El Emergente

El Emergente

EL EMERGENTE. Festín de cambios en la LVBP (III): el balance de los Tiburones

Ramón Junior García / Foto Prensa Tigres de Aragua

EL EMERGENTE

Por Ignacio Serrano

El capitán de los Tiburones, emblema del equipo presente, hijo de una leyenda de la franquicia, ahora jugará con los Tigres. De ese tamaño tendría que ser el impacto causado a contramano por el traspaso entre La Guaira y Aragua, como parte de la feria de canjes que el jueves ocurrió en la LVBP. Con esta tercera columna, cerramos la mini serie iniciada por los movimientos detonados precisamente por este mega cambio.

Tres jugadores pasaron del Universitario a Maracay. Era de esperar que el pitcher Jorgan Cavanerio fuera uno de ellos, porque fue muy vocal en su disgusto por el manejo reciente del equipo. No debería asombrar que Teodoro Martínez fuera parte del paquete, porque es un protagonista de segunda línea, de esos que a menudo son parte de cambalaches. Pero que su hermano Cafecito Martínez encabezara la cesión hecha por los escualos, eso sí fue noticia capital.

Porque José Alberto Martínez es un grandeliga en ejercicio, que faltó a la campaña 2021 de la MLB por lesión, únicamente. Porque ni en sus mejores momentos en las Grandes Ligas se olvidó de ponerse la camiseta 40 que vistió su padre. Y porque su potencial ofensivo, así como su liderazgo, eran activos de peso en la cueva derecha del parque capitalino.

No tiene sentido ya tratar de entender si la salida del Cafecito fue también una medida para moderar las críticas puertas adentro. Aunque eso pueda importar, ya que estamos ante una organización cuyos bigleaguers simplemente han decidido no reportarse.

Martínez pudiera, eventualmente, resultar incómodo por su personalidad transparente y sincera. Pero tomemos por bueno el deseo de usarle como atractivo principal para obtener piezas que pueden resultar más útiles a los Tiburones, hablando en conjunto.

Así que vayamos por partes. Y lo primero es la globalidad del intercambio. Numéricamente, La Guaira gana al obtener a cinco jugadores y ceder solamente a tres.

Uno de los que llega es Ramón Junior García. Pitcher abridor, como Cavanerio.

Hay dos patrulleros, Daniel Montaño y Eduardo Sosa, que llegan por el también jardinero Teodoro Martínez.

También un slugger, Wilson García, que irá al medio del lineup, donde solía aparecer Cafecito.

Y finalmente llega también un receptor, Francisco Arcia.

No es un mal paquete. Hombre a hombre, los salados parecieran mantener el nivel y ganar algo por abundancia.

Ramón García tiene 4.46 de efectividad en 8 temporadas y acaba de poner 3.41 de promedio con Aragua cuando estuvo sano. Tiene 30 años de edad y es agente libre en el plano internacional.

Cavanerio tiene 4.09 de promedio en 4 campañas y terminó con 4.33 en este último torneo. Cuenta 27 años de edad y tampoco milita en la pelota extranjera.

Los dos son serpentineros muy controlados, que ponchan poco. Y probablemente les veamos en la Liga Mayor, a partir de mayo.

Puede que a García le cueste un poco más lanzar en el Universitario. Es uno de los monticulistas a quienes le ponen más la pelota en juego. Ya que su nueva casa es un escenario muy corto por el center, su suerte dependerá del número de rodados que consiga. Y en consecuencia, es el tipo de tirador que necesita de su defensa, un área que últimamente no ha sido élite en la tropa guairista.

Cavanerio, además, es tres años más joven. Así que el filón, aunque pequeño, está en contra de los escualos. El recién llegado tiene cómo cubrir la tarea que hacía el que se marcha, pero sin expectativa de que vaya más allá de ese rol.

Pasemos al outfield. Teodoro no ha vuelto a batear .300 desde la 2014-2015 y su mejor OPS después de aquella justa fue .690 ahora, en la 2021-2022. En marzo cumplirá 30 años de nacido. Por fin brilló en una liga independiente, hace meses, pero no ha logrado convertirse en estrella de la LVBP.

