El Emergente

El Emergente

Max Scherzer y Aníbal Sánchez: una dupla que hace historia

Aunque son pitchers
de características muy distintas, el resultado ha sido el mismo. El
estadounidense y el venezolano han adormecido por completo la ofensiva de los
Cardenales en San Luis
Por Ignacio Serrano
Son dos pitchers muy diferentes. Aníbal Sánchez ha soltado
la recta a una media de 90,5 millas por hora en octubre. Max Scherzer la ha
soltado a un promedio de 96,2 millas. Es una diferencia radical en el beisbol.
Pero el resultado puede ser el mismo. Uno mareó a los Cardenales con su
precisión a baja velocidad. El otro los abrumó al pisar a fondo el acelerador.
Y los Nacionales, por eso, están cada vez más cerca de ir a su primera Serie
Mundial.
Sánchez coqueteó con un juego sin hits ni carreras hasta el
octavo inning, el viernes. Scherzer hizo lo propio hasta el séptimo acto. Los
campeones de la División Central apenas han podido dar cuatro imparables en 18
entradas. Suman una carrera en dos encuentros, gracias a la que pudieron marcar
al marcharse el verdugo sabatino. Y a partir del lunes subirán al montículo, en
Washington, Stephen Strasburg y Patrick Corbin.

Es la primera vez en la historia que dos serpentineros pasan
de los seis pasajes sin indiscutibles en un mismo equipo, en una misma serie de
postemporada. Es la primera vez que los mismos tiradores llegan a su hazaña con
el precedente de haber recorrido al menos cinco actos sin cohetes en otra oportunidad.
Lo hicieron en 2013, cuando ambos pertenecían a Detroit.
No ha habido un Clásico de Octubre en DC desde 1933, cuando
jugaban en la ciudad los desaparecidos Senadores. Nunca, desde entonces, se
había visto eso tan cerca de suceder nuevamente, como ahora.
Scherzer agarró la punta del hilo exactamente donde la dejó
su compañero al marcharse a las duchas, la noche previa. Lo hizo con su estilo
avasallante. Michael Taylor le dio ventaja prontamente con un jonrón solitario
en el tercer tramo, y en el octavo llegaron dos más. A fuerza de pitcheo
abridor, la gran virtud de esta escuadra, los Nats dominan la serie 2 encuentros
por 0.
“Es un placer verlo lanzar, cómo puede cambiar las
velocidades y ejecutar lanzamientos”, expresó el diestro norteamericano sobre
su compañero, en rueda de prensa, luego del choque. “Yo vivo el momento. No trato
de hacer nada grandioso. Solo trato de mantenerme en mi juego”.
Los Cardenales son un rival complicado. Bien lo saben los
Bravos, que quedaron en el camino, a pesar de ganar más juegos que ellos en la
fase regular. Pero esta Serie de Campeonato tiene una cara completamente
distinta ahora. Los Nacionales ganaron los dos juegos fuera de casa y ahora
tienen tres por delante en el Nationals Park. Cuesta no ser optimistas, aunque
el manager Davey Martínez insista en ser cauteloso y seguir jugando día a día.
Strasburg y Corbin irán a la loma para comenzar la semana.
Si hay un quinto duelo, regresará Sánchez. De vuelta la noria a su punto
inicial.
La fórmula funciona. Si depende de los pitchers abridores, no
de los relevistas, hay una opción enorme de que Washington sea parte de la
Serie Mundial.

Publicado en El Tiempo Latino de Washington, el sábado 13 octubre de 2019.

Revisa otras noticias de los grandeligas venezolanos haciendo click aquí.

Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente? Claro que sí Quizás más adelante