El Emergente

El Emergente

Venezuela vela sus armas

ISLA DE
MARGARITA– Bajo un sol esplendente, apenas horas después de asegurar su
clasificación a la semifinal, los Indios de Mayagüez saltaron nuevamente al terreno
del estadio Nueva Esparta, esta vez para practicar.

El manager Carlos
Baerga dirigió la jornada y después de un rato se sentó junto al gerente Iván
Rodríguez en las sillas color aguamarina, detrás del home, para dar un último
vistazo a sus muchachos.
“No podemos
dormirnos contra Venezuela”, explicó Baerga. “Tiene cañones grandes”.
El ex
camarero boricua lo advirtió la noche anterior, luego de esa trabajada victoria
sobre los Navegantes del Magallanes, 5 carreras por 4: “No quiero descansar”,
dejó en claro.

El duelo entre
ambos contendores se repetirá este viernes, en el mismo escenario. Pero por
primera vez en los últimos cinco días, el piloto de la nave venezolana, Carlos
García, prefirió seguir el camino contrario que su colega.
“Tenemos varios
jugadores con molestias y dolores”, señaló el Almirante. “Necesitamos un día de
completo descanso”.
El popular
equipo turco veló armas, literalmente, la víspera de la semifinal. Como los antiguos
guerreros del medioevo, nadie movió un músculo ni empuñó sus herramientas de
trabajo la víspera, a pesar del compromiso en puertas.
El campocorto
Eduardo Escobar tiene un golpe en el tobillo derecho. El receptor Robinson
Chirinos continúa con la mano izquierda inflamada. El centerfielder Endy Chávez
recién termina de recuperarse de un problema en una pierna. El pitcher Carlos
Zambrano, abridor de una posible final, admite que aún le duele una rodilla.
Los brazos
más importantes del bullpen también agradecieron la pausa. El cerrador Jean
Machí y sus preparadores Juan Carlos Gutiérrez y Hassán Pena relevaron en tres
días consecutivos, para asegurar las victorias que metieron a los bucaneros en
esta instancia.
La temporada
de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional es larga. Comenzó el 10 de
octubre. Magallanes ha disputado 88 juegos para llegar al duelo contra los
campeones de Puerto Rico.
Tal vez por
ello el jonronero Mario Lissón y el antesalista Adonis García han estado
apagados con el madero, luego de ser los émbolos de la maquinaria magallanera
en la ronda eliminatoria de la LVBP.
Esos 88
compromisos son más de la mitad de un calendario de grandes ligas y todavía
quedan dos encuentros más, para completar la tarea que todos en la
Confederación del Caribe se propusieron al inicio de sus torneos: conquistar
esta competencia regional.
Ya el
representante de Cuba, Villa Clara, viajó de regreso a su país, y los dominicanos
Tigres del Licey quedaron fuera este jueves.
García no
quiere ser el siguiente en despedirse de una cita en la que es el anfitrión.
Por eso, ordenó el día libre para sus dirigidos. Para restañar las heridas.
No sólo son
heridas literales, las de Escobar, Chirinos, Chávez y compañía. También las hay
metafóricas: la tropa de Baerga ha sido la única capaz de derrotar a los
filibusteros en Margarita, hasta ahora.
“Sabemos lo
que puede hacer Puerto Rico”, admitió García. “Nos ganaron a nosotros y a
Dominicana. Sabemos que pueden jugar buena defensa y que batean. Tenemos que hacer
un juego consistente, el juego que sabemos. Tenemos que estar enfocados en la
zona de strike”.
El timonel
venezolano sumará hombres de refresco al combate. Chávez debe regresar al jardín
central, luego de dos cotejos en el cuarto del trainer y otro como designado.
Eso moverá a Ezequiel Carrera al left, lo que redundará en una mejor defensiva.
Machí,
Gutiérrez y Pena estarán de vuelta en el bullpen, tras ausentarse en la
victoria de los Indios sobre los Navegantes.
“Sabíamos
que iban a descansar (el miércoles), porque era su descanso obligado”, apuntó
García sobre los tres escopeteros, que forman, junto a Deolis Guerra, el más
efectivo cuarteto de bomberos cortos en la serie.
Machí necesita
un salvado para llegar a cuatro e igualar el récord de la cita, que impuso su
compatriota Francisco Buttó.
Chirinos puede
ser otra novedad. Agregaría poder ofensivo, al permitir contar con él y Ramón
Hernández en el lineup, simultáneamente. El diagnóstico más optimista ubicaba
su posible regreso para este viernes, pero el grandeliga continúa bajo
observación médica.
Giancarlo Alvarado
y Daryl Thompson están anunciados para abrir.
A Alvarado
no le fue bien en su estreno. Fue contra el Licey, en la jornada inaugural. Explotó
en el tercer inning y se despidió con cinco carreras, tres de ellas merecidas,
aunque los puertorriqueños ganaron esa tarde a los dominicanos. Dio un boleto y
no ponchó.
Thompson
lanzó un poco mejor. Ganaba 6 por 1 sobre el Villa Clara cuando fue emboscado
en el quinto y enviado a las duchas. Los venezolanos triunfaron a la postre y
él quedó con cuatro rayitas limpias, seis hits, dos bases por bolas y un
guillotinado.
García
recuerda ese desempeño del derecho y sabe que se juega la vida en un partido.
Thompson tampoco
fue muy consistente en la LVBP, con los Caribes de Anzoátegui. Por eso, el
Almirante prefirió el miércoles usar a Wilfredo Boscán por sólo un episodio, en
vez de hacerle iniciar el choque. Así podrá sacarlo como primer relevista
contra los monarcas de Borinquen, si hace falta.
El nuevo
formato de la Serie del Caribe no deja espacio para el error. Todos lo saben.
Por eso, unos se entrenan, para mantener el ritmo, y otros descansan, para
recuperar fuerzas, con el tope decisivo frente a Hermosillo como premio.
Es solo un juego.
Una única confrontación en la que Magallanes y Mayagüez se juegan la vida.

Publicado en ESPNdeportes.com, el viernes 7 de febrero de 2014. Aquí la nota original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante