El Emergente

El Emergente

Un gerente venezolano va en busca de la corona del beisbol nicaragüense

La Liga de Beisbol Profesional Nacional de Nicaragua rompió fuegos este viernes y un venezolano espera hacer historia como arquitecto de los Gigantes de Rivas, uno de los equipos más populares y competitivos de ese circuito.

Alejandro Xena, ejecutivo y agente, se estrena como gerente deportivo de los actuales campeones de la LBPN. Y al defender el título, espera convertirse en el primero entre sus compatriotas con un anillo de vencedor en el torneo del país centroamericano.

Xena es el único entre sus colegas y rivales que es nacido en Venezuela.

«Es un reto en asumir la gerencia de un equipo tan importante en este país», señaló desde suelo nica. «Es una franquicia muy nueva, pero en los últimos años atesora tres campeonatos y un subcampeonato».

ROSTER ESTELAR

Los Gigantes nacieron en 2013 y desde este viernes defienden el título de la LBPN.

Cuentan con un roster estelar, mezcla de «un gran material criollo, talento joven y material ya probado en esta y otras ligas», dice Xena.

La importación tiene como bastiones al patrullero Chris Robertson, de gran carrera en la pelota latinoamericana, y al slugger dominicano Cacao Valdez, antiguo líder jonronero de la LVBP con los Navegantes del Magallanes.

«Robertson repite y le da equilibrio a la línea central, así como mucho movimiento en las bases», recordó el venezolano. «Y nos hemos reforzado con la ofensiva de Valdez, sumamente probado (en el Caribe). Y con (el también quisqueyano) Carlos Contreras, un relevista con experiencia en MLB, que suele rondar las 97-98 millas por hora. Nos ayudará a preservar ventajas». 

El utilitly sudafricano Gift Ngoepe aporta la nota curiosa al roster. Pero también es «un guante estelar, que viene de jugar en una liga independiente a gran nivel».

«Ngoepe  puede aportarnos a la ofensiva y mejorar la parte alta del lineup», precisó Xena, que además tendrá al bigleaguer Cheslor Cuthbert, infielder hondureño de los Mets de Nueva York.

POR LA REVÁLIDA

«Queremos ir por todo, paso a paso», expresó Xena. «Hemos conformado un grupo de trabajo muy dinámico, que quiere demostrar de qué está hecho, darle alegrias al pueblo de Rivas y, sobre todo, mostrar la evolución del beisbol nicaragüense». 

«Nuestro objetivo es pelear hasta el final y repetir lo conseguido», subrayó.

Xena encuentra la vara alta. Porque cualquier cosa distinta a la corona nicaragüense significará un paso atrás en los defensores del título.

Pero parece contento con el desafío.

LEE TAMBIÉN:

Mazatlán quiere ser la tercera ciudad mexicana con beisbol todo el año

Luego de ser parte de Caribes de Anzoátegui y Bravos de Margarita en la LVBP, con experiencia como asistente a la gerencia deportiva en los Yaquis de Obregón y en Operaciones de Beisbol con los Generales de Durango, en México, le toca ahora ser el responsable de que Rivas extienda su reinado.

Y espera con ello ser, claro está, el primer gerente venezolano que levanta el trofeo en el beisbol nicaragüense.

Por Ignacio Serrano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante