Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

El juego imperfecto donde el pitcher no permitió hits y y ponchó a 27 hombres

HISTORIAS DEL DIAMANTE
Por Joaquín Villamizar Baptista

Hoy vamos a hablar de un pitcher que ponchó a 27 bateadores en un juego… pero, no que no lanzó perfecto.

Pero, ¿cómo fue eso? ¿Cómo fue posible? Aquí está la historia.


Ocurrió en la Appalachian League, llamada así por el sistema montañoso denominado los Apalaches o Appalachian, que se extiende a lo largo de 2.400 kilómetros en Estados Unidos, desde Alabama, en el sureste, hasta Maine, en el extremo noreste. 
Ese circuito ha estado en actividad durante más de 80 años. Es una liga de categoría Novatos y formaba parte hasta 2019 del sistema que forma las Menores.
Allí, un lanzador logró 27 ponches en un juego, completando un no-hit no-run. Lo malo es que ¡no fue perfecto! 
Ese pitcher del no-hit con 27 ponches fue el derecho e hijo de italianos Ronnie Necciai, quien estaba en sus 19 años de edad, esa tarde del 13 de mayo de 1952. 
Hasta el año anterior había sido un primera base. Pero como no tenía el poder necesario para la posición, lo convirtieron en lanzador. 
Ese año estaba en una sucursal de los Piratas de Pittsburgh, los Mellizos de Bristol, que en su Show Stadium recibieron a los Mineros de Welch. A Ronnie, que soltaba la recta a la velocidad de 95 millas por hora, además de curva y slider, se le embasaron cuatro hombres; Joe Giel por error del shortstop Don Deveau; Mickey Shelton, golpeado por un envío de Necciai; Bob Ganung, por base por bolas; y Bobby Hammond, ya en el noveno inning, cuando fue ponchado y el receptor Harry Dunlop no pudo parar un slider. 
Fue por eso que el último out resultó el único que no fue por ponche, porque lo manufacturaron después mediante un roletazo de Burt Kendrick por las paradas cortas. 
Este incidente creó confusión e hizo creer a algunos que fueron 28 los ponches. Pero el número quedó en 27 y ese out final fue 6-3. 
El juego, que se prolongó por 2:22 horas, fue visto por 1.183 personas y la pizarra final quedó 7 por 0. El récord anterior de la liga era de 21 en un juego y el mismo Necciai había logrado uno de 20 ponches.
En Grandes Ligas, por mucho tiempo, la marca fue de 18 y perteneció a Bob Feller, el afamado jugador franquicia de los Indios de Cleveland, que se retiró después de la temporada de 1957. 

Actualmente, el récord en juego de 9 innings en las Mayores es de Roger Clemens (lo hizo dos veces, en 1986 y 1996), Kerry Wood (en 1998), Randy Johnson (en 2001) y Max Scherzer (en 2016). 


En el beisbol profesional todo, el récord es ese de Necciai y sus 27 ponches. En la pelota aficionada hay numerosas historias y leyendas, casi ninguna con pruebas. 
Ronnie, cuyo nombre completo es Ronald Andrew Necciai, fue recibido en las Grandes Ligas en agosto de ese mismo año 1952. Pero en los Piratas sólo ganó una vez y sufrió seis derrotas, con efectividad de 7.08 en 12 apariciones, nueve de ellas como abridor. 
En 1953 fue llamado al Servicio Militar y no lanzó más en las Mayores. Actualmente (celebró sus 88 años años de edad el 18 de junio de 2020) reside en su ciudad natal, Monongaels, en Pennsilvania, junto con su esposa Martha, de cuya unión nacieron, Susan, Mark y Kirk. Tiene siete nietos. 
Dedicó la vida a su exitosa fábrica de artículos deportivos. Ha sufrido y batallado desde hace muchos años contra úlceras gástricas crónicas y un dolor intenso en el hombro derecho (una lesión del manguito rotador). En Bristol han organizado, a través de los años, varios homenajes para el héroe de aquella ocasión. 
Es historia, amigos. 
Joaquín Villamizar Baptista

Fuentes: Las Mejores Anécdotas del Beisbol, por Juan Vené.

One thought on “El juego imperfecto donde el pitcher no permitió hits y y ponchó a 27 hombres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.