El Emergente

El Emergente

El mejor pelotero en la historia de la LVBP

El Emergente
Por Ignacio Serrano
Robert Pérez
Robert Pérez fue el centro de un homenaje el miércoles, en
Maracay. No quisieron los Tigres dejar escapar la oportunidad de celebrar la
carrera del guayanés.
¿Cuántos peloteros han recibido un trato así de parte de sus
adversarios?
Varios días atrás, las Águilas hicieron algo similar en
Maracaibo, ratificando la admiración por el gran recorrido que ha realizado a
lo largo de 27 temporadas el patrullero oriental.
Las empresas Numeritos Gerencia Deportiva y Lineup
Internacional anunciaron que de ahora en adelante el premio para el Jugador Más
Valioso de cada final llevará el nombre de este nativo de San Félix.

La alcaldía de Barquisimeto puso un cartel con la expresión “calle
Robert Pérez” en la calle 51 de la capital larense. Los Cardenales dedicaron un
domingo a su memoria, tributo a una carrera sin par.
Pérez perdió esta temporada el liderato de jonrones de todos
los tiempos, que él a su vez le arrebató al gran Antonio Armas. Pero llega al
final del camino como el número uno de la LVBP en anotadas, extrabases, tubeyes,
empujadas y bases alcanzadas.
Ha sido todo un viaje. Y es posible que vengan más
homenajes, deberían venir, antes de que definitivamente cuelgue sus spikes en
medio de la colección de objetos que guarda en casa, un verdadero museo
particular al esfuerzo y la constancia.
¿Estamos despidiendo al mejor jugador de la historia en la
LVBP? ¿Estamos viéndole escribir su última página en el diamante?
Qué difícil resulta saberlo. Pero sus números son
excepcionales.
Luis Aparicio, Miguel Cabrera, David Concepción, Omar
Vizquel, Antonio Armas, tal vez el Chico Carrasquel y otros cuantos más
posiblemente hayan sido mejores que él, contando lo hecho en las Grandes Ligas.
Pero contando exclusivamente la pelota invernal, ¿Es Pérez el de más fructífero
recorrido?
Puede que Vidal López fuera la primera gran figura del
circuito, aunque llegó un poco tarde al envite, pues parte importante de su
carrera ocurrió en los tiempos de la primera división, antes de 1946.
Dalmiro Finol también llegó un poco tarde, pero quizás sí
fuera la primera referencia indiscutible en esta búsqueda. Fue el primer legítimo
jonronero criollo en la liga. Brilló con una de las divisas más populares, el
Caracas, y se retiró como el líder en cuadrangulares de la naciente historia de
nuestra pelota profesional.
Luis García, el legendario Camaleón, heredó el honor de ser el
astro principal del circuito tras el adiós de Finol. De hecho, quebró las
marcas de su antecesor, implantó otras y debieron pasar décadas para que le
arrebataran esos registros.
El sucrense, además, lo hizo mayormente como ídolo del otro
club preferido por las mayorías, el mismo Magallanes de Vidal López, escuadra de
la que es su principal enseña y referencia,
Fue Pérez, precisamente, quien se quedó con casi todos los
topes de Camaleón, excepto por la cima de los hits conectados, que quedó en
poder de esa otra leyenda de largo aliento, de brillantes números e inolvidable
hoja de servicios: Víctor Davalillo.
Finol, Camaleón, Vitico y Robert Pérez. Son los cuatro ases
en la baraja ya septuagenaria de la LVBP. ¿Con quién se queda usted?
Publicado en El Nacional, el viernes 19 de diciembre de 2014.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante