Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. 5 claves para la amarga despedida de Caribes y otra derrota internacional

Foto Prensa Serie del Caribe

EL EMERGENTE
Por Ignacio Serrano
Caribes de Anzoátegui no pudo celebrar en su cuarta aparición en la Serie del Caribe. Fueron cuatro derrotas en cinco salidas para los orientales, caídas que nublan la vista ante cualquier intento de buscar el lado positivo al resumir las cuentas. Venezuela, después de todo, alarga un año más su sequía en aquellas competencias donde participan sus peloteros profesionales.
La caída en emocionante y muy disputado choque ante los anfitriones Tomateros de Culiacán, la madrugada de este viernes, despidió antes de tiempo a los campeones de la LVBP, poniendo término con melancólico broche a la temporada 2020-2021.


Cinco claves retratan el paso de la tribu por la justa regional:
1
El mal inicio.
Caribes estuvo obligado a remar contra la corriente desde el inicio, al perder un juego que estaba obligado a ganar ante la selección panameña de Probeis, que juega con los colores de los Federales de Chiriquí.
El manager Mike Álvarez rompió su plan de la final, cuando se llevaba a los abridores después de cinco buenos innings, y dejó a David Martínez para el sexto acto. 
Álvarez tenía sus razones: un roster más pequeño que el disponible en los playoffs contra Magallanes y Lara, y la pérdida de Andrés Machado antes de empezar a jugar, que frustró el plan de mantener a Logan Darnell como relevista todo el torneo. Pero el caso es que Martínez fue emboscado en el sexto, Mayckol Guaipe no pudo parar la sangría y los canaleños voltearon un juego que a la postre pesó determinantemente en la eliminación.
2
Sin ofensiva
La poca producción del primer día se convirtió en pandemia a partir del lunes. Venezuela anotó solo una vez en sus siguientes tres compromisos, para una frágil victoria 1 por 0 ante Colombia y dos apretadas derrotas vía blanqueo ante Puerto Rico y República Dominicana.
Anzoátegui se despidió con 7 carreras en sus 5 cotejos, la peor cifra entre todos los participantes. Cerró con .196 de average colectivo y .574 de OPS global, solamente por arriba de Barranquilla, el otro eliminado.
Todo eso ocurrió a pesar de contar con el mismo poderoso lineup que barrió con Cardenales en la final de la LVBP, salvo el lesionado Balita Ortega –sustituido en los hechos por Danry Vásquez– y un Tomás Telis que apenas se vio en dos duelos.
El inagotable Alí Castillo, el grandeliga Willians Astudillo, nadie pudo romper el slump general. Balbino Fuenmayor no dio un hit. Niuman Romero bateó .100 y Oswaldo Arcia .167. Herlis Rodríguez y sobre todo Jesús Sucre fueron las únicas excepciones. Pero hacía falta mucho más.
3
Abridores desperdiciados
La rotación sacó la cara. Eso, a pesar del lapsus de Martínez y de que Raúl Rivero también tuvo que salir para el inning seis, en el que recibió un jonrón de Yadier Molina que afeó su estupenda presentación.
Guillermo Moscoso, Williams Pérez y Darnell no permitieron daño a partir del martes. Brillante.
A la postre, los abridores sumaron 28.2 actos en cinco incursiones, algo solo previsto en las más optimistas proyecciones, y recibieron únicamente 5 carreras, para una efectividad compartida de 1.57, con 6 bases por bolas y 27 ponches. Excelente. La eliminación tiene nada que ver con el aporte del quinteto.
4
Pitcheo sin bateo no basta
El bullpen no estuvo tan sólido como los brazos de largo metraje, lo que explica que se hayan perdido las ventajas ante Panamá y México, algo también crucial.
Los relevistas permitieron 10 anotaciones, 9 de ellas limpias, en 15 tramos de labor. No es un buen balance. Lo prueba esa efectividad de 5.40 que dejaron entre todos y resultó un cable a tierra. Sin embargo, cuesta olvidar que, unidos a los abridores, se combinaron para poner 2.89, el segundo mejor promedio del torneo después de República Dominicana, con tan solo un jonrón permitido –de nuevo segundos por debajo de Quisqueya– y 11 boletos, de los cuales 9 fueron no intencionales –ambas cifras resultaron las más destacadas entre todos los participantes–.
¿Pudo ser mejor el desenlace, si los bomberos hubieran sido más eficientes? Sin duda. Pero con 1,4 carreras como respaldo por día, el margen de error era microscópico para todos los lanzadores.
5
A solo cuatro outs de la clasificación…
A pesar de aquel panorama, Caribe estuvo apenas a cuatro outs de avanzar a las semifinales. Ganaba 3 por 0 en el último choque, en el octavo tramo, una entrada en la que Pedro Rodríguez retiró a los primeros dos hombres.
De haber terminado allí, habrían empatado con marca de 2-3 los representantes de Venezuela, México y Panamá. Los canaleños habrían avanzado por mejor Team Quality Balance y la tribu habría pasado porque, al igualar en eso con los manitos, se imponía su mejor average de bateo en los choques entre los involucrados.

Sí, Culiacán estaba eliminado a cuatro outs de distancia. A Rodríguez le bastaba conseguir uno más, para darle la pelota al grandeliga y cerrador Silvino Bracho en el noveno. Tierra a la vista.
Lo demás es historia y naufragio. Un sencillo y un pelotazo antecedieron el par de tubeyes que igualaron la pizarra en el estadio Teodoro Mariscal. Los venezolanos ahora estaban obligados a hacer tres en el noveno o en el décimo, o cuando fuera eso posible, a fin de volver a dominar en la fórmula de desempate.
En cambio, se quedaron en el terreno, en el décimo inning, alargando a 12 los años sin conquistar la Serie del Caribe. Es una sequía especialmente árida, porque suma dolores al camino mayormente sin alegrías que recorre el beisbol profesional venezolano en competencias internacionales, una cuenta que incluye pasadas eliminaciones en el torneo Premier 12 y el inefable Clásico Mundial.
Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego. Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano

3 thoughts on “EL EMERGENTE. 5 claves para la amarga despedida de Caribes y otra derrota internacional

  1. Buenos días. Estuve leyendo algunos comentarios en las redes sociales de muchos fanáticos, e incluso, de algunos que son considerados "expertos" y muchos de los comentarios manifiesta que la debacle de Venezuela en la serie del Caribe, fue porque el equipo se enfrentó a un pitcheo que si estaba a ls altura de la circunstancia, y que nada tenía que ver con lo visto en la LVBP. Ahora me preguntó: Venezuela fue el equipo con la mejor efectividad colectiva, de hecho, fue lo único positivo de Venezuela..el pitcheo, y sobretodo el abridor. Ahora bien, se trata de los mismos lanzadores que actuaron en esta liga, y sin embargo, maniataron a los demás equipos de la serie. Entonces, como puede explicarse está hipótesis??? No se puede ser tan simplista. El béisbol es el deporte más complejo y tiene muchas aristas. Hacer un a análisis real implica adentrarse en muchísimos factores, que incluso, van más de lo meramente visible en los campos. Están envueltos muchos cosas que para nosotros los fanáticos, es imposible de saber. Situaciones internas del dogout, problemas gerenciales, etc. Es por eso que el beisbol es extremadamente impredecible, y eso lo hace más interesante que cualquier deporte. Nada está escrito y nada sigue un patron definido..feliz día a todos. Saludos Ignacion y felicidades por tu excelente trabajo.

    1. Definitivamente el béisbol como todo deporte es impredecible, la ofensiva tuvo una sequía similar a la de Lara en la final, Cuántos Cardenaleros anhelaban esa sequía de la ofensiva de Caribes. Saludos Ignacio excelente tribuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.