El Emergente

El Emergente

Un león que despertó

Caracas
parecía desmoronarse hace un mes, ante la desbandada de sus principales
bateadores y el desplome de su rotación. Hoy es el equipo más caliente de la
LVBP
Por Ignacio Serrano
Publicado en El Nacional
Una noche,
el lineup de los Leones se quedó sin cuarto bate.

Se fue
Jesús Aguilar. Henry Urrutia terminó su contrato. Félix Pérez fue llamado de
Japón. Jesús Guzmán apenas estaba empezando a jugar.

La crisis
de los melenudos, de la que ya casi no queda recuerdo, comenzó a finales de
noviembre, cuando aquel equipo que había jugado bien en la primera mitad de
campeonato pareció desinflarse, ante la desbandada de sus principales toleteros
y el desplome de su rotación.

Caracas, un
mes después, es el equipo más caliente de la eliminatoria, a tiro del primer lugar en la segunda mitad y con sólo un juego de diferencia respecto al Magallanes en la tabla acumulada de victorias y derrotas, si todavía
estuviera vigente el viejo formato de ganados y perdidos.


Son ya siete triunfos al hilo para los capitalinos.

Muchas
cosas han cambiado en estas casi cinco semanas. Guzmán, Alex González y Yorvit
Torrealba dieron un paso al frente, instados por la voz de manager Alfredo
Pedrique, que pidió un extra a los jugadores de más experiencia en la cueva.

Pérez
regresó, para reinstalarse en el medio del lineup y dar balance zurdo-derecho a
un orden ofensivo que ya había recuperado su peligrosidad.

Y la
rotación retomó su equilibrio. He aquí un aspecto clave. Los abridores
volvieron a lanzar con efectividad, yendo lejos en cada salida, y dejaron de
presionar a los relevistas.

El
equilibrio de la divisa capitalina ocurrió cuando Cory Riordan y Joe Gardner
volvieron a ser efectivos, cuando Jhoulys Chacín tomó el ritmo que de él se
esperaba y se unió a un Luis Díaz que no ha perdido efectividad desde el inicio
del campeonato.

Lo demás
son detalles. Que si Brock Stassi hace daño con el swing o pasa por un slump;
la esperanza de ver a Josh Bell desplegar una buena ofensiva; encontrar un
primer bate real, llámese Tayron Robinson o no; detalles.

Los Leones
todavía tienen huecos, carencias que tratarán de resolver en el Caribe o en el
draft de sustituciones previo a la postemporada, una vez que coronen su
levantada y avancen a los playoffs.

Por lo
pronto, cabalgan sobre el equilibrio generado por una ofensiva que apela a los
galones de jugadores con experiencia, y aprovecha la ventaja de contar con una
rotación estable y un bullpen que ya no tiene que trabajar el doble.

Así avanza
el Caracas hacia ese territorio donde ya están Magallanes, Aragua y La Guaira.
Publicado en El Nacional, el miércoles 23 de diciembre de 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.