El Emergente

El Emergente

La Guaira defiende al Samurái, pero el reglamento lo condena

Los Tiburones aseguran que tienen la documentación médica que justifica el consumo de una sustancia familia de las anfetaminas por parte de Alex Cabrera, pero las normas contra el uso de sustancias prohibidas en la LVBP le dan la espalda al pelotero
Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com

El departamento de prensa de los Tiburones hizo público un
parte oficial este martes, poco después de conocerse la sanción por dopaje
contra Alex Cabrera. En él, la
divisa se responsabiliza del positivo por anfetaminas y exculpa al pelotero.
El reglamento antidopaje de la LVBP no está del lado del
pelotero, sin embargo, y por ello la suspensión que le fue aplicada por 25
juegos, cantidad que se le impuso por ser la primera vez que de manera comprobada
el Samurái resulta positivo en la liga.
Esta es la versión de La Guaira:

«Cabrera, en la campaña 2014-2015,
“fue diagnosticado por el médico siquiatra David
Figueroa Flores de presentar ‘manifestaciones clínicas de trastornos por
déficit de atención con hiperactividad’. Tal condición se agudizó en esa temporada,
cuando le fue asignado el rol de bateador designado, en lugar de su posición de
inicialista desempeñada a lo largo de su carrera. Ante tal diagnóstico, y luego
de que Cabrera no respondiera con efectividad al tratamiento de sicoterapia
cognitivo conductual, el doctor Figueroa Flores recetó el medicamento Adderall
XR de 20 miligramos”.
El Adderall es parte de la familia de las anfetaminas. No
crea músculo, a diferencia de los esteroides, pero sí otorga mayor vigor a
quien la consume, haciendo desaparecer los síntomas del cansancio,
permitiéndole desplegar mejor su fuerza y, cuando se usa para mejorar el
rendimiento deportivo, permite soportar el rigor del día a día en una temporada
de beisbol.
Su uso terapéutico está permitido en la MLB y en la LVBP,
siempre y cuando se advierta dentro de los plazos existentes su consumo y se
haga entrega de la documentación exigida. Pero el uso continuo de las
anfetaminas puede causar también severos desórdenes en el sistema neurológico.
Los escualos aseguran que la documentación que exculpa a Cabrera
estaba en sus oficinas desde 2014 y nunca fue entregada a la LVBP.
“Tiburones ha asumido por completo la responsabilidad del
error o falta en el envío de la comunicación respectiva, exonerando por
completo al jugador de cualquier culpabilidad en el caso”, dice el parte de
prensa. “Alex cumplió su parte responsablemente, informar sobre el tratamiento
que incluye el medicamento Adderall”.
El reglamento antidopaje, sin embargo, obliga a entregar la
documentación antes del inicio de cada campeonato (o en el momento de ser
recetado por el médico, de ocurrir esto en plena zafra), lo que invalida para
la justa 2015-2016 un récipe médico correspondiente al torneo 2014-2015.
La norma, en su artículo 43, responsabiliza del trámite,
además, al propio jugador, no a los clubes. Allí se explica con detalle los
pasos que debe seguir cada pelotero que esté medicado con alguna sustancia
prohibida.
Por un caso semejante fue suspendido hace un año el lanzador
Jon Hunton.
Ignacio Serrano

2 thoughts on “La Guaira defiende al Samurái, pero el reglamento lo condena

  1. Que alguien me diga cuando fue la ultima ves que este senor jugo en primera base. De verdad que los gerentes de los tiburones son unos alcahuetas. Este senor deberia ser expulsado de una ves x toda. Y solamente le dieron 25 juegos.

  2. Bueno cumplirá su suspensión por 25 juegos por no cumplir la norma que es igual para todos. Como dice el dicho tiene razón pero igual va preso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.