El Emergente

El Emergente

4 latinos entran a la recta final por el Novato del Año en la Americana

Dos son de Cuba. Uno es dominicano y el cuarto de Venezuela. La carrera por el Novato del Año en la Liga Americana también se narra en español, con cuatro latinoamericanos que entran a la recta final con claro chance ganador.

Los sluggers Randy Arozarena y Adolis García, el relevista Emmanuel Clase y el abridor Luis Heibardo García son los candidatos hispanos. No hay un claro favorito. Lo que hagan en septiembre puede ser decisivo.

No es una competencia fácil. Una rejuvenecida MLB tiene, en apariencia, más aspirantes al premio que en tiempos recientes.

Ryan Mountcastle, Garrett Whitlock y Casey Mize son casos sólidos para contender. Andrew Vaughn, James Kaprielian y Alek Manoah también, aunque han visto menos acción. Y otra media docena de reclutas asoma con estadísticas comparables en la Liga Nacional.

La dupla cubana construye su chance sobre el poder al bate. Son bombarderos que dan jonrones, aunque con características diferentes.

Quizás Adolis sea el caso más conmovedor. La suya es una historia de lucha. Sí, recibió un bono importante al completar su emigración beisbolera, tras salir de la isla y llegar a la MLB como el hermano menor y talentoso de Adonis, por entonces antesalista de los Bravos de Atlanta. Pero en marzo no tenía lugar en las Ligas Mayores. Ahora es una estrella.

El patrullero fue designado para asignación durante el Spring Training y hasta fue pasado por waivers. Los Rangers de Texas no consideraron que pudiera ser de ayuda en una justa de reconstrucción, aunque carecían de algunas figuras veteranas de años recientes. Ningún otro equipo lo quiso. Se mantuvo en la organización, pero fue enviado a Triple A.

Allá abajo se forjó una nueva oportunidad, a fuerza de tablazos. Era un desperdicio no probarlo arriba. Y cuando por fin fue llamado a Arlington, llegó como una tromba, sacudiendo vuelacercas prácticamente a diario.

Su compatriota Arozarena sí es la concreción de los planes de su escuadra. También fue un prospecto de bono millonario, pero el plan de los Rays de Tampa Bay era que ejecutara el libreto que hoy sigue casi a la perfección.

Fue la estrella emergente de los pasados playoffs. El Jugador Más Valioso de su Serie de Campeonato y una de las bazas de los floridanos para ganar la Serie Mundial. Tampoco empezó fuerte en 2021, pero no tardó en conseguir su ritmo y su producción.

Clase es el típico apagafuegos dominicano con recta poderosa y talento a raudales. Su divisa, como sucede con Texas, también está en reconstrucción. Y él ha sabido hacer bien lo que mejor hace: subir a la lomita, de preferencia en el último inning, y retar a los contrarios.

Tendría más opción si hubiera sido el cerrojo de los Indios de Cleveland durante todo el torneo. Pero aunque la tribu emplea un comité para salvar juegos, está pisando más fuerte que nunca. Este miércoles llegó a 20 entradas consecutivas sin permitir anotación.

García es el outsider en el cuarteto. Sí, su talento le abrió paso en el Big Show el año pasado, pero su rol con los Astros de Houston iba a ser limitado. Empezó como relevista intermedio, el papel más discreto en el bullpen. Y ha llegado a ser, por momentos, el principal as de los Astros de Houston, un elenco que pelea el privilegio de tener el mejor staff de la Gran Carpa.

Las lesiones de Justin Verlander, el mexicano José Urquidy y el quisqueyano Framber Valdez le abrieron las puertas de la rotación. Y no ha aflojado, aunque los dos últimos regresaran a reclamar su lugar. Él sigue allí, dispuesto a mantenerse incluso en los playoffs.

Mountcastle tiene 25 jonrones, 74 empujadas y .821 de OPS con los Orioles de Baltimore. Whitlock es uno de los relevistas más eficientes de los Medias Rojas de Boston, con 7-2 y 1.52 de efectividad. Mize es el número uno en la rotación de los Tigres de Detroit, con 7-7 y 3.59 en 25 aperturas.

Kaprielian y Manoah subieron a mitad de camino, para estabilizarse como iniciadores de los Atléticos de Oakland y los Azulejos de Toronto. Vaughn ha aportado con el bate a los Medias Blancas de Chicago.

LEE TAMBIÉN:

¿Y si al final Salvador Pérez fuera el ganador del MVP?

Todos ellos recibirán votos. Pero el Novato del Año puede ser un premio que esta vez se escriba en español.

La batalla está entre el poder bruto de Adolis (29 jonrones, aunque con .782 de OPS), el más completo Arozarena (18 vuelacercas, pero con 130 de OPS ajustado), los salvados de Clase (ya por 19, con 1.41 de efectividad) y la consistencia de Luis Heibardo (10-3 en 23 salidas, con 3.23 y 150 ponches en 128.1 innings ya).

Por Ignacio Serrano

Publicado en El Tiempo Latino, de Washington, y El Planeta, de Boston, el miércoles 1° de septiembre de 2021. Aquí el original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.