El Emergente

El Emergente

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. La grandeza de Salvador Pérez

EXTRABASES

Por Alfonso Saer

LOS shortstops trasladados a otras posiciones no son pocos. Para muestra dos muy afamados, Álex Rodríguez y Miguel Cabrera, ambos inicialmente torpederos y finalmente ubicados en otros oficios defensivos, tras haber ganado peso y perdido movilidad. Se trata, igualmente, de evitar lesiones, particularmente en sus brazos de lanzar. El tema viene a colación por la super estrella Fernando Tatis Jr., dominicano que personifica una auténtica sensación de la actualidad y es dueño de un contrato fastuoso por 338 millones de dólares, nada menos que hasta el 2034. El joven, 22, nativo de esa veta inagotable llamada San Pedro de Macorís, entró en fase grande en este 2021 pero las dolencias en el hombro derecho han tronchado lo que se encaminaba a una campaña memorable.

LOS Padres de San Diego, no tan cómodos en la tabla pese a la inversión ultra millonaria que han desplegado, traslucen una lógica preocupación por el muchacho, ahora mismo envuelto en ese proceso de coger elevados en los jardines y olvidarse de los rodados por el cuadro. Otro quisqueyano de vieja data, el siempre recordado Oswaldo Virgil, le habría repetido aquella frase tan simple que se hizo latente con Luis Sojo, al debutar el utílity criollo con Lara en 1987. «Quien coge rollings, coge fly», le diría Virgil a uno de sus asistentes tras escuchar que Sojo no había jugado en los bosques. Tatis ha visto acción en 87 de los 115 partidos de los frailes y reúne números tronantes (.292, 31HR, 70CE con OPS de 1.024) que lo mantienen en carrera por el MVP de la Nacional. Es un buen campocorto, pero su madero es lo que más importa. En San Diego esperan que su regreso a la acción sea lo más pronto posible. Y en el jardín central. Hay mucho dinero en la vía. Y muchos años por delante.

TED Williams dejó para la historia varios detalles. Fue –hace 80 años de eso– el último en batear para cuatrocientos (.406). Pero, lean bien, su promedio de embasado de por vida es un increíble .482, casi una vez cada dos chances en el plato, líder de toda época delante de Babe Ruth (.474). Para los que se asombran muchas veces por las votaciones al Salón de la Fama, veinte periodistas no lo consideraron digno de entrar al recinto. Y en el caso del Bambino, once no votaron por él. ¿Qué tal?

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. Larga vida a la nueva liga de verano

SER catcher y conectar treinta jonrones en una temporada no es fácil. Cierto es que Mike Piazza lo hizo en nueve campañas –sacó 427 en total– pero por eso es que pertenece al Salón de la Fama. En esta era de jonroneros, de swings largos, Salvador Pérez estaba este viernes a las puertas de las tres decenas, cifra que, insistimos, es importante para quienes trabajan detrás del plato. Cualquiera se recrea con la lista de receptores entronizados en Cooperstown: Johnny Bench, Yogi Berra, Iván Rodríguez, Bill Dickey, y tantos otros. Todos fueron grandes con la mascota y el barquillo.

PÉREZ transita la segunda mitad de su carrera que comenzó un 10 de agosto del 2011 y cuyos diez años de actividad celebró esta semana con sus palazos 28-29. El carabobeño es un apasionado de hacer swing y por eso la cifra récord de pocos boletos, 147 en 4.347 apariciones –uno casi cada treinta chances– pero deleita con su frecuencia de alto calibre, lo que incrementa sus ponches, cosa que poco importa hoy en día a los enamorados de las gradas. Cinco Guantes de Oro y siete convocatorias al Juego de Estrellas certifican la otra cuota valiosa de Pérez, un real que vale lo que pesa en Kansas City.

SAN Diego tiene 17 sobre .500 en el oeste de la Nacional aunque permanece a siete de la punta. Es que los duros Gigantes y los Dodgers no paran de ganar.

NADIE conecta sobre .330 en GL ahora mismo. Los dos mejores promedios pertenecen a Houston: Michael Brantley (.332) y Yuli Gurriel (.324). Cayó en slump Vladimir Guerrero (.311), con average de .178 y dos jonrones en agosto. Ningún venezolano –turnos legales– suena sobre trescientos. La cifra más alta entre los nativos corresponde a Salvador Pérez y José Altuve (.276).

OSWALD Peraza, prospecto cuatro de los Yankees, fue llamado a la reserva del equipo grande, el llamado taxi squad, para estar listo ante cualquier contingencia, que muchas hay ahora mismo. Bateaba para .290 en Doble A, con 12 HR y 36CE.

LARA arma su pitcheo para la 21-22. Tres veteranos (Raúl Rivero, Néstor Molina, Williams Pérez) y cinco jóvenes (Luis Contreras, Alejandro Requena, Máximo Castillo, Luis Lugo, Leonel Aponte) son, tentativamente, los candidatos para la rotación.

MIGUEL Cairo, de grata recordación con Cardenales, integrante de tres equipos campeones de los alados, dirigió en sustitución de Tony LaRussa el «Field of Dreams» contra los Yanquis. El oriental es coach de banca patiblanco.

OTRO que trata de superar el ratico malo es Shohei Ohtani (.267, 38HR, 84CE). Llegó a sumar en un momento solo tres hits en 27 oportunidades legales, antes de largar el bambinazo 38 el miércoles. Nadie se salva de los bajones, en mayor o menor grado.

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. En homenaje a Manny Trillo

LOS Yanquis, con todo lo que les ha pasado, amanecieron están a tiro del comodín que se reparten Oakland y Boston.

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos. Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas y uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país. Su columna es la más veterana entre las que actualmente se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local. Síguelo en @alfonsosaer

One thought on “EXTRABASES DE ALFONSO SAER. La grandeza de Salvador Pérez

  1. que bueno tu análisis alfonso de verdad que extraordinario eres uno de los pocos muy pocos conocedores imparciales que se dedican a estos menesteres Dios te de larga vida y te mantenga en ese mismo nivel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.