El Emergente

El Emergente

Yermin Mercedes se retira del beisbol, pero regresa 24 horas después

Por Ignacio Serrano

Yermin Mercedes se dio a conocer como el hombre récord de principios de temporada en la MLB. Ganó fama y también creó polémica. Protagonizó un insólito episodio con su manager, el ya legendario Tony La Russa. Fue bajado a Triple A, en medio de un slump que al parecer también fue anímico. Y esta semana, finalmente, anunció su retiro del beisbol.
Pero Mercedes no se retiró. A pesar de que colgó en su cuenta de Instagram un mensaje que tituló en inglés «It’s over» («se acabó»), menos de 24 horas después posteó la imagen de un ave fénix.


Sí, el dominicano que asombró entre abril y mayo por su bateo, la historia más encomiable de principios de campaña, «regresó» a los diamantes.
La única versión oficial de los Medias Blancas de Chicago fue avisar escuetamente a través de Twitter que Mercedes estaba uniformado en Durham para su encuentro en Triple A. Lo mismo que el día anterior. Lo mismo que todos esperaban antes de este nuevo y sorprendente suceso.
El diario Chicago Sun-Times e innumerables medios de la Ciudad de los Vientos, y en general de Estados Unidos, divulgaron con asombro la decisión original del receptor y designado.
“Primero que nada, quiero agradecer a Dios por darme vida; a los fanáticos que sin ellos yo no era nada. A mi familia, por comprenderme y apoyarme siempre. Me alejo del beisbol por un tiempo. Dios los bendiga. Se acabó».
Yermin Mercedes en Instagram
El recluta que pasó 10 años esperando una oportunidad en las Ligas Menores, que fue despedido y debió ir a una liga independiente; el que brilló en LIDOM y en abril se convirtió en el primer toletero en la historia con 8 hits en sus primeros 8 turnos de una temporada, ponía fin así a su carrera. A través de las redes.
Lo decía el mismo jugador que en 15 compromisos mostraba un brillante OPS de .997 en Triple A.
Tantas veces pidió perdón en su anuncio, refiriéndose a todos aquellos a quienes pudo haber ofendido, que fue imposible no pensar si el episodio con La Russa influyó en su breve adiós.

La polémica con La Russa

Su manager le fustigó a mediados de mayo, cuando hizo swing y disparó un jonrón ante los Mellizos de Minnesota, a pesar de tener la seña de aguantar un strike. El regaño no fue insólito, porque quebrantó un mandato superior. Pero que su piloto lo hiciera ante los micrófonos, en vez de hacerlo en la oficina, eso sí se salió de lo habitual. Peor todavía fue que dijera a sus rivales que tenían derecho a tomar represalias (traducción: darle un pelotazo intencional) al día siguiente, si así lo deseaban.
Allí se terminó la magia de Mercedes. A partir del 18 de mayo batearía para .162 en 32 cotejos, lo que otra vez colmó la paciencia de La Russa. Fue enviado a las granjas el 1° de julio.
Si el dominicano sufrió un período de depresión o no, es algo de lo que hablará más adelante, seguramente. Por lo pronto, borró el post original y subió otro texto junto con la gráfica del mítico pájaro en llamas que, según los antiguos, resurgía desde sus cenizas una y otra vez.
«Nunca me voy a rendir. Duré 10 años en las Ligas Menores. Siempre he entendido que el proceso es grande, pero el talento y lo que he demostrado hablan por sí solos. Con la mayor humildad les estoy hablando desde el corazón. Mi sueño es ser un jugador establecido en las Grandes Ligas».
Yermin Mercedes, al día siguiente, de nuevo en Instagram
La sorpresa de los medios nuevamente fue total. Así como se fue, Mercedes regresó. Y sin que mediara un día entero entre ambos eventos.
Puede que La Russa haya sido inocente respecto a la renuncia de quien fuera su pupilo, puede que no. Y puede que al final sí haya tenido que ver en su cambio de impresión.
«Entiendo que puedes estar en Triple A, has probado las Mayores y puedes ponerte emocional», declaró el estratega a los diarios de Chicago. «Pienso contactarlo. Pudiera ser solo un poco de frustración. Le explicaré que tiene todo un futuro en la MLB».
Mercedes no se marchó. Este jueves vistió el uniforme de los Caballeros de Charlotte. Todavía está en Triple A, pero sigue siendo noticia. Aunque ahora solo sea por un episodio tan raro como confuso. Y aunque quiera ser un ave fénix y solo sueñe con volver a volar.
Publicada en El Planeta de Boston y El Tiempo Latino de Washington, el jueves 22 de julio de 2021. Aquí la nota original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.