El Emergente

El Emergente

Aragua da pleno apoyo al antidopaje y el Código de Ética

Carlos Guillén, presidente de los Tigres de Aragua, defendió la actual política antidopaje del beisbol venezolano y el Código de Ética de la LVBP, bajo la idea de que recurrir a los tribunales o descartar la normativa vigente traería un serio perjuicio al pasatiempo nacional.

«Esto no es por Alex (Cabrera), yo soy su amigo», dijo Guillén, en entrevista con el periodista Carlos Valmore Rodríguez, en su programa Good Morning Show. «Esto es por el beisbol, por una sólida institución que ya tiene 70 años de existencia en Venezuela».

Cabrera ha demandado en los tribunales la suspensión del castigo de 25 juegos que le impuso la liga por violar el reglamento antidopaje. El slugger de los Tiburones consiguió un amparo cautelar que deja en suspenso la medida, hasta tanto no haya una decisión firme.

«Todas las ligas tienen que tener sus controles», sostuvo Guillén. «Cuando yo era jugador, me multaron por usar el bolsillo afuera. Primero me mandaron una carta advirtiéndomelo y yo seguí usando mi bolsillo afuera. Me multaron y yo seguí. Finalmente me mandaron una comunicación, advirtiéndome que de continuar usando el bolsillo afuera, iban a aplicarme una suspensión. ¿Se imaginan si un pelotero lleva eso a un tribunal? ¿Se imaginan si van a juicio todas las decisiones de las ligas? Eso no puede ser, por el bien del deporte».

El ejecutivo, que en febrero aceptó sin protesta la suspensión de 15 juegos para su manager Eduardo Pérez, debido a gruesas declaraciones contra la directiva de la LVBP, mantuvo ese camino, al afirmar que el Código de Ética es necesario.

«Oscar Prieto ha hecho un gran trabajo y trajo esa idea a la liga, pero en realidad eso fue una decisión de todos los equipos», recordó Guillén.

Añadió que la lucha antidopaje debe ser inflexible, «incluso si cae uno de los nuestros».

«En las Grandes Ligas cada vez se endurecen más los controles», argumentó. «Si se elimina el antidopaje en Venezuela, ¿qué ejemplo le damos a los jóvenes? Cualquiera podría tomar cualquier cosa, se acabaría el beisbol».

«Hay peloteros del extranjero que no vienen porque saben que hay controles», señaló. «Pero si se quitan, muchos dirían: ‘Vamos a jugar en Venezuela, porque no hay controles. Y si un joven se dopa, porque aquí es permitido, ¿qué le pasará cuando vaya al Spring Training? Que puede salir positivo y ser sancionado. Los controles tienen que mantenerse».

Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.