos es batear. Y batear lejos, sí señor.
El primer bate del Caracas le dio la ventaja a su equipo con
un cuadrangular a la izquierda cuando el abridor de los salados, Renyel Pinto,
apenas terminaba de calentar, y se unió en el sexto a los encendidos Luis
Rodríguez, Daniel Mayora y Gregorio Petit para empujar entre todos las cuatro
carreras con que los capitalinos sentenciaron la pizarra y vencieron a La
Guaira 5 carreras por 4 en el estadio Universitario, este jueves.


Los felinos son líderes en el torneo con 12 vuelacercas. Han
disparado bambinazos en seis de sus siete encuentros. La única jornada en que
no la botaron, hasta ahora, fue el domingo, cuando cayeron por última vez.
Aquel tropiezo fue contra los escualos. Dulce venganza. Pinto,
que subió a la loma pleno de optimismo, había expresado en Twitter, al mediodía, su fe y determinación.
“Hoy mi primera victoria, Dios mediante. Amén”, escribió el
ex grandeliga, que hacía su primera presentación como homeclub en el parque de
Los Chaguaramos. “Con miras al Pitcher del Año. Lo decreto”.
Noel decretó lo contrario, apenas con el quinto envío de
Pinto. La línea que sacudió se fue de inmediato y alborotó las gradas y
tribunas.
Es justo reconocer que el zurdo se enderezó de inmediato.
Aunque entregó  dos boletos y golpeó a un
bateador, no permitió más carreras en el volátil  Universitario. Se fue tras lanzar el quinto
acto, ya con la pizarra igualada y  tras
hacer 82 pitcheos hacia el home.
Entonces vino la carga de la caballería metropolitana,
contra el no menos maltrecho bullpen guairista. Ido Pinto, aprovecharon a
Eduardo Figueroa para marcar tres veces, y a Anthony Ortega para hacer otra
más. El rally fue decisivo.
Mayora fue el último protagonista de la rebelión, con un
tubey. Ha duplicado en cuatro ocasiones y luce atornillado en el lineup.
Le tocó sufrir a Hudgens. Todavía no puede asignar
responsabilidades entre sus relevistas y anoche por poco vuelve a presenciar
una debacle. Las tres del séptimo contra Ángel Calero y Jess Todd fueron un
nuevo aviso de las falencias de su equipo.
Pero hay cosas que mejoran. Los siguientes cuatro bomberos
se midieron con nueve hombres y los retiraron a todos, incluyendo cinco ponches
y un cierre de José Ascanio que resultó tan lapidario como la tabla con que
comenzó Noel.
La frase:

“El equipo que da más jonrones suele ser el que gana más
juegos”

Dave Hudgens
MANAGER DEL CARACAS

Publicado en El Nacional, el viernes 18 de octubre de 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante