El Emergente

El Emergente

Eduardo Rodríguez puso su parte para preparar la fiesta de Boston

Los Medias Rojas vinieron de atrás para ganar el tercero de
la Serie Mundial en encuentro lleno de detalles felices: anotaron nueve veces
en el último tercio y el zurdo venezolano tuvo una buena actuación como abridor,
a pesar de haber relevado el día anterior

Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com
Al venezolano Eduardo Rodríguez le tocó hacer como los
pitchers de antaño, esos que abrían un juego en plena postemporada, al día
siguiente de haber lanzado. Y exactamente eso fue lo que le tocó este sábado,
en un encuentro donde Boston reaccionó con el madero para llevarse la tercera
victoria sobre Los Ángeles.
Los Medias Rojas quedaron a tiro de conquistar su cuarta
Serie Mundial desde 2004, al venir de atrás ante los Dodgers y reponerse al
hándicap de tener un staff de pitcheo agotado, con el zurdo carabobeño en plan
de abridor, un día después de haber sido utilizado como relevista de Rick
Porcello. Y en medio de tal adversidad, menos de 24 horas después de emplear a
23 de sus 25 hombres en un encuentro de 18 innings, vinieron de atrás para
ganar 9 carreras por 6 en el Dodger Stadium.


Rodríguez se fue sin decisión, pero cumplió con creces.
Mantuvo sin anotaciones a los campeones de la Liga Nacional durante cinco entradas,
pero pareció agotarse en el sexto, al llenar las bases. Pudo retirar a Cody
Bellinger con un rodado que forzó la primera de los locales, pero Yasel Puig le
conectó a continuación un estacazo fuera de parque que puso a ganar a los
californianos 4 por 0.
Parecía que todo estaba servido para que los esquivadores nivelaran
el Clásico de Octubre. Aunque también se habían extenuado en la maratón del viernes,
su cuerpo de relevistas parecía más fresco. Pero ni Scott Alexander ni Ryan
Madson contuvieron a los visitantes desde el séptimo pasaje, cuando el abridor
Rich Hill se cansó, y el cerrador Kenley Jansen volvió a ser castigado con un
jonrón en el octavo, esta vez de Steve Pearce, permitiendo la del empate y
allanando el terreno para la reacción final de los bostonianos.
Dylan Floro relevó en el noveno y todo terminó para los Dodgers.
Entre él, Alex Wood y Kenta Maeda recibieron cinco anotaciones. De nada sirvió
que luego la sacara Kiké Hernández con uno a bordo en la última oportunidad
ofensiva de los angelinos. La diferencia probó ser demasiada.
El receptor Sandy León también vio acción. No tomó turnos y
trabajó solamente a la defensiva. Ha participado en tres de los cuatro topes de
este Clásico de Octubre, con tres hits en seis turnos. Batea para .500 en su
primera Serie Mundial.

Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante