Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Evaluando los mejores brazos del campeonato

Jorge Martínez limitó al extremo los hits y los boletos / Foto Prensa Cardenales

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano
El mejor lanzador de la temporada no será galardonado.
Por primera vez en la historia de nuestra pelota llegamos al
momento de votar por los grandes del campeonato con la novedad de que uno de
los más sobresalientes protagonistas no es elegible.
Omar Bencomo Jr. logró dos distinciones como el Pelotero de
la Semana en la campaña regular y cerró como líder en efectividad y otros
departamentos. Era el candidato natural para el Premio Carrao Bracho, y sin
embargo, su nombre no debería aparecer en ninguna de las 50 planillas
entregadas.
El derecho nacido vio truncada su actuación con los Bravos,
al dar positivo por esteroides en un control de orina. La política antidopaje
de la liga determina que todos los galardones y récords de jugadores que sean
sorprendidos en el uso de sustancias prohibidas son anulados, por lo que
incluir a Bencomo en la papeleta era lo mismo que botar el voto.
Ya en la 2017-2018 vimos las primeras consecuencias de esta
nueva norma, cuando Cacao Valdez y Hassan Pena fueron despojados. Sólo que esta
es la primera oportunidad en la que alguien llega al momento de la selección
con el conocimiento de que su triunfo sería revertido.
El caso Bencomo nos obligó a buscar entre las demás opciones.
Y vaya que las hubo.
Wilfredo Boscán tuvo 2.51 de efectividad, tercera del
circuito, y sus cinco victorias ocurrieron en diciembre; apenas permitió tres
jonrones en 57.1 episodios, con 12 boletos y 24 ponches.
David Kubiak le siguió con 2.53, con el aditivo de haber
trabajado la mayor parte del tiempo en un parque ofensivo. Recorrió 64 entradas
y fue segundo entre los ponchadores, con 48. Entregó 22 transferencias y se la botaron
cinco veces.
Wilfredo Ledezma tuvo su mejor zafra, con 2.89 y 17
pasaportes en 56 actos, con dos bambinazos, a pesar del Chico Carrasquel, y guillotinó
a 33.
Pedro Rodríguez y Ryan Kelly brillaron entre los cerradores.
El primero, con 1.57 y 17 rescates; el segundo con 1.30 y 15 salvamentos. Y
Francisco Carrillo estuvo excepcional como bombero intermedio, nada menos que
con 46 innings y 1.37 de promedio.
Hay muchas más estadísticas para evaluar a un pitcher. No
podemos incluirlas todas aquí, so pena de no completar la columna.
Centramos nuestro voto en dos miembros del staff de
Cardenales. Dominaron los principales renglones y mostraron la mejor
combinación de numeritos.
Jorge Martínez fue segundo de Bencomo con cinco triunfos y
2.26 de efectividad en 59.2 actos, fue junto a César Jiménez el serpentinero
con menos boletos entre quienes tuvieron innings legales con 6, fue el cuarto
mejor ponchador con 40 y encabezó la liga con 0.97 de WHIP y con 6,67 fusilados
por cada pase gratis.
Williams Pérez fue quinto con 2.67de promedio, igualó la
cima con seis lauros, llegó a 60.2 entradas, fue cuarto con apenas 11 bases por
bolas y adormeció a 37 por la vía de los tres strikes, con 1.12 de WHIP, el segundo
mejor.
Las diferencias fueron muy sutiles. A Pérez le dieron únicamente
un jonrón, por cinco de su compañero. Pero el control de este último fue de
cirujano. Estuvieron en la rotación de principio a fin. Y a Martínez apenas le
dieron 52 hits, la cifra más pequeña después de Bencomo entre todos los
elegibles. Por eso, porque la tarea primordial de un pitcher es que nadie se le
embase, le dimos finalmente nuestro voto para el Carrao Bracho.
Columna publicada en El Nacional, en su edición digital del domingo 13 de enero de 2019. No pudo circular en papel debido a las restricciones que sufre la prensa venezolana.

Ignacio Serrano

3 thoughts on “Evaluando los mejores brazos del campeonato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.