Un cierre perfecto para la hoja de servicio del Kid Rodríguez

Fecha:

Por Pablo Ocariz
@OcarizPablo

La semana pasada salió un documental sobre el verano del 98.
Sammy Sosa contra Mark McGwire. Compitiendo ambos para poder romper el récord
que se consideraba irrompible. ¿Necesitan prueba de que los récords importan?
Ese verano, esa temporada, esa carrera entre Sosa y Big Mac para alcanzar a
Roger Maris salvó a la MLB después de la huelga de 1994.

Ese torneo tuvo 21 por ciento más espectadores por
televisión que cualquier otro en la historia del beisbol.

En la pelota los récords son todo. Son lo que inmortalizan a
los seres mortales. He estado aludiendo a esto desde la semana pasada. Para los
que no saben, es posible que los haya dejado en suspenso. Vamos a hablar del
récord que define al Kid Rodríguez. Vamos a hablar de sus 62 juegos salvados de
2008.
Hay que mencionar algo muy importante: por más histórico que
sea este registro, la de 2008 no fue la mejor justa del Kid.
Rodríguez tuvo dos temporadas, las de 2004 y 2006, con
efectividades por debajo de 2. Esas mismas dos campañas, tuvo una efectividad
ajustada por encima de 200. Fue más de cien por ciento mejor que el promedio de
las Grandes Ligas en esos años. Fue más de dos veces mejor que un lanzador
normal.
En esos dos años, K-Rod término entre los primeros 5 lanzadores
en la votación del premio Cy Young. Siendo un relevista. Y en 2004 ni siquiera
era cerrador. Tal era el dominio del Kid en la primera década de este siglo.
Todo esto, antes de cumplir 24 años de edad.
Nota al margen: Rodríguez era realmente histórico cuando
estaba jugando en los 2000, especialmente para su edad. Este es un gráfico de
WAR y REW, las dos estadísticas de valor de las que hablamos en el primer
artículo. Observen:

El que está por encima de todos es Francisco Rodríguez. El
mejor. Porque… ¿quién más va ser? Como les dije, nadie pudo hacer lo que hizo
el Kid a su edad. Realmente histórico.

A pesar de todo esto, es imposible no hablar sobre el record
de juegos salvados cuando hablas del Kid. Es imposible no mencionarlo cuando escribes
sobre su legado. Y a pesar de no ser su mejor campeonato, el de 2008 es uno de
los mejores para un relevista en la historia. Con 62 rescates, una efectividad
por debajo de 3 y una efectividad ajustada de 199, Francisco evitó carreras a
un nivel élite.

Ahora puedes apoyar a ElEmergente. Haz click aquí y sé parte de esta comunidad. La cantidad más pequeña cuenta
Pero ya ustedes saben que el Kid evitó carreras. Y no permitió
jonrones. Y ponchó bateadores. Vamos a hablar de lo obvio. Vamos a hablar de
porqué los 62 juegos salvados son una marca tan increíble.
Lanzó 68 innings. El Kid solo necesitó 68 innings para
salvar 62 juegos. Jugó en 76 cotejos y jamás lanzó más de un inning.
Simplemente, K-Rod fue un cerrador y solamente un cerrador. Eficaz e
implacable, Francisco en 2008 fue particular entre los grandes cerrojos de la
historia porque él SOLAMENTE cerraba juegos.
Entre los 10 jugadores con más juegos salvados en una zafra,
el Kid lanzó la menor cantidad de entradas. Por MUCHO.

El Kid es el único que lanzó menos de 70 actos para llegar a
la hazaña. Siempre hay algo especial con K-Rod. En cada categoría hay algo que
solo él hizo, que sólo él pudiese hacer. Los 62 salvados no son la excepción.
El Kid, una vez más, se destaca. Suficiente para terminar en el top 3 en la
votación del Cy Young, por primera y única vez en su carrera.
El récord de salvamentos no se había roto en 28 años. Eso es
solo 9 años menos que el tope de jonrones que cayó en el verano de 1998. El Kid
sigue siendo el único apagafuegos que ha salvado más de 60 juegos.
Fue un año especial. Todo fue perfecto. Los Ángeles tenían
un setup perfecto, José Arredondo, y bateadores que empujaron suficientes
carreras para ganar 100 duelos, entre ellos un joven Howie Kendrick con un
average por encima de .300, Torii Hunter con un OPS por encima de .800 y parte
del club de 20 jonrones y 20 bases robadas, además de un Vladimir Guerrero (el
padre, no el hijo), con un OPS ajustado 30 por ciento mejor que un bateador
normal (130). Fue la situación perfecta para que Francisco hiciera magia. Y el
criollo cumplió. Hizo lo que nadie había hecho.
Nota al margen: Arredondo fue genial esa vez. Tuvo una
efectividad de 1.62 y una efectividad ajustada de 275. Es cómico, fue la misma
dinámica que el Kid tuvo con Troy Percival en 2003. Un setup genial y perfecto
para que el cerrador entrara a terminar el trabajo.
El Kid. K-Rod. Francisco Rodríguez. El mejor ponchador de la
historia entre quienes al menos han lanzado 950 innings. El segundo mejor
relevista de todos los tiempos. No queda más nada por decir. En las últimas
semanas, expuse lo que me parece con los mejores argumentos posibles. Argumenté
mi caso en favor de la grandeza del caraqueño, expliqué porqué es el segundo
mejor relevista de la historia (después de Mariano “el rey”, “el King”, “el
marciano”) Rivera.
Si te gustan los récords, lo tradicional, los 62 juegos
salvados en 2008, los 5 juegos ganados en los playoffs de 2002 y las 3 veces
terminando en el top 5 del Cy Young te deberían convencer. Si te gusta lo avanzado,
el REW y el WAR son mejor para ti. Si se tiene que destacar en un área, vean
los ponches. Todos los argumentos están allí.
Espero que los haya convencido. Más que eso, espero que les
haya gustado esta serie. Ahora voy a escribir de distintos temas. Espero que
lean eso también. Y si aprenden algo de esta zaga, que sea esto: Francisco
Rodriguez debería ser más apreciado como uno de los grandes peloteros de la
historia. Porque lo fue.

TAMBIÉN:

Pablo Ocariz
Ignacio Serrano
Ignacio Serranohttps://elemergente.com/
Soy periodista y actor, y escribo sobre beisbol desde 1985. Durante 33 años fui pasante, reportero y columnista en El Nacional, ESPN y MLB.com, y ahora dirijo ElEmergente.com. También soy comentarista en el circuito radial de Cardenales de Lara y Televen. Premios Antonio Arráiz, Otero Vizcarrondo y Nacional de Periodismo.

3 COMENTARIOS

  1. Y a todo esto muy bien expuesto, faltó agregarle que el Kid pudo alcanzar todos estos registros viniendo un múltiples ocasiones a jugar béisbol invernal. Sencillamente impresionante.
    Lamentablemente ese tuvo un precio, que su carrera se terminara un poquito antes de lo que hubiesemos deseado, verle alcanzar ese magnífico número de los 500 salvamentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

El pitcheo: La carta fuerte de Líderes de Miranda para afrontar la final de la Liga Mayor

Líderes de Miranda regresó a una final de la...

Eugenio Suárez explota ante los Bravos y sigue encendido con el madero

Eugenio Suárez está viviendo el mejor mes desde que...

Pablo López sigue sumando ponches y va recuperando su consistencia

Pablo López parece encaminado a enderezar los entuertos de...

Wilyer Abreu suelta otro doble y ahora acompaña a Ted Williams en la historia de Boston

Wilyer Abreu cerró en gran forma su primera mitad...