El Emergente

El Emergente

¿Qué gana Lara en el cambio con Caracas?

El
Emergente
Ignacio
Serrano
Ángel Calero

Puede ser
que Anderson De La Rosa
haya salido de los Cardenales de Lara porque ya no tenía cabida, y porque la
gerencia haya querido pagarle con un gesto cordial esa carrera discreta y
disciplinada con los pájaros rojos, el equipo de su tierra natal.

Puede que
fuera así, y que este cambio con los Leones del Caracas haya que evaluarlo con
un ojo especial.
De La Rosa es barquisimetano, nunca
dio problemas y durante mucho tiempo fue una promesa de cierta importancia,
presencia habitual en los entrenamientos primaverales de las Grandes Ligas y
premiado receptor en la LVBP.
A punto de
cumplir 32 años de edad, tras ceder espacios ante el más joven Gabriel Lino, ve
cerrarse su oportunidad de jugar en la campaña 2016-2017 con la llegada de
Manuel Piña, también guaro y también catcher, procedente de los Bravos de
Margarita.
¿Qué debía
hacer la gerencia? ¿Mantener a los tres caretas, como en su momento formaron un
trío De La Rosa,
Lino y José Yépez? ¿O darle su cupo a un joven en formación, permitirle jugar
en otro club y conseguir algo a cambio?

Esa última
fue la decisión, que justifica en parte porqué una divisa decidida a conseguir
profundidad en la posición termina entregando a quien ganó el Guante de Oro
hace tres campeonatos.
Los
crepusculares tienen con qué suplir la ausencia del larense. Lino es joven,
seguro y estuvo en el último Spring Training. Piña es mayor, pero ya jugó en la MLB, espera un chance en Triple
A y es de la región. Los dos son buenos defensores, la principal habilidad de
quien se marchó.
El
prospecto Alí Sánchez, llegado en el cambio con los Navegantes del Magallanes
por Félix Hernández, puede ser ese tercer receptor a partir de octubre. Podría aprender
y tiene un bate como para tomar algunos turnos como emergente. A Luis Álvarez
no se le ha visto mucho, pero cierta vez fue un madero interesante en las
menores.
Cubierta la
ausencia, a los Cardenales les toca hacer el balance de lo recibido. Porque no
salieron de De La Rosa
por mera filantropía.
Ángel
Calero pintaba mucho cuando saltó con los Navegantes. En realidad, ninguna de
sus temporadas ha sido especial. Ha tenido algunas altas y es útil como zurdo
situacional, su papel en la capital. Pero no se ha revelado como un tirador
capaz de ir más allá de uno o dos hombres.
Todo staff
necesita a alguien así. Es el rol que ha tenido José Jiménez y que
eventualmente podrían cumplir Carlos Piña y Luis Piña. Si los occidentales
deciden mantenerlo, puede ayudar. Tiene experiencia. Y lanzar en Italia, si
bien indica un cambio de nivel, no es necesariamente el fin, como demostraran
en su momento Darwin Cubillán o Víctor Moreno.
La
verdadera recompensa para los Cardenales es el prospecto Celis Flames.
Es demasiado
joven para saber hasta dónde llegará, demasiado temprano para precisar si tiene
más o menos herramientas que lo visto hasta ahora en la Dominican Summer League.
Si Flames
se convierte en un buen monticulista, la gerencia tendrá el premio por la buena
acción de haber dado a uno de sus viejos guerreros la oportunidad de ser
titular con el Caracas.
Y si no, ya
que apenas tiene 18 años de edad, Lara al menos habrá conseguido un zurdo más
para usar en los próximos dos o tres torneos en ese ajedrez que tanto disfruta
jugar el manager Luis Dorante con su bullpen.
Publicado en El Nacional, el domingo 5 de junio de 2016.

2 thoughts on “¿Qué gana Lara en el cambio con Caracas?

  1. Sin duda alguna el movimiento se debio a algo de lo cual carecen en los ultimos dos anos los equipos de nuestra liga, y eso es picheo, el movimiento definitivamente beneficio a los cardenales, y ya la llegada del catcher nativo manuel pina y teniendo al que fue el guante de oro 2016 Gabriel lino les facilito hacer el cambio obtener un brazo de experiencia en el bulpen como lo es angel calero y por otro lado obtener un pitcher en desarrollo adicional como Flames

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante