Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Marineros toma a Balbino Fuenmayor y Senadores suma a Jesús Sucre

El slugger Balbino Fuenmayor, uno de los bates más productivos de Venezuela este año en la Liga Mexicana de Beisbol, fue tomado por los Marineros de Carabobo en el Draft de Sustituciones de la LMBP, realizado este lunes, a 24 horas de iniciarse las semifinales.

Fuenmayor fue uno de los mejores maderos de la liga de verano a partir del momento que se reportó, en agosto. Dejó .371 de average en la ronda eliminatoria, sacudió 5 jonrones y sumó 14 impulsadas.

El sábado descargó dos vuelacercas en el mismo encuentro:

Fuenmayor sustituye en el roster de Carabobo al pitcher Iván Andueza.

El verterano ex grandeliga Jesús Sucre, como se esperaba, fue el segundo seleccionado. Fue la escogencia de los Senadores de Carabobo y entra a los capitalinos por Johannes Ochoa.

El careta, de reputada defensiva y capacidad para llamar los pitcheos, brilló con el madero. Bateó para .422/.472/.563, pero no le bastaron las apariciones legales para ser campeón bate.

Guerreros de Caracas tomó en el tercer turno y optó por el lanzador Liarvis Breto. El zurdo tuvo 4.05 de efectividad en la eliminatoria, con 29 ponches en 26.2 innings y marca de 2-1. Cerró muy bien, tras empezar lento.

Breto entra al roster por Carlos Perdomo.

La última selección fue la de Samanes de Aragua, que optó por fortalecer el bullpen. Se trata de Anthony Vizcaya, de Líderes, con 4.26 en solo dos actuaciones. Pesó más su actuación en México, donde puso marca de 7-2, aunque con 4.93 de promedio.

El gigante de Maracay reemplazará a Daniel Jiménez con Vizcaya.

LEE TAMBIÉN:

Luis Álvarez es el primer campeón bate de la liga de verano con .378 de average

INICIO DE LAS SEMIFINALES

Este martes comienzan las semifinales en la Liga Mayor. Se jugará al mejor de 5 encuentros, para definir a los dos finalistas.

Marineros recibirá a Samanes en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia. Senadores hará lo propio con Guerreros de Caracas en el Fórum de La Guaira.

Por Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.