El Emergente

El Emergente

¿Y si al final Salvador Pérez fuera el ganador del MVP?

Todo está alineado para que el japonés Shohei Ohtani sea el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en esta temporada. La única duda está en saber si ganará el MVP de manera unánime, ante la magnitud de sus logros, o si habrá quien le arrebate algunos votos.

Porque Ohtani no ha sido el único grandeliga con una campaña extraordinaria en el joven circuito de la MLB. Allí está el dominicano Vladimir Guerrero Jr., que durante una parte considerable del calendario estuvo al mando de la Triple Corona de bateo.

El nipón es el favorito de los especialistas porque no solo es el líder de su liga con 41 jonrones. O porque añade a su currículo esas 20 base robadas, un OPS que roza los .900 y una proyección que debe dejarle sobre las 100 empujadas.

Ohtani, ya se sabe, es mucho más que eso. Porque además de batear con tanta o más fuerza que todos sus colegas, ha sido un lanzador abridor de postín.

El nativo de Oshu llegó a la jornada dominical con récord de 8-1, efectividad de 3.00 en 19 aperturas, con 10,9 ponches por cada 9 entradas y tan solo 3,3 bases por bolas en ese mismo recorrido.

Es, Ohtani, el pitcher número uno de Anaheim y el mejor madero en su alineación. ¿Cómo no ser así el ganador cantado del MVP?

Ni siquiera el mítico Babe Ruth logró lo que está consiguiendo el asiático. El Bambino nunca llegó a tener un torneo completo con los dos roles. Fue un serpentinero excepcional hasta 1917 y un toletero excepcional a partir de 1919. En el medio, tuvo una campaña de transición con 4.7 de WAR (en las cuentas de Baseball Reference) en aquel 1918 donde hizo un poco de ambas cosas.

Ohtani tiene 7.8 de bWAR. Y sigue sumando.

Pero ¿y si el paleador zurdo no fuera el único bigleaguer polivalente con una actuación excepcional en la Americana? Es verdad que una Triple Corona habría sido un argumento de gran peso, aunque está quedando fuera del alcance de Guerrero. Pero ¿y si surgiera otro candidato que también mostrara una polivalencia que resultara admirable?

Ya es hora de hablar del venezolano Salvador Pérez.

El receptor de los Reales de Kansas City ha apretado el paso en los últimos dos meses. Se ha puesto detrás de Ohtani en cuadrangulares (41 contra 37, antes de jugar este domingo). Tiene más remolques (de hecho, pelea el tope con el cubano José Abreu y el dominicano Rafael Devers). Acaba de igualar un récord en las Grandes Ligas, al descargar un Grand Slam en juegos consecutivos.

Pérez también emuló este sábado al gran Carlton Fisk como los dos catchers con más vuelacercas en una temporada en la que al menos disputaron 75 por ciento de sus juegos detrás del plato en la Americana. Fisk sumó sus 37 con los Medias Blancas de Chicago.

Una docena de los bambinazos del venezolano han sido en encuentros en los que no ha usado careta y mascota, en los que ha sido el designado. Pero la referencia es simbólica y le pone en ruta a otra rareza: la de aquellos catchers de oficio que han superado los 40 tablazos de vuelta completa en cualquier justa (contando sus tablazos en otras posiciones).

«Ya no sé qué más decir de él», expresó el manager de los Reales de Kansas City, Mike Matheny, luego del cuarto encuentro consecutivo como jonronero de su pupilo. «Es increíble el tipo de jugador que es en este momento. He visto grandes peloteros. Y él está en el tope».

Matheny tuvo un punto añadido en su argumentación: lo que Pérez está haciendo además al usar los aperos, y el gasto físico que representa la receptoría.

“La demanda y el valor de lo que está haciendo defensivamente son enormes», dijo a MLB.com y otros medios. «Pones todo eso junto y está teniendo una temporada realmente especial”.

¿Lo suficiente para sorprender a Ohtani y ser el MVP? Porque el nativo de Valencia es el careta con mejor porcentaje de éxito ante los robadores contrarios, nada menos que con 41 por ciento. Su bWAR defensivo es sólido. Va camino a otro Bate de Plata, pero también va rumbo a otro Guante de Oro.

Pérez se ha colado en la discusión del Más Valioso cuando más importante resulta: en plena recta final. Ya parece tener tantos o más méritos que Guerrero, hasta ahora el gran contendor del japonés. Y aunque no gane, porque lo del fenómeno asiático parece garantizarle el premio, va a lograr la más alta votación de su vida.

Y se entiende. A sus 31 años de edad, el venezolano vive el mejor momento de su carrera en el Big Show.

Por Ignacio Serrano

Publicado en El Tiempo Latino, de Washington, y El Planeta, de Boston, el domingo 29 de agosto de 2021. Aquí el original.

One thought on “¿Y si al final Salvador Pérez fuera el ganador del MVP?

  1. Saludos hermano, una pregunta, si Salvador Perez era favorito al MVP solo detras de Ohtani y tal vez empatado con Guerrero, siendo que al momento de esta publicación tenía 37Hr y era 2do en empujadas y además con 41% CS (Atrapados en intentos de robos); que opinión le merece ahora que quedó Líder Absoluto en empujadas ambas ligas y CO-LIDER en HR con 48 y súmale a eso incrementó a 44%CS y terminó líder Asistencias, Líder juegos iniciados, Líder Doble Plays, Líder %Fildeo LA;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.