El Emergente

El Emergente

Honores para «El Intocable»

Excompañeros de Wilson Álvarez admiraron la carrera del zuliano, pilar en cuatro de los cinco títulos de los rapaces. Cada uno de ellos, junto con su esposa, periodistas y aficionados, dirigieron palabras de alegría por la exhaltación de su número
Fotos: Eddy Pacheco / Prensa Águilas

Gerardo Boscán Villasmil

@GerardBoscan



Alex Delgado, su receptor personal por nueve temporadas: “Orgulloso de que un lanzador de la talla de Wilson, quizás el mejor pitcher zurdo que ha tenido esta liga, reciba un homenaje como este. Trabajé con él por mucho tiempo. Venimos jugando juntos desde pequeñas ligas, Que esté ahí (entre los números retirados) es muy especial, orgulloso que me incluya en su repertorio de vivencias en su carrera. Tenía un carácter en el montículo muy particular. Siempre estaba intimidante, dominador. Cuando tienes esa categoría de lanzador frente a ti es un verdadero honor. 

Jugamos una final, no recuerdo cuál fue en realidad, pero Pompeyo no me colocó en la alineación. Él se acercó y me dijo que si Wilson me preguntaba le dijera que estaba enfermo. Lógicamente eso pasó, y Wilson se encerró con Pompeyo a hablar en su oficina. Me mandaron a llamar y le dije a Pompeyo claramente que eso lo había dicho él. Wilson le dejó claro que si yo no era su receptor él no iba a lanzar ese día. Lo convenció, me alisté, y ese día tuvimos un gran juego. Lanzó siete ceros.

«Wilson siempre fue muy tranquilo, de poco hablar. Cuando eres un lanzador como él no te preocupas por los rivales. Era su fuerza contra la del otro equipo. Tenia un repertorio extraordinario. Recta, curva y cambio”.
Lipso Nava, mánager de las Águilas. 
“Feliz complacido, retirado. Yo dije que una de mis funciones como mánager era ver ese npúemro retirado. Tiene todos los meritos para eso y más. Siempre nos la llevamos bien. Siempre le digo “oink” (cochino ‘e monte) y él me dice “pillín”. 
Tenemos una muy bonita amistad. Es un hombre íntegro, se entrega a esto, a que todo se haga bien. Toma con orgullo su trabajo y lo que hace”.
Daihanna de Álvarez, esposa de Wilson. 
“Desde el comienzo, fue todo difícil. Comenzamos todo muy fuerte con la pérdida de nuestro bebé, de ahí todo fue mucha lucha. A veces, mientras lo subían y bajaban, quería dejar todo botado, esa fue la parte más dura. Cuando logró establecerse, el no hit no run, el camino se hizo más sencillo, pudo dar todo lo que dio por el béisbol.
Hay muchos momentos claves. Curiosamente, estos que está viviendo ahora son los que lo hacen ver a él todo lo bueno que puedo dar en su carrera, que todo el sacrificio que hizo, reconoce que todo el esfuerzo valió la pena. Te llena el alma. 
Se frustraba, lloraba. Cuando le iba mal, profesionalmente, iba a llegar peleando, llorando, frustrado. Tuvo sus momentos emocionantes. Esta temporada ha sido especial donde ha salido a aflorar todos sus sentimientos de manera viva”.
Julio Machado, excerrador de Águilas
“Tener a un lanzador como él seguramente ameritaba y aseguraba muchos triunfos. Era una garantía para todos poder tenerlo en la lomita y una responsabilidad poder cerrar los encuentros. En los tiempos que él estaba con el equipo, te aseguraba mínimo siete episodios. 
El último campeonato que tuvimos en Maracaibo fue una locura, él fue uno de los pilares y tuvo mucho que ver durante todo ese encuentro. 
Wilson tenía un temperamento muy calmado, un tipo de persona que ni en la lomita perdía el control o su manera de ser. En todo el tiempo que jugamos nunca lo vi llegar enojado, lanzar un guante o algo parecido. Siempre educado dentro y fuera del campo. Si pudiera darle las victorias que tuve como relevista a él para que sea el líder histórico, lo haría. ”. 
Jhonny Paredes, exsegunda base de las Águilas
“Solo vine a Maracaibo porque era Wilson, es un momento tan especial tanto como para él como para todos nosotros. A él quien le dirigía los juegos era yo, le decía las señas desde la segunda base. No cabe duda que es el mejor lanzador que hemos tenido en la liga y en el equipo”.

Carlos Quintana, exprimera base
“Cuando él lanzaba sentíamos la necesidad de batear. Cuando estaba en su momento siempre decíamos ‘vamos a comenzar a producir que Wilson está imparable. Yo comienzo a aflojar con palos al pitcher y ustedes me siguen. Cuando fallaba, sé que otros ocho iban a conseguir la manera de producir y ganar los juegos para él”.
Antonio Soler, comentarista circuito radial Águilas del Zulia
“Sin duda era un lanzador que llamaba mucho la atención. Cuando lanzaba la gente se avocaba a asistir al estadio para verlo lanzar. La triple corona que obtuvo aquí, sin duda, es una de las actuaciones más soberbias de lanzador alguno en el Zulia y en toda Venezuela. Además, que ser el primero en lanzar un no hit no run le sirvió de trampolín por el resto de su carrera”.

Marcia Medina, abonado de las Águilas desde 1969
“Si querías ver el estadio lleno, había que esperar que Wilson viniera a lanzar. Tenía un poder de convocatoria que nadie más ha tenido en la historia. Cuando lanzaba en los Estados Unidos, que no había televisión por cable, directv como ahora, siempre había locales que pasaban los juegos y se llenaban. El mejor zurdo de las Águilas, el béisbol. Qué bueno poder verlo, desde chamo, ya que venía con tremendas referencias por sus participaciones en los mundiales de béisbol menor”.
Cristóbal Colón, excampocorto de Águilas
“Siempre tuvimos una química muy buena como equipo, pero cuando él lanzaba era algo mucho más especial. Era una responsabilidad para nosotros poder asegurar las cosas que él hacía. Además, que con Jhonny, Quintana y Pedro Castellano, además de Alex en la receptoría, nuestro infield, contando a Wilson, era algo impresionante, aguerrido, impenetrable. Él daba el 150 % en el terreno y nosotros teníamos que ponerlos a la par. Fue y es, un caballero en el béisbol. Aún lo es”.
Eduardo Pérez, amigo de su infancia
«No pudimos jugar juntos en una temporada, pero sí desde chamos. Muchos piensan que es una persona cerrada, pero en confianza, con sus amigos, es una persona muy amable, correcta en cuanto al béisbol. Siempre recordaré la vez que me pasó con un sombrerito que me hizo. Así era de grande nuestra confianza. En Estados Unidos siempre lo respetaron y admiraron. Una ilustre carrera y gracias a Dios pude participar y vivir este momento junto con él». 
Gerardo Boscán Villasmil
@GerardBoscan

3 thoughts on “Honores para «El Intocable»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante