El Emergente

El Emergente

La renovación aragüeña y el cambio de Luis Maza

El Emergente
Por Ignacio Serrano

Nadie debe sorprenderse por el cambio de Luis Maza a los
Bravos. Sí, se trata de un jugador emblemático en la dinastía de los Tigres,
pero había señales claras de que esto pasaría.

Rumores esparcidos desde septiembre aseguraban que varios
equipos, incluyendo Margarita y Anzoátegui, estaban interesados en el ex
grandeliga.
Los números de Maza venían declinando. Es natural. Con la
edad, le sucede a todos los peloteros, aunque él tuvo un repunte en la
2013-2014, cuando bateó sobre .300 por primera vez en más de un lustro.
Ya no es parte del beisbol organizado. Últimamente ha actuado
en Italia o en Sonora, y sabemos que los venezolanos en ligas independientes no
son vistos como columnas que sostengan la estructura de los equipos en la LVBP,
sino como complementos para completar lo que le falta a un buen plantel.
Pero el punto más importante entre todas las razones para
esperar algo así está en Renato Núñez y la nueva generación de infielders
aragüeños.
“No esperábamos una temporada tan buena de Núñez”, admitió
Illitch Salazar, gerente deportivo de los felinos. La tercera base tiene nuevo
dueño en Maracay, al menos hasta que los Atléticos de Oakland digan que el prospecto
no puede jugar más en su país.
El grandeliga Eduardo Escobar ya fue inscrito en el roster
activo. Yangervis Solarte se reportará en menos de dos semanas. Goyito Martínez
ha hecho el trabajo. Argenis Díaz aporta defensa.
Podemos seguir. Los prospectos Ronald Torreyes y Gyoscar
Amaya parecen listos para ser probados en el equipo grande. Y la necesaria
veteranía aún existe, con Alex Núñez y Ramón Castro.
Son demasiados nombres para muy pocas posiciones. ¿Cómo
darle a Maza el mismo peso que tuvo en años anteriores?
“Cuando eres pelotero de todos los días, no te acostumbras a
estar en la banca”, soltó Salazar. “Luis es mi amigo. Y desde la pretemporada
me preguntaba: ¿Cuáles son los planes? Él mismo me pidió que tratara de
cambiarlo, porque sentía que todavía podía jugar como titular en otro lugar”.
Luis Villalba, el receptor que llegó en lugar de Maza, no
tiene el cartel del pelotero al que sustituye. No es fácil contar 22 años de
edad, salir de clase A media y entrar a una organización en el cupo de una
pieza fundamental de la dinastía, el antesalista que consiguió el último out en
la sexta corona de esa insólita seguidilla de títulos.
¿Cuán bueno es el maracayero? Es difícil precisarlo, todavía.
Los catchers se desarrollan con más lentitud y el poder es lo último que aflora
en las menores.
Su línea de .235/.363/.312 en las granjas de los Reales no
impresiona, pero sugiere que ya es bueno reconociendo los pitcheos. Salazar
afirma que es buen bateador, que tiene el potencial para ser titular de los
Tigres a la vuelta de unos tres torneos.
Cuando Salvador Pérez pasó por esa categoría ligó para
.189/.230/.236. Miguel Montero estuvo un poco mejor, con .263/.330/.409. Hasta
Baudilio Díaz sirve de ejemplo, porque en cuatro campañas en clase A media dejó
una línea de .236/.307/.330.
Hay que esperar para ver en qué se convierte Villalba. Mientras
tanto, bien harán los aficionados tigreros al cruzar los dedos, ligando que
Oakland permita a Renato Núñez seguir activo en enero.
Publicado en El Nacional, el martes 4 de noviembre de 2014.

One thought on “La renovación aragüeña y el cambio de Luis Maza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante