Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Los otros grandeligas de Venezuela

A los 76 nativos que comenzaron esta temporada en la gran
carpa hay que añadir otro récord: el de esos bigleaguers que no ven acción en
el terreno: 18 coaches, umpires, trainers y ejecutivos criollos se reparten en las Mayores
Philadelphia Phillies v Washington Nationals
Manuel González es uno de los dos umpires criollos
Zimbio.com

Por Ignacio Serrano

El Nacional
No todos los grandeligas venezolanos saltan al campo todos
los días. Algunos, de hecho, ni siquiera usan uniforme, pero forman parte de
otra cifra tope, la de criollos que trabajan directamente en las Mayores como
coaches, umpires, trainers y ejecutivos.
Son 18, en total, y se suman a los 76 peloteros que este mes
marcaron un récord para un inicio de temporada. Por primera vez, los
instructores ascienden a 13, y también por primera vez son dos los umpires a
tiempo completo.
Estos son los otros bigleaguers de Venezuela.
José Alguacil (Gigantes). Es el novato entre los coaches
venezolanos, ya que fue subido este año para estrenarse en la primera base de
San Francisco.
Fue infielder con más de una década de servicio en el país,
tras saltar al profesional con los Cardenales de Lara, donde actualmente forma
parte del staff.
Heberto Andrade (Piratas). Es uno de los dos más antiguos
coaches nativos en las Grandes Ligas, pues desde 2004 labora con Pittsburgh
como catcher de bullpen.
En la liga venezolana fue careta de las Águilas del Zulia,
entre 1987 y 1996.
Henry Blanco (Cachorros). Está en su tercera campaña como
coach en las Mayores, luego de ser uno de los bigleaguers venezolanos más
longevos en la historia.
Comenzó en 2015 como instructor asistente de bateo en Arizona
y desde 2016 es quality control coach en Chicago. En la LVBP conduce a los
Bravos de Margarita desde su retiro como receptor.
Javier Bracamonte (Astros). Trabaja como catcher de bullpen
con Houston desde 2001. Lanza la práctica de bateo y funge como instructor
asistente. Es el coach venezolano con más larga trayectoria en la MLB,
actualmente.
Bracamonte fue pelotero profesional y perteneció
transitoriamente a los Leones del Caracas, aunque su carrera no prosperó. Llegó
a los siderales llevado por su amigo Richard Hidalgo, entonces estrella dela
divisa, y terminó entrando a la nómina del equipo. Entre 2004 y 2006 acudió al
Juego de Estrellas y lanzó a Andruw Jones, Jason Bay y Miguel Cabrera en el
Derby de Jonrones.
Miguel Cairo (Rojos). Desde 2013, el año siguiente a su
retiro, forma parte de la oficina en Cincinnati, como asistente especial a la
gerencia general.
Jugó durante 17 temporadas en las Mayores.
Armando Camacaro (Indios). Fue un catcher defensivo con
largo recorrido en las menores, que en el país perteneció a los Caribes de
Oriente y Anzoátegui. Es catcher de bullpen.
Desde 2010 pertenece al cuerpo de coaches de Cleveland.
Manuel González (umpire). Tiene dos décadas de trayectoria
en su profesión, pese a que todavía no cumple 40 años de edad. Se encuentra ya
en su octava justa en la MLB.
El 17 de mayo de 2010 se convirtió en el primer árbitro
venezolano en las Grandes Ligas y desde 2013 forma parte del roster titular de
hombres de azul arriba. Ha sido llamado para trabajar en las últimas dos
postemporadas.
Rodolfo Hernández (Mellizos). Trabaja como coach asistente
de bateo en Minnesota desde 2015, tras un largo recorrido como formador en las
menores de esa organización.
Fue infielder del Magallanes, mayormente, en la LVBP, y
dirigió a los Tigres de Aragua en varias oportunidades.
Carlos Muñoz (Astros). También trabaja como catcher de
bullpen en Houston, donde empezó primero como scout. Desde 2014 está con el
equipo grande.
Eduardo Pérez (Bravos). Hizo una larga carrera en la LVBP y
en las Grandes Ligas. Fue Jugador Más Valioso en Venezuela, Más Valioso en una
Serie de Campeonato de la Liga Nacional y catcher de Atlanta, Cleveland y
Milwaukee, entre 1995 y 2005.
Comenzó con los Bravos como coach de bullpen, en 2007. El
año pasado fue ascendido a coach de primera base. Ha dirigido a las Águilas del
Zulia y los Tigres de Aragua, con los que ganó un campeonato, en la temporada
2015-2016.
Humberto Quintero (Diamondbacks). Desde 2016 forma parte del
staff de Arizona, como catcher de bullpen.
Tuvo una trayectoria dilatada en la gran carpa, con 12
zafras en total. En el país militó con las Águilas durante toda su carrera.
Carlos Subero (Cerveceros). Desde 2016 es coach de primera
base en Milwaukee, luego de más de una década como piloto en las menores.
En Venezuela ha dirigido a tres equipos, luego de una corta
trayectoria como infielder de los Tiburones de La Guaira, y fue campeón con el
Caracas en la zafra 2005-2006, llegando incluso a ganar la Serie del Caribe. En
la 2017-2018 será coach de banca en República Dominicana.
Jesús Tiamo (Filis). Fue figura en la pelota criolla durante
más de una década, especialmente con los Navegantes del Magallanes, y desde la
década pasada ha trabajado como coach de Filaldelfia.
Desde 2009 es catcher de bullpen de los cuáqueros.
Carlos Torres (umpire). Fue el segundo árbitro venezolano en
la gran carpa, en 2015, y hasta 2016 estuvo en la nómina de jueces suplentes. A
partir de este año forma parte del roster a tiempo completo en la MLB.
Fue premiado en la LVBP como el mejor umpire del torneo
2014-2015.
Jorge Velandia (Filis). Luego de un lapso como instructor de
ligas menores, debuta este año como asistente especial de la gerencia general
de Filadelfia.
También fue bigleaguer, entre 1997 y 2008. En la LVBP es
gerente deportivo de los Tiburones de La Guaira.
Tomás Vera (Rojos). Comenzó su carrera como trainer con
Cincinnati en la Venezuelan Summer League y con el Caracas, hasta que fue
llamado a la MLB hace un lustro, para formar parte del equipo médico de esa
divisa en el campo.
Ocasionalmente también se le ve ayudando como traductor
simultáneo, para ayudar a los peloteros hispanos que no dominan el inglés.
Omar Vizquel (Tigres). Es el coach de primera base de
Detroit desde 2015.
Es uno de los grandeligas venezolanos más notables en la
historia, el que más ha jugado arriba, dueño de 11 guantes de oro y el bateador
con más hits en la expedición nacional.
José Yépez (Bravos). Es catcher de bullpen desde su retiro
del beisbol activo, en 2016. Es miembro de la rara lista de peloteros
venezolanos que han sido subidos a las Grandes Ligas, sin haber llegado a
debutar jamás.
Tuvo una larga carrera con los Cardenales de Lara en la
LVBP, escuadra en la que ahora trabaja como gerente deportivo.

Publicado en El Nacional, el domingo 16 de abril de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.