¿Tiene las herramientas? Pareciera que sí. Sin embargo, la pérdida de los litoralenses aquí parece ser más bien de imagen. Es, después de todo, el otro hijo del Café Martínez, el astro a quien todavía recuerdan con admiración quienes le vieron jugar.

Por Teodoro llegan no uno, sino dos outfilders. Y el primero, Sosa, parece capaz de calzar los puntos del guardabosques saliente. Llegará a 31 años de edad en marzo y le supera estadísticamente (.297 con .738 de OPS en la liga, de por vida). Fue muy rápido, aunque ahora lo es algo menos. Por naturaleza es jardinero central. Batea a la zurda, otro plus. Y acaba de dejar una línea de .323/.364/.387 con los Tigres.

El otro, Montaño, es ganancia adicional, si aceptamos la idea de que el menor de los Martínez queda pagado ya con Sosa. Y esa ganancia adicional puede derivar en nada –porque todavía no ha debutado en el circuito invernal– o puede ser una alegría más.

Montaño acaba de batear .292 en Clase A, con .762 de OPS. Posee algo de velocidad, cubre cualquiera de los jardines, es otro madero zurdo y nació hace 22 años. A primera vista es casi una joya por pulir. Siendo más estrictos, todavía le falta.

De por vida tiene .252 de average y .716 de OPS en las Ligas Menores, poca cosa. Ah, pero si lo que acaba de hacer en 2021 es el despertar de su potencial, entonces este 2×1 será muy favorable a los Tiburones.

Wilson García será la pieza más seguida por los fanáticos de La Guaira, posiblemente. Es el hombre de poder, llamado a llenar el vacío que deja el Cafecito. En el papel, debería triunfar en su nuevo hogar. Porque el Universitario es un paraíso para toleteros con fuerza y él la tiene: viene de sacar 11 pelotas con Aragua, con un tope de 23 jonrones en Clase A.

Ya no es receptor, sino inicialista y designado. Probablemente estará a bordo desde el Día Inaugural y acaba de protagonizar su mejor cosecha en la liga. No tendrá la buena prensa ni la personalidad del Cafecito, pero sí el perfil para triunfar en el cemento de la UCV. Y también es zurdo.

Así que el canje ya parece equilibrado, con bemoles aquí y allá para cada club. Y eso, sin contar a Arcia aún.

Esta es la parte que permite entender a cabalidad el cambalache. Entregar a tu capitán puede tener un costo deportivo y moral importante. Pero si lo que llega cumple con creces y más, la afición y el roster lo perdonarán.

Arcia inclina la balanza. Es verdad que los salados tienen estupendos prospectos que ya se mostraron. Pero los Genovese y Fernández seguirán enfrentado restricciones mientras tengan valor en el sistema MLB. El veterano no. Y será él quien se ponga los aperos en diciembre y enero, si desde el norte mandan de nuevo a parar a los jóvenes.

Es verdad que ya estaba Juan Apodaca. Pero este, con 35 años, es un lustro mayor. Y en su última oportunidad en la LVBP puso out a solo 7 por ciento de los robadores rivales (contra 22 por ciento de su presunto sucesor).

Apodaca tiene mejores números ofensivos. Pero la diferencia de edad es importante, Arcia pasó por la Gran Carpa hace no mucho y es otro madero zurdo. Eso, claro, sin contar el aparente desapego de los meses recientes, cuando el primero se contó entre los jugadores descontentos con la gerencia saliente, lo que permite preguntarse por su continuidad en la institución.

LEE TAMBIÉN:

EL EMERGENTE. Feria de cambios en la LVBP (I): el botín de los Tigres

EL EMERGENTE. Feria de cambios en la LVBP (II): ¿Cuánto ganan las Águilas?

El balance general parece positivo. No es poca cosa salir del pelotero insignia de una divisa y embarcarse en un cambio que involucra a ocho jugadores. Si, además, el panorama final se ve auspicioso, la conclusión tiene que ser esperanzadora para quienes desean ver competir de nuevo a los Tiburones. Puede que sea ese el caso de esta transacción.

Ignacio Serrano

Ayuda a que El Emergente no se pierda un juego.

