El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. ¿Dirá adiós el Kid o lo intentará una vez más?

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano
Francisco Rodríguez acaba de lanzar tres juegos con los
Tiburones de La Guaira. Llegó al estadio Universitario en silencio, como es
costumbre, y sin hablar con los medios de comunicación —y por consiguiente, sin
hablar con la fanaticada— trabajó en blanco desde el bullpen, en plena
postemporada de la LVBP.
No dijo si tenía planes. No dijo si ese era su canto del
cisne. Desde México llegó la noticia sobre un supuesto acuerdo con los Acereros
de Monclova, la misma divisa que defendió el año pasado, pero tampoco habló de
eso. Por lo general declara muy pocas veces cuando está en Venezuela y, todo
hay que decirlo, muchos reporteros temen acercársele, pensando quizás en recibir
un rechazo.
Así llegamos a los últimos días de febrero y a la noticia de
su entronización en el Muro de Honor de los Cerveceros de Milwaukee, un
homenaje equivalente al de ser exaltado al Salón de la Fama en otras divisas de
las Grandes Ligas.

Rodríguez llena varios de los requisitos de elegibilidad
para ser tomado en consideración. Son siete, en total, pero bastaba con que
hubiera calzado solo uno de ellos. El Kid, por ejemplo, lanzó más de 250 juegos
con los lupulosos. Pero también obtuvo alguno de los cuatro premios cuyos
ganadores son considerados para este tributo: Más Valioso, Cy Young, Novato del
Año o Relevista de Año. Él se llevó dos veces el Rolaids, el galardón a los mejores
apagafuegos, aunque ambas veces lo hizo en Anaheim.
Hay un requisito, sin embargo, que el caraqueño no llena. De
acuerdo con las normas del Muro de Honor, la aclamación solamente ocurrirá al
retiro del pelotero. ¿Y entonces?
Es debido a eso la pregunta que da título a esta columna. ¿Saben
los Cerveceros algo que todavía no conoce la afición venezolana?
Rodríguez no ha hecho público su adiós. Pero claro, tampoco
lo había hecho Johan Santana, hasta que el día de su inmortalización con los
Mellizos de Minnesota, el 8 de mayo de 2018, informó a los medios presentes en
el Target Field que había decidido no volver a intentar un regreso a la acción.
Santana tenía 39 años de edad al momento de su anuncio. El
Kid acaba de cumplir 38. Pero este último no ha tenido los problemas físicos de
aquel, si bien es cierto que una lesión limitó a 10 encuentros su desempeño con
Monclova en 2019.
Ojo, que al final podría pasar casi cualquier cosa. No
olvidemos que el Toro Zambrano pasó por la planilla de Cooperstown para las
escogencias de 2018, meses después de defender a los Leones de Yucatán (y luego
a los Navegantes del Magallanes, y luego a los Perros de Chicago). Pero,
independientemente de lo que suceda, es posible que Rodríguez se haya sumado a
los Tiburones para poner a prueba su salud. Difícilmente se habría reportado
sin más, sin decir que estaba a las puertas del retiro, privándose así del muy
merecido homenaje que habría recibido.
Pero pudiera estar pensándolo. Después de todo, desde marzo
de 2018 nadie en la MLB se ha interesado en él, lo que es una lástima.

Parecía indetenible en su camino a los 500 salvados en las
Mayores, algo que únicamente han logrado Mariano Rivera y Trevor Hoffman. En su
penúltima temporada arriba, con los Tigres de Detroit, en 2016, rescató 44
victorias y dejó 3.24 de efectividad. Si no le hubiera ido tan mal en la
campaña siguiente, si no hubiera tomado de tan mala manera las medidas de los
bengalíes ante el slump que sufría, quizás no habría quedado en libertad. Y si
su agente Scott Boras hubiera tenido mejor tino para ubicarle un nuevo trabajo
en la Gran Carpa, puede que su último juego allá no hubiera sido ese contra los
Marineros de Seattle, el 22 de junio de 2017.
Si es cierto que continuará intentándolo, lo sabremos en
breve. El 6 de abril dará inicio la Liga Mexicana de Beisbol y Monclova, precisamente,
recibirá ese día a los Sultanes de Monterrey, en el único compromiso que se
disputará en la jornada.
De no ser entonces, tampoco demorará mucho más. Quizás haya
quien le pregunte por eso en Milwaukee, el 20 de mayo. Para ese día está
pautada su consagración en el Muro de Honor, una inmortalidad que tiene muy
merecida quien es, sin duda, el mejor relevista venezolano de todos los tiempos.

Columna publicada en ElNacional.com, el viernes 28 de febrero de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.