El Emergente

El Emergente

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. De Robert Pérez Jr. al Premio Luis Aparicio

EXTRABASES

Por Alfonso Saer

Y llegó la chiquita. Tiempo de especular, pronosticar, apostar, divertirse en tertulias beisboleras. Ocho equipos con la mirada puesta en la Serie Mundial. Concursantes frecuentes. Meses atrás hablamos del gusto que daría un clásico final entre Yanquis y Dodgers, ambos equipos –los más costosos– sometidos a la ley del wild card. Dos clubes conquistaron sus sectores, Tampa Bay y San Francisco, sobrevolando sobre la cima de los 100 triunfos. En el Este de la Americana cuatro plantillas jugaron sobre 90 victorias. En el Oeste de la Nacional un club (Dodgers) ganó 106 partidos y quedó segundo. Comodín histórico. En cambio, los Medias Blancas se titularon con 93 satisfacciones. Los Rays son los que mejor juegan a la pelota, hacen todo bien. Son candidatos por eso y porque tienen casi la misma escuadra del año anterior, con un manager, Kevin Cash, que cree mucho en lo que hace y lo hace de maravillas. ¿Será un comodín el campeón? Disfrutemos…

IGUALITO a papá. Robert Pérez Jr. trae alto voltaje en su genética. Es el hijo del dueño de legendarias e inalcanzables marcas en la pelota venezolana. Al verlo en el plato y en sus acciones defensivas uno ve el retrato del guayanés histórico. El muchacho, barquisimetano, 21, trata también de emular los guarismos iniciales de su progenitor. En el recientemente celebrado Mundial Sub-23, conquistado gallardamente por nuestros muchachos, el chamo brilló con letal madero. Ojalá tenga algunas oportunidades de mostrarse este mismo año con la franela guara. Es inicialista, ofrece fuerza, garra. Y viene de estirpe fina para jugar a la pelota. Ya tiene en su archivo un título que le dio lustre a nuestro país, muchas veces ajeno a lauros como este que acaba de concretarse en México con todas las de ley…

ALTA temperatura. Ranger Suárez (8-5, 1.36) se metió una temporada maravillosa, de veras inesperada. Cuando los Filis más necesitaban de un abridor acudió a la emergencia con rendimiento óptimo. Solo abrió doce de sus 39 intervenciones en la zafra, pero con resultados abismales. Los últimos siete juegos se cuentan por aperturas y los guarismos deslumbran (3-1, 1.22). El zurdo nativo de Pie de Cuesta, población aledaña a Carora, siempre ha sido un brazo de alta estima en la organización de los cuáqueros. Durante 100 años ningún zurdo hizo lo que el paisano. En el 2020 estuvo brevemente en Grandes Ligas y por ello despertó dudas acerca de su futuro. Curiosamente solo en una ocasión en esta campaña le anotaron más de dos rayitas en un encuentro. Caliente es su tierra y no menos efervescente sus actuaciones del 2021. Cerró su faena trepidante con siete innings sin carrera y nueve ponches ante Miami. Va a ser bien cotizado en la votación del «Luis Aparicio». Lo tenemos de segundo porque la primera casilla ya sabemos de quien es, Salvador Pérez. Nuestros otros candidatos son Luis García y José Altuve…

MIGUEL Cabrera, para quien debe haber alguna mención especial en el citado galardón, nos dejó algunas emociones para 2022. Los 3.000 hits –le faltan trece– quedarán pendientes para celebrar el hito en el mes de abril próximo, probablemente y si todo va bien como se espera. Será, ojalá, cerca de su cumpleaños, el 18 de esa cuarta estación del año. Ya está en el grupo de los legendarios en jonrones (502), empujadas (1.804), dobles (597) y total de bases (5.124). Pertenece a clubes muy exclusivos. Con él se puede asegurar el pasaje a Cooperstown. Una fija en el primer año de postulación…

CON menos de 500 turnos al bate, Eugenio Suárez empujó 79 carreras y conectó 31 jonrones. Eso no es lo noticioso. Resulta que el guayanés, aunque subió su promedio en septiembre, no llegó a .200, de esos casos raros que tiene la pelota. Casi que uno de cada tres imparables (100) terminó sobre la cerca. Suárez es dueño de la marca de cuadrangulares para un criollo en una campaña (49 en el 2019) y es la tercera vez que alcanza la treintena de toletazos de cuatro bases…

OTRO que ahora nos acostumbra a una sustanciosa cantidad de bambinazos es José Altuve, quien sobró la barrera citada, la cual ya logró superar en 2019 (31). No hablamos ahora del pelotero de 200 hits y pugnaz por el cetro de los bateadores. El tiempo lo ha fraguado como el abridor capaz de empujar más de ochenta carreras y botarla con frecuencia. La cifra de ponches va a ser la más alta de su carrera, pero ocurre lo mismo con los boletos. Un jugador de alguna manera transformado por esas peculiaridades del beisbol de hogaño. Ah, y el swing goloso hace que solamente cuente con cinco robos en su casillero. El «gran chiquito» es otro, sin duda alguna…

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. ¿Salvador Pérez MVP? No sería un exabrupto

SUPONIENDO que Shohei Ohtani, como se asegura con toda lógica, se quede con el MVP de la Americana, ¿quién piensan ustedes que logrará más votos entre Vladimir Guerrero y Salvador Pérez? Si sumamos guarismos ofensivos y defensivos, evaluando posiciones, el criollo reúne méritos para una segunda casilla. Y habrá quien lo ponga de primero. Un cátcher con 48 jonrones. Válgame Dios. Lo que pasa es que el japonés presenta recaudos que nadie ha reunido en el largo recorrido de las Grandes Ligas. Un raro ejemplar.

Por Alfonso Saer

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos.
Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas, compañero de las más grandes figuras de la locución en el país: Delio Amado León, Rubén Mijares, Carlitos González y Carlos Alberto Hidalgo, entre otros. También es uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país, reportero de El Nacional y El Impulso, cuya página deportiva dirigió por años.
Su columna es la más veterana entre las que actualmente se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local. 
Síguelo en Twitter: @alfonsosaer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.