El Emergente

El Emergente

Caribes encuentra una fórmula legal para cazar Cardenales

Tres abridores zurdos
han amarrado a Lara. Anzoátegui ya ganó así dos de tres juegos en la final de
la LVBP, incluyendo el choque de este miércoles en Puerto La Cruz, que terminó
con pizarra de 5 por 1. El slump de los crepusculares ya es colectivo
Por Ignacio Serrano
ElNacional.com
Otro abridor zurdo por Caribes, otro viacrucis para
Cardenales. La historia del tercer juego de la final se parece mucho a la
crónica del segundo, y en general al resultado que los bates de los pájaros
rojos han conseguido cuando se miden con iniciadores de la mano equivocada.
Anzoátegui domina la serie decisiva dos juegos por uno y
amenaza con desbancar a los campeones defensores. Esta vez fue Félix Doubront
quien aserró los bates de Lara. Aisló cuatro hits en siete entradas, con un
jonrón solitario de Luis Jiménez como todo daño. Los crepusculares han sufrido
en enero cuando ven un siniestro sobre el morrito. Les pasó con Doubront y
Robert Zárate contra Magallanes, y hasta un disminuido César Jiménez les lanzó
bien cuando chocaron con Zulia.

La racha preocupa a los occidentales y entusiasma a los
orientales. Entre Logan Darnell, Wilfredo Ledezma y Doubront suman 20 innings
desde el domingo, con apenas cuatro carreras en contra. Eso es 1.80 de
efectividad. Es facilitar el trabajo de la ofensiva y el bullpen.
Los aborígenes, además, están produciendo mucho con poco.
Por segunda noche corrida, un sencillo al centro por parte de César Valera llevó
dos rayitas a casa que pesaron una enormidad. Ahora Valera dio el batazo en el
primer inning, ante Williams Pérez, y fue seguido por René Reyes, que con un
doble empujó la tercera.
Los dueños de casa no necesitaban más que eso. Los
visitantes nunca fueron una amenaza. Lo fueron por última vez el domingo. El
manager Luis Ugueto cambió el lineup con el que ganó cinco de siete, preocupado
por el bajón grupal, y no le funcionó.
La sequía trasciende individuos. A Isaías Tejeda le quitaron
dos posibles hits con buenas jugadas y tiene apenas dos cohetes en sus últimos
31 viajes. Raúl Rivero bateó para .168 en la eliminatoria y batea para .151
desde que comenzaron los playoffs. Ildemaro Vargas apenas ha dado un
indiscutible en 14 turnos. El cubano Yordanys Linares ha fallado ocho en fila y
Welington Dotel ya va por siete.
Un error del campocorto Jecksson Flores facilitó la cuarta
en el quinto pasaje. Un elevado que Isaías Tejeda dejó caer a su espalda abrió
la compuerta para otra que no debió llegar en el sexto. Caribes cuenta con un
grupo de guerreros experimentados que aprovechan los detalles y quieren
reconquistar la corona que lograron en 2018. El campeón defensor no la tiene
fácil.
Mayckol Guaipe y Francisley Bueno están anunciados por los
anzoatiguenses para los siguientes dos choques. El primero es derecho. Al menos
por un día, le van a cambiar la fórmula a los larenses, aunque luego vendrá
Bueno, ambos han lanzado bien y la tribu va a jugar en su hogar, donde se hace
fuerte.

EN DATOS
Los tres juegos han terminado con diferencia de cuatro
carreras. Esta vez ganó Caribes 5 por 1, igual que el segundo día, en
Barquisimeto.
Un total de 7.460 aficionados pagaron entradas en el Chico
Carrasquel. Esta vez no hubo promociones para facilitar el ingreso del público,
como sí hubo en el Luis Aparicio El Grande y en el Antonio Herrera Gutiérrez.

Publicado en ElNacional.com, el jueves 23 de enero de 2020.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.