Publicidad El Emergente

El Emergente

El Emergente

Por qué las 1.800 empujadas de Miguel Cabrera valen más que 3.000 hits

Miguel Cabrera causó un revuelo durante días, al golpear el jonron 500 de su carrera en la MLB. Su búsqueda del hit 3.000 causa fervor en miles de aficionados. Pero la meta más difícil tuvo solo un aplauso momentáneo y no duró mucho más.

Quizás el club de las 1.800 empujadas no resulte tan evocador para muchos. Pero la cifra, que Cabrera alcanzó el pasado fin de semana, es mucho más difícil de lograr que los 500 cuadrangulares o los 3.000 imparables.

El solo hecho de ser más reducido debería convencer a todos de cuán raro es lo que acaba de suceder.

Solo 22 bateadores han logrado empujar tantas anotaciones en las Grandes Ligas. En cambio 28 han sacado medio millar de pelotas del parque y 32 han acumulado los tres millares de indiscutibles.

Las pruebas van más allá, pero eso solamente debería bastar.

Luego de Cabrera –y del astro dominicano Albert Pujols, que se encuentra más arriba, con 2.150– hay que ir muy abajo para hallar a los toleteros activos con más remolques en la Gran Carpa.

El veterano Robinson Canó es el principal escolta de ellos dos. Tiene 16 temporadas en el Big Show, apenas tres menos que el inicialista de los Tigres de Detroit. Ha acumulado 1.302 en total. Ocupa la casilla 114 de todos los tiempos.

Canó no va a llegar a 1.800 por edad (38) y por sus problemas con el dopaje. En 2021 no pudo disputar un solo juego debido a que cumple una segunda suspensión debido al uso de sustancias no permitidas por la MLB.

Pero es que el siguiente candidato está mucho más lejos todavía, a pesar de ser un innato productor con el madero.

El también dominicano Nelson Cruz tiene 40 años de edad, 17 torneos en las Ligas Mayores y 1.235 remolques. Se ubica en el peldaño 142 del conteo histórico.

Evan Longoria es el quinto entre los activos. Suma 1.089 y las lesiones le han hecho sufrir una marcada decadencia. Marcha en el peldaño 221.

Cabrera, recordemos, es el número 22 y ya le toca la puerta al mítico Frank Robinson (1.812) en el vigésimo primer lugar.

Tan solo otros tres peloteros todavía en acción superan las 1.000 impulsadas: Ryan Zimmerman (1.060), Joey Votto (1.058) y Justin Upton (1.000).

Votto es el único entre todos ellos, principales perseguidores de Cabrera y Pujols, que se encuentra en plena producción. Pero ya cumplió los 37 años de nacido.

Y Upton, para volver a poner las cosas en contexto, ocupa el puesto 294 de todos los tiempos.

Alcanzar 1.800 empujadas es una rareza, una verdadera gesta. Un aficionado promedio podría tener suerte de ver en el diamente a unos 10 miembros del club durante toda su vida.

Por ejemplo, el niño que se haya interesado en el beisbol al darse, digamos, la expansión de 1977, está sobre los 50 años de edad. Ese aficionado habrá visto solamente a una decena.de elegidos. Y eso, porque la Era de los Esteroides permitió a algunos aprovecharse del dopaje para inflar sus números entre los años 90 y la primera mitad de los 2000, algo prácticamente imposible ahora. Que si no, posiblemente habrían sido menos.

Mike Trout, el mejor bateador de su generación, anda en 816 rayitas llevadas a casa después de 11 campeonatos. Ocupa el puesto 482 en el conteo general.

LEE TAMBIÉN:

Manny Machado, Fernando Tatis Jr. y las caras de la debacle de San Diego

El club sería más atrayente para el gran público si fuera una cifra todavía más redonda. No es lo mismo escribir 1.800 que escribir 2.000, 500 o 3.000. Pero alcanzar 1.800 remolques es mucho más dificil de lograr que medio millar de jonrones o tres millares de hits.

Para conseguirlo, Cabrera ha tenido que llevar al home nada menos que 95 carreras por torneo, una y otra y otra vez, durante 19 años consecutivos. Y esa es otra prueba definitiva del tamaño de la hazaña que acaba de completar.

Por Ignacio Serrano

Publicado en El Tiempo Latino, de Washington, y El Planeta, de Boston, el miércoles 22 de septiembre de 2021. Aquí el original.

6 thoughts on “Por qué las 1.800 empujadas de Miguel Cabrera valen más que 3.000 hits

  1. Se acaban los epítetos y elogios para este Michael Jordan ( criollo) del beisbol. Provoca repetir lo que una vez dijo magic Johnson cuando le preguntaron quien era mejor si Jordan o él. El magic cerro el debate con esta lapidaria respuesta » no es solo el.mejor de la historia ( Jordan) grabenlo, para que sus nietos les crean lo que este tipo hace, porque si no van a pensar que usted esta exagerando»

  2. Estos numeros en carreras impulsadas, en verdad que le da a Miguel Cabrera un lugar en la historia, debemos tomar en cuenta la temporada pasada que apenas fue de 60 juegos por equipo, dejando de jugar 102 juegos, a esto sumado las lesiones que redujeron sus turnos al bate, aun asi son numeros extraordinarios, y que pasaran muchas temporadas para que puedan ser superadas. Miguel Cabrera tendria 2 temporadas mas para seguir superando cifras, yo se que apenas llegue a los 3000 hits, volveria a ser el bateador de alto promedio que nos tiene acostumbrado.

  3. Buena Nota, cuando uno soo se fija en las estadisticas mas sobresalientes como los HR y Hits, pero ver que tambien entra en un Grupo selecto en MLB nos crece mas el Orgullo tricolor en el pecho por lo realizado por Miggy…

  4. Impulsar carreras tiene como condición que alguien se haya embasado, lo cual genera presión, más aún según las circunstancias del partido en cambio pegar un jonrón o simplemente un hit en condiciones habituales es parte del oficio, es por ello que impulsar es más difícil y por ende meritorio. Bravo por Miggy..

  5. Vale recordar que Miguel tiene cuatro temporadas donde su rendimiento sufrió un bajón debido a lesiones. En 2015 solo jugó 119 , 2017 con 130 juegos y 2018 apenas 38. Para mayor precisión ver que en sus primeras 10 campañas (2da a onceava) promedio 157 juegos. Imagínenlo sano como un Stan Musial, por ejemplo. Tendría números astronómicos. Enhorabuena por el «marciano» de La Pedrea/Maracay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.