El Emergente

El Emergente

Jesús Luzardo se estrena con tres buenos innings y su primer hold (+VIDEO)

El pelotero nacido en
Lima, hijo de padres marabinos y floridano de crianza tuvo un debut punto menos
que impecable ante los difíciles Astros. Así, se convirtió en el centésimo
venezolano que ve acción este año en las Grandes Ligas… y el primer peruano en
la historia
Por Ignacio Serrano
ElEmergente.com
Jesús Luzardo hizo historia este miércoles con solamente
trotar desde el bullpen hasta el montículo en el Minute Maid Park, calentar el
brazo y hacer su primer envío del juego ante el cubano Aledmys Díaz. Allí, en
el sexto inning, con sus Atléticos en ventaja 5 carreras por 2 ante los Astros,
se convirtió en el primer pelotero nacido en Perú que ve acción en las Grandes
Ligas.
Eso es un récord y pertenece a un venezolano. Sí, porque
Luzardo tiene la doble nacionalidad, sin más trámites que el amparo de dos
constituciones que le reconocen como tal: peruano por nacimiento, por ver la
luz en Lima, y venezolano por nacimiento, por ser hijo de padre y madre
zulianos, regionalismo que él mismo reclama como suyo y que, entre otras cosas,
le llevó a firmar con las Águilas de Zulia en la LVBP.
Díaz se convirtió en el primer ponche en la cuenta personal del
mejor prospecto de Oakland en 2019 y uno de los mejores de toda la MLB, de
acuerdo con Baseball America. El
tercer strike fue una muestra de lo que viene: el movimiento brusco de la recta
de dos costuras, alejándose del bateador derecho, luego de salir de su mano
zurda a 97 millas por hora.

Luzardo se convirtió de esa manera en el centésimo
venezolano en ver acción este año en las Mayores. Es la tercera campaña corrida
en que la expedición tricolor llega a tanto. La coincidencia es alegórica. Y el
pitcher multinacional, criado estadounidense desde muy pequeño, lo hizo con
estilo.

El puertorriqueño Martín Maldonado le sacó la pelota, para
una carrera en ese sexto pasaje. Algún impuesto había que pagar ante uno de los
equipos más poderosos del momento. Pero siguió en el morrito, porque tiene la
gasolina de los abridores, y se marchó a las duchas después del octavo, con
tres actos en su cuenta, una rayita, un hit, ningún boleto, dos fusilados y
3.00 de efectividad.
Fue un debut a la altura de las expectativas, especialmente
al tener en cuenta que los A’s no disponen ahora mismo de un sitio para él en
la rotación.
Hace poco más de un año llevó la bandera de Venezuela en el
uniforme, al participar en el Juego de Estrellas Futuras. Esta vez la llevó en
el corazón.
“Nací en Perú, pero cuando me mudé a Estados Unidos fui
mucho a Venezuela”, le dijo al periodista Ángel Cuevas, la víspera de su
estreno. “Todavía tengo familia allá. Soy el único que nací en Perú, pero fue
por el trabajo de mi papá. Fui criado como venezolano. Estoy agradecido por el
chance de ser el primer nacido en Perú en llegar a la MLB, pero también me
considero como venezolano. Esa es mi historia”.
Está próximo a soplar las 22 velitas del pastel y asegura
que quisiera algún día lanzar con las Águilas. Pero ahora es tiempo de otra
cosa: es tiempo de mostrar en la gran carpa esa caja de herramientas que, según
muchos scouts, le llevará a convertirse en una estrella, si conserva su buena
salud.

Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante