EXTRABASES DE ALFONSO SAER. El fracaso de Venezuela en la Serie del Caribe

Fecha:

EXTRABASES

Por Alfonso Saer

HORAS después de vender cara su derrota ante Dominicana, 8-7, Magallanes fue aplastado por un rival que nadie anticipó con tanta vehemencia y calidad en esta versión de la Serie del Caribe. Aparecieron los fantasmas que torpedean con inclemente frecuencia la suerte criolla en el desafío máximo del área. Colombia pasó de ser un participante de relleno –0-10 en dos eventos anteriores– a un competidor cargado de posibilidades, profundo en sus departamentos. La reconocida potencia beisbolera criolla se ve represada cuando acude al evento de la región. Algo sucede siempre, casi nunca en el renglón positivo. Frustrante ver a un club linajudo, lleno de peloteros de alto rango, caer de una manera tan estrepitosa, aunque sabemos que el beisbol –esto dicho con frecuencia– es uno de los deportes menos predecibles…

EL segundo exportador de talento para las Grandes Ligas solo ha ganado un par de Series del Caribe en este siglo. Ante los Caimanes barranquilleros, la banda tricolor apenas pudo hacer un par de anotaciones en 18 episodios, cayendo en su primero y último juegos. Si le hubiesen pedido un rival presuntamente accesible a los técnicos venezolanos, seguramente habrían escogido a los costeños del vecino país, en el cual la pelota es poco practicada en la mayoría de sus regiones y menos publicitada a nivel nacional…

CUANDO le cayeron a palos desde el principio a Junior Guerra –se había salvado en el primer inning– el equipo navegante se desplomó anímicamente. Los vaticinios con el tirador guayanés no podían ser muy optimistas, porque a lo largo del torneo venezolano no fue el pitcher que sabemos puede ser. En el calendario nuestro no desplegó la sapiencia y control de siempre. De hecho, su falta de tino fue lo que aprovechó desde el arranque el cuadro neogranadino para ponerlo en aprietos. La desventaja tempranera desinfló, frustró, a un equipo nativo que un día antes había descontado con mucho ardor un 0-6 ante los dominicanos. En una derrota 8-1 no hay mucho para la excusa. Más bien es bueno rendir honores a un rival que no tuvo temores ante la jerarquía de sus rivales y llegó inusitadamente al título…

QUEDA claro, reiteramos, que Venezuela no resulta el cuadro de quilates que puede ser de acuerdo a su prestigio y la calidad de sus fichas. Ya van trece años sin lauros y solamente dos finales desde que los Tigres conquistaron la victoria en Mexicali. Muchas veces con equipos blindados no se alcanzaron los objetivos, y los fracasos son continuados. Los que creen en pavas harán de las suyas. Los analistas buscarán asirse a la lógica para explicar tan rotundos fracasos de un país que en relieve beisbolero solo está por detrás de República Dominicana en el área caribeña…

ANTE Colombia  quedó la sensación de que Guerra fue aguantado en demasía en la lomita, sobre todo cuando había salido indemne en un primer inning donde sus contrarios le descubrieron la inefectividad…

SE termina un clásico marcado por pitcheo hermético. Algo se podía anticipar porque el “Quisqueya-Juan Marichal” es un parque hostil para los bateadores. Los jonroneros no tienen allí el paraíso que pueden encontrar en otros escenarios. Incluso hubo un intento  de Juego Perfecto en el tope que los locales le ganaron a México, 2-1. Tyler Alexander abrió el noveno sin que ningún rival hubiese pisado la inicial. Antes, por la tarde, el zurdo Elniery García –dominicano, para más señas– amarró sin imparables al Magallanes durante siete capítulos, corroborando aquello de que quien batea mucho en un partido, probablemente  se ve huérfano de incogibles al día siguiente. México, el otro semifinalista vencido, llegó al choque ante Dominicana con 29 entradas seguidas sin tolerar anotaciones. Los de casa solamente pudieron fabricarles dos en el careo referido, pero igual los Charros se fueron más temprano de vuelta a casa…

EL éxito deportivo se mide de dos maneras: lo visto en el terreno y la presencia en las tribunas. En ambos casos la serie de este año ha tenido positivismos elocuentes. Santo Domingo no quería la sede hace meses y ahora ha visto cómo su parque legendario se llenaba a diario para ver a los pupilos del Cibao. La alegría en los escaños es única. Pocas aficiones son tan alegres como la de este país de crecimiento constante en el deporte que los apasiona y los hace millonarios. La justa con seis equipos es otra cosa. La competencia se hace más atractiva y en especial cuando los nuevos contendores, Colombia y Panamá, han demostrado que no son comparsa, ni menos que nadie…

LEE TAMBIÉN:

EXTRABASES DE ALFONSO SAER. Magallanes fue el triunfo del team work

Y ahora llega la pausa hasta octubre. Se termina el beisbol en el área. Los vientos que soplan desde USA son tibios, porque no se sabe nada concreto sobre la temporada de Grandes ligas. Entre MLB y la Asociación de Jugadores hay distancias más o menos preocupantes, especialmente en el tope salarial, tiempos del arbitraje, compensaciones, fondo de bonificación previo al arbitraje. Dos piedras de tranca se advierten, de acuerdo a la página de MLB: el tiempo del arbitraje y el reparto de los ingresos, aparte del salario mínimo. Algo parece fijo: no tendremos temporada en el tiempo previsto, a menos que haya un improbable acuerdo inmediato y una drástica reducción de los entrenamientos.

(Alfonso Saer)

Alfonso Saer tiene más de 50 años en los medios de comunicación venezolanos.
Es la voz más reconocible del Cardenales de Lara desde hace décadas, compañero de las más grandes figuras de la locución en el país: Delio Amado León, Rubén Mijares, Carlitos González, John Carrillo y Carlos Alberto Hidalgo, entre otros. También es uno de los periodistas de mayor trayectoria en el país, reportero de El Nacional y El Impulso, cuya página deportiva dirigió por años.
Su columna es la más veterana entre las que actualmente se escriben en Venezuela para la prensa deportiva local. 
Síguelo también en Twitter: @alfonsosaer

Ignacio Serrano
Ignacio Serranohttps://elemergente.com/
Soy periodista y actor, y escribo sobre beisbol desde 1985. Durante 33 años fui pasante, reportero y columnista en El Nacional, ESPN y MLB.com, y ahora dirijo ElEmergente.com. También soy comentarista en el circuito radial de Cardenales de Lara y Televen. Premios Antonio Arráiz, Otero Vizcarrondo y Nacional de Periodismo.

4 COMENTARIOS

  1. Hasta los mismos fanáticos venezolanos muestran carencia de testosterona en estos torneos.Escuche en una trasmision, como centenares de fanáticos comentaban que ligaban jugar con Colombia, xq era la vía mas facil para llegar a la final. Vean los resultados. En beisbol, se enfrenta los retos, el campeón no se siente inferior a nadie…

    • No es carencia de testosterona…simplemente muchos incluyendo los que cubren los medios no quieren ver la realidad de la liga Venezolana…cada año se hace menos competitiva a nivel del caribe.

  2. Mi análisis en lo que respecta a la participación de Venezuela en la serie del caribe, viene a ser que a la nave turka le faltó una buena dirección Wilfredo Romero careció de algo que un buen manager debe tener INTUICIÓN, Veamos: Primer punto negativo, Junior Guerra, lanzó un primer ining en el cual dejo al desnudo lo que traía,
    caimanes por inexperiencia o por respeto a Magallanes lo perdonaron, Wilfredo si hubiese intuido lo que pasaba lo tenía que haber quitado, ya Junior Guerra, traía antecedentes de que no andaba bien, que no era capaz de colocar sus envíos en zonas importantes de strike, por eso fue bateado con facilidad en el segundo ining, porque los caimanes corrigieron el error del primer ining y lo lograron batear facilmente, peor aún para el señor manager, le abren a su lanzador con dos batazos buenos y no salió a cambiarlo, lógicamente porque no tuvo INTUICION de tener un pitcher de relevo calentando, segundo punto negativo de la conducción o manager, Wilfredo, no sintió respeto por las demás divisas, caso específico los caimanes de Colombia, exceso de confianza, a los contrarios hay que verlos con respeto, así, no tengan la jerarquía que usted como manager no le quiera aceptar, recordemos el béisbol son 9 contra 9 y no hay rivales pequeños, y este manager vio a los caimanes como algo insignificante. Entonces señores, equipo había, porque en realidad llevaron peloteros de renombre y experiencia en grandes ligas, pero con eso no se ganan los juegos, se ganan a palo y con buen picheo y no con camisetas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Comparte en tus redes:

Más noticias

Sigue leyendo
Sigue leyendo

Lo bueno que dejó la Liga Mayor para Caribes: explosión ofensiva de 2 shortstops 

A diferencia de otros clubes de la LVBP, no...

Gleyber Torres triplica y alcanza marca de Bob Abreu entre venezolanos de los Yanquis

Gleyber Torres triplicó y fue productivo con el madero...