El Emergente

El Emergente

Grandes novatos, de Gleyber Torres al Chico Carrasquel

El emergente

Ignacio Serrano
El premio al Jugador de la Semana que obtuvo Gleyber Torres
nos hizo pensar de inmediato en los debutantes venezolanos más destacados en
las Grandes Ligas, más allá de la habitual mención a Luis Aparicio y Oswaldo
Guillén, los únicos que han ganado el Novato del Año.
La historia suele ser roñica en ese sentido con Chico
Carrasquel. Quizás porque coincidió con Aparicio, resulta injusto que nunca sea
mencionado al citar a los novicios más resaltantes en la expedición nacional.
El Chico fue el primer criollo que jugó a diario en las
Mayores, en 1950, en su estreno, con los Medias Blancas. Su cosecha fue tan
resaltante, con .282 de average, 72 anotadas y la primera de sus varias
campañas relucientes como campocorto, que terminó tercero en la votación para
escoger al mejor de los recién llegados.
Walt Droppo fue el Novato del Año esa vez. Fue merecido, al ligar
para .322, con 34 jonrones, 144 empujadas y .961 de OPS. Pero los votantes
fallaron al poner a Whitey Ford en la segunda posición, a pesar de que
solamente lanzó 112 innings en aquella temporada, mucho menos del mínimo para calificar
en el departamento de efectividad.

El público sería más justo con Carrasquel. Meses después de
ver a los periodistas quitarle la merecida segunda casilla, los aficionados votaron
para que abriera el Juego de Estrellas de 1951, a pesar de que otro shortstop, Phil
Rizzuto, había sido el Jugador Más Valioso en la zafra anterior.
El Fantasma de la Calle 35 ya no era un prospecto en esa
segunda justa, en la que desplazó a Rizzuto en el Clásico de Julio. De hecho, Ningún
venezolano con esa condición asistiría al choque estelar hasta 1999, cuando se
rompió el celofán. Ni siquiera pudieron hacerlo Aparicio en 1956 o Guillén en
1985, a pesar de la notoriedad que ganaron de inmediato.
Alex González fue el afortunado. Defendía las paradas cortas
de los Marlins, en medio de una sólida cosecha que terminaría con .277 de
average, 14 jonrones y 81 anotadas. Fue su único llamado al duelo de la mitad
del torneo, pero le valió para ganarse un lugar en los anales del beisbol
venezolano, al ser el único novato de la expedición vinotinto que, hasta ahora,
ha sido seleccionado para la tradicional cita de los astros.
Esa sequía posiblemente terminará en menos de dos meses.
Es arriesgado vaticinar que Torres terminará acaparando las
preferencias del público, pero hay suficientes condiciones para pensar que
debería estar entre los llamados al Juego de Estrellas, en caso de mantener
este ritmo y a pesar de perderse el primer mes de acción: su llegada ha sido
clamorosa, juega para el equipo con más seguidores y mayor difusión mediática, está
poniendo números brillantes y cada dos por tres es noticia, bien porque recuerda
una hazaña de Mickey Mantle, bien porque logra una cadena jonronera que resulta
récord o porque, como ahora, es elegido Jugador de la Semana.
El caraqueño tendrá muy pronto las suficientes apariciones
legales como para aparecer, además, entre los líderes bateadores de la Liga
Americana. Y si no lo hace la gente, porque es difícil ganarle la votación a
José Altuve, le queda la posibilidad de entrar con el apoyo de los propios
peloteros, como jugador de la banca.
No se sorprendan si lo ven el 17 de julio en el Nationals
Park.
Columna publicada en El Nacional, el miércoles 30 de mayo de 2018. 

2 thoughts on “Grandes novatos, de Gleyber Torres al Chico Carrasquel

  1. Quitarle la titularidad a altuve del juego de estrella en estos tiempos es difícil, pero con el ruido que esta haciendo este chamo y con el tamaño de la fanáticada de los yankees que castiga pero premia también no es imposible

  2. Quitarle espacio a Jose Altuve no es difícil, lo mismo se creía de Miguel Cabrera, llego Trout tuvo dos temporadas buenas y hasta los venezolanos lo ven superior a Cabrera, solo porque hizo ruido en esas dos temporadas, porque después ha sido un buen jugadorcon sus altas y bajas, rachas buenas y malas, y todos dicen que es el mejor de los ultimos tiempos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.