Colabora con este proyecto en la página patreon.com/IgnacioSerrano. O apóyame con cualquier monto a través de paypal.com/ignacioluiserrano.

Revisa aquí el archivo de columnas

7 thoughts on “EL EMERGENTE. Festín de cambios en la LVBP (III): el balance de los Tiburones

  1. Bueno! Esta situación no es de quién gana o pierde más! Otra vez la gerencia del equipo hace todo lo posible por disgustar a su seguidores ! Yo soy un fanático Tiburón desde hace más de cincuenta años! Ya estoy cansado de las mesquidandes y malos tratos de estos llamados » dueños y gerentes del equipo»

  2. Ignacio buenas tardes, solo una corrección. Cafecito si bien debutó con el 41, tiene varias temporadas jugando con el 40 que fue el que lució su papá.

    Saludos.

  3. Lastima que las matematicas No siempre refjejan lo que en realidad ocurre en el terreno de juego, y lo digo por las comparaciones hechas aqui enre Wilson Garcia y Cafecito
    «Meremante ofensivas»
    Con el guante ya ganan los tigres..

    Aparte que esos jugadores de sangre Fria, esos q no mas con su presencia en el Home, ya te hacen suponer va a ocurrir algo Grande, esos que inspiran a los q batean despues de su turno etc etc..
    Wilson Garcia en su mejor Temporada..
    Acaba de dejar buenos numeros, pero en contraparte seria justo tambien mencionar cuantos jugadores en bases dejo, cuantos boletos y cuantas veces puso la bola en juego..
    Ya q el beisbol es tan amplio q no siempre se ganan los juegos con jonrones..
    He alli la superioridad inmensa del Cafe Martinez..
    Sea con toque boleto fly de sacrifico en los momentos justos.
    Valen su peso en Oro…

    1. Esperemos pues que sea lo mejor para La Guaira, aunque creo e insisto en que la reconstrucción ha debido ser en base a el Cafecito y de ahí partir, pero bueno hay que pasar la página y esperar lo mejor, no queda de otra

    2. Ud se refiere a los intangibles. Eso hasta ahorita no ha sido diseñada la fórmula para su evaluacion estadística. Aunque podriamos revisar el OBP del Cafecito para considerar que no solo se embasa por su alto average sino tambien porque es muy selectivo a la hora de batear; pero nunca ha conectado 10 jonrones en esta liga.
      Por otra parte, se debe considerar la edad de Wilson Garcia que es 5 años menor que el Café y que esta pasada temporada conectó 11 jonrones, quedará por ver si se trató solo de un espejismo o es la explosion definitiva de este toletero que ademas es zurdo. Solo el tiempo lo dirá.
      Yo estoy de acuerdo con el cambio de jugadores, especialmente los «intocables» dentro de cualquier equipo, el equipo siempre estará por encima de cualquier jugador no importa la disciplina deportiva.

  4. Bueno despues de ver los analisis se puede decir que Tiburones gana pero los frios nùmeros de una temporada ya extinta solo dan un resultado de una actuaciòn y no miden el valor con que cada jugador da de si mismo a una divisa que ame o solo viva de ella. Para mi no parece tan evidente el analisis y quizas son soluciones a la falta de comunicaciòn con los ploteros en aras de un buen resultado. Y el resultado es salir de los que se quejan y no solo matar la culebra por la cabeza, sino tambìen buscar pagar menos a jugadores que no son simbolo dentro del equipo y ademas como puede esto afectar al hecho de que los MLB de la Guaira se sintan motivados a jugar de nuevo con el equipo siendo que para mi el Cafecito era un vinculo entre los grandes ligas y los demas jugadores. Hay que preguntarle a quien me parece un lider nato Migul Rojas que opina y que puede hacer el para jugar en la 22/23 con los ya consagrados y esa camada de jovenes que debutaron esta temporada pasada. El tiempo lo dira. Por otor lado temporada MLB recortada, LVBP quizas mas larga con Serie del Caribe en Caracas y La Guaira y WBC en Marzo 2023 muchas cosas interezantes y mucho espectaculo veremos que sucede. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría recibir notificaciones de El Emergente?    Claro que sí Quizás más adelante