El Emergente

El Emergente

Teoscar Hernández ha rediseñado el swing para producir todavía más con el madero

Por Alfredo Villasmil Franceschi
Quieto en primera

Santo Domingo. Teoscar Hernández le ha dado con todo este
año, cuando la salud se lo ha permitido. Es una de las piezas fundamentales de los Azulejos de Toronto en esta
temporada. Así lo indica su línea ofensiva antes de comenzar la jornada de este
lunes, con .319/.373/.509. El dominicano ha sido pieza fundamental en el accionar de
los canadienses.

“Paciencia en el plato”, dice Charlie Montoyo, manager la
novena alada. “Él ha sido paciente en el home y su trabajo se ha centrado en
trabajar la parte derecha del campo, right y center. Eso le ha dado resultado
en estos dos últimos años”.


Y es que, al contrario de lo que predican muchos, Hernández
se ha concentrado más en bajar sus ponches que en seguir haciendo todo el
tiempo swing de gradas. El año pasado se ponchó 63 veces en 50 juegos, lo que
proyectado indica más de 200 abanicadas en una campaña de 162.

Hernández llegó a Toronto desde Houston el 31 de julio de
2017. Desde su arribo ha sido siempre uno de los hombres de poder. Pero los
ponches lo han perjudicado. 

En 2018 abanicó la brisa en 168 ocasiones y su
línea ofensiva fue .239/.302/.468, con 22 jonrones y apenas 41 bases por bolas
conseguidas en 523 apariciones.
En 2019 conectó para .230/.306/.472. Ese año sonó 26
estacazos y llevó a casa a 65. Abanicó la brisa en 153 ocasiones y pudo solo
negociar 45 boletos.
El pasado martes, Hernández se concentró sólo en hacer
contacto y consiguió un infield hit que ayudó a remolcar una carrera. 
“Mi swing
va por buen camino”, le comentó ese día a la agencia AP. “Es lo que me
mantendré haciendo durante todo el año”.
Hernández fue positivo por Covid19 en abril. Estuvo fuera de
acción entre el 9 y el 29 de ese mes. El 30 regresó de 5-5 con cuadrangular y
tres impulsadas.

“Mientras estuve de reposo en casa hice muchas cosas
relacionadas al beisbol”, contó el slugger de Cotui. “Trataba de mantenerme en
forma, porque sé que, si mi cuerpo está en forma, todo lo demás va a salir bien”. Hasta ahora, todo parece indicar que es así.  


